Los fundadores de Barnhouse, Neil Reen y Sina Nagl, fueron los primeros motores en el desarrollo orgánico de los años setenta. En primer lugar, fueron impulsores apoyando a la agricultura ecológica. Como no eran agricultores y les encantaba la granola, decidieron producir la primera granola ecológica en su pequeño apartamento de Múnich e inventaron así «Krunchy». Lo distribuyeron en bicicleta a las 4-5 tiendas de productos ecológicos que había en Múnich en ese momento.

Martin Eras, Consejero delegado de Barnhouse

Después de 40 años desarrollando Barnhouse con éxito, en noviembre de 2019 se retiraron y decidieron vender la empresa a Stefan y Sebastian Hipp, empresarios orgánicos y agricultores. Los hermanos, conocidos por los alimentos ecológicos para bebés, continúan el viaje de esta conocida empresa pionera. Ahora, con el liderazgo de Martin Eras, un consejero delegado con experiencia en empresas líderes de capital medio de sectores y modelos de negocio muy diferentes, Barnhouse trabaja actualmente en un enfoque coherente para hacer frente a los retos actuales como la distribución ecológica especializada que, en palabras del Sr. Eras «ha hecho que el sector haya crecido durante los últimos 40 años y la haya situado donde está ahora en toda Europa«, y los cambios provenientes de nuevos actores como los minoristas y los discounts, la digitalización y los nuevos modelos de distribución.

Barnhouse ha sido pionero mundial: la historia de la empresa comienza en 1979 con el primer muesli crujiente ecológico. ¿Cuál es la clave de su éxito?

Durante los últimos 40 años, los fundadores desarrollaron el negocio hasta la escala actual. Y el crecimiento de Barnhouse ha sido paralelo al crecimiento del movimiento y del mercado ecológico alemán y europeo. En Alemania, tenemos aproximadamente un 70% de la cuota de mercado de muesli crujiente ecológico en el mercado especializado y una distribución cercana al 100% en el mundo de las tiendas ecológicas. En Alemania, cuando disfrutáis de un crujiente ecológico, es probable que lo produzcamos nosotros.

«Los fundadores de Barnhouse fueron impulsores apoyando a la agricultura ecológica. Como no eran agricultores y les encantaba la granola, decidieron producir la primera granola ecológica en su pequeño apartamento de Múnich»

Nuestro lema es «siempre la calidad primero» (nunca hemos tenido un enfoque «primero volumen»): siempre ha sido la calidad. Recetas muy puras, sin trucos de tecnología alimentaria, ingredientes de primera categoría. Estos factores llevaron a un alto nivel de calidad con el que estábamos y estamos siempre comprometidos. Y el sabor, por supuesto: nuestro crujiente, un factor de crujiente muy específico.

¿Como se ha adaptado Barnhouse al crecimiento, los cambios y retos del sector, sin perder su esencia?

Creo que no cambiamos nada. Ha sido y es siempre ¡la calidad por delante! Nuestra Miel Krunchy tiene la misma receta que la del apartamento de Múnich. La calidad impone recetas y procesos de producción, no viceversa, lo que a menudo se practica para hacer la producción barata.

La Covid-19 hizo que el año pasado fuera extremadamente difícil para Barnhouse debido a la gran demanda. La Covid-19 es una crisis sanitaria que impulsa el desarrollo ecológico. Aunque ya tenemos tres turnos diarios de lunes a viernes, hemos tenido que añadir turnos de fin de semana adicionales. El crecimiento en Alemania fue muy fuerte, pero otros países de Europa no se quedaron atrás.

La Covid-19 también fue un reto personal para mí, ya que era nuevo en la empresa y en la industria ecológica. Pero contamos con expertos en Barnhouse que conocen en profundidad el negocio ecológico y sus motores. Todo el mundo me apoya con respecto a las especificidades del mundo ecológico y todavía estoy aprendiendo de la gente de la empresa.

¿Qué es la «avena Barnhouse»?

Tenemos un grupo de 88 agricultores ecológicos regionales que cultivan toda la avena y la espelta que procesamos en nuestros productos Barnhouse. Los conocemos bien, tengo conversaciones con ellos, tenemos reuniones de equipo con ellos, discutimos cosas. No es un grupo de personas que nos envían productos: trabajamos juntos para desarrollar y promover la agricultura ecológica. Están muy comprometidos con nosotros y nosotros con ellos. Y ese es un concepto muy emotivo y convincente para el consumidor final: entender no sólo que el producto es ecológico, sino conocer la región y los agricultores de los que proviene el grano. Ahora extendemos este enfoque regional a los tipos Krunchy, que se producen exclusivamente para España e Italia. Incluso la gente de España e Italia agradece nuestro concepto agrícola regional en Baviera.

En el paquete, verá los nombres y las caras de nuestros agricultores. Es muy significativo para nosotros tener la fuente de ingredientes alrededor de nuestra empresa y estamos muy contentos de trabajar con nuestros agricultores. Todos los campos de avena se encuentran a menos de 100 kilómetros alrededor de nuestra fábrica, la mayoría incluso a menos de 50.

«Haga los campos salvajes de nuevo» – ¿Qué nos puede decir sobre el proyecto de hierbas silvestres?

Estamos enfrentando problemas con los desarrollos agrícolas convencionales que están empujando nuestros suelos hasta sus límites. Falta la biodiversidad, los monocultivos ponen en peligro nuestros campos y suelos con respecto a la desertificación. Es un problema si no lo abordamos. Nosotros estamos intentando volver a cultivar las tierras de cultivo y motivar a los agricultores para aumentar la biodiversidad y revitalizar el humus. Es tan importante ayudar al terreno a obtener tiempo de recuperación. Porque incluso la agricultura ecológica a veces lo olvida. La estructura agrícola debe cuidar de la tierra cultivable y de la biodiversidad. Queremos animar a la agricultura ecológica a dar un paso más.

Esto va de la mano con la filosofía del Grupo HIPP

Absolutamente. Están muy comprometidos con ello. Ellos ponen el enfoque en el coste real y mejoran realmente la huella de carbono. Somos una empresa pequeña y lo bueno es que podemos aprender de ellos. No formamos parte del Grupo HIPP, pero, por supuesto, tenemos una relación muy estrecha.

¿Por qué optasteis por no poner nada de aceite de palma en toda vuestra gama de productos Krunchy?

Es un desarrollo interesante. Todas nuestras recetas se procesaban con aceite de palma al principio. Teníamos un muy buen proyecto de suministro ecológico en América del Sur, no en Indonesia, sin deforestación desde hace muchos años y con altos estándares sociales. Pero al final, el consumidor final dio el veredicto: el aceite de palma no es aceptable, sea como sea. No llegamos al cliente con el enfoque razonado de nuestro aceite de palma. Especialmente los consumidores finales en España frenaron las ventas debido a nuestro contenido en aceite de palma, por lo que decidimos hacer una dura parada en el aceite de palma y pasamos al aceite de girasol sin perder calidad y sabor. ¡Esto fue un reto!

«La calidad impone recetas y procesos de producción»

¿Qué pasa con el packaging?

No dejamos de pensar en ello. ¿Cómo podemos mejorar el packaging? Nuestra lámina de plástico es muy delgada y se puede reciclar fácilmente. Necesitamos un embalaje que mantenga nuestros productos frescos y crujientes, y éste es el requisito básico y nada despreciable. Estamos constantemente comprobando los nuevos desarrollos con los proveedores, pero hasta ahora la fórmula que estamos utilizando es la mejor opción en cuanto a la sostenibilidad y frescura del producto.

¿Qué pensáis de las tiendas especializadas?

Las tiendas ecológicas, el mercado especializado, son nuestra base de origen. Las tiendas especializadas nos apoyaron y nos ayudaron a convertirnos en la empresa que somos. No hay ninguna duda. La pregunta es qué vendrá.

En Alemania, el negocio está cambiando. Las tiendas ecológicas típicas de los primeros días con un propietario se están desplazando hacia tiendas de cadenas ecológicas. También tenemos que ver cuáles son los pasos posteriores relacionados con la pandemia Covid-19. Ahora la gente busca una manera de comprar de parada única. Veremos cómo se desarrolla esto. Las tiendas especializadas deben desarrollar estrategias para hacer entrar la gente en sus tiendas. La frecuencia de los consumidores es fundamental. Deben llegar a conceptos nuevos. Conceptos que atraerán al consumidor final. Esto es vital.

«Queremos animar a la agricultura ecológica a dar un paso más»

¿Cómo ve la evolución del Mercado Ecológico Español?

Estamos muy contentos de nuestra evolución. España es muy importante para nosotros. Es un mercado muy interesante, con una sólida base de tiendas ecológicas especializadas. Nuestro desarrollo es prometedor. Nuestros bestsellers en España son SUN ‘Oat’ y ‘Apple Cinnamon’.

Formáis parte de OPTA, la asociación de procesadores y comercio orgánico. ¿Cuál es vuestro compromiso con el Sector Orgánico Europeo?

Como he dicho: nuestro compromiso es claro. El impulso histórico y actual de Barnhouse es la agricultura ecológica. Nuestro sistema alimentario y agrícola convencional muestra sus límites. Necesitamos una cadena de suministro ecológica fuerte y potente en cuanto a los procesadores y comerciantes. Y creo que lo necesitamos para crear futuro. El sistema actual se encuentra al final de su ciclo de vida. Mirad la crisis de la Covid-19. OPTA es muy eficaz en la forma en que quieren transformar el sistema alimentario y agrícola europeo y en la forma en que quieren formar parte de los desarrollos políticos. Todos sabemos que es un proceso complejo y hay muchos intereses presentes a nivel de la UE, pero es necesario un apoyo adicional para el sector orgánico.

Autor: Oriol Urrutia, Co-editor y Politólogo

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Junio 2021

1 Comentario

  1. Aunque estén ricos de sabor los productos barnhouse, hasta hace no mucho, las grasas utilizadas eran palma, y no me vale que sea palma no hidrogenada. La palma deforesta, desequilibra el ecosistema y mata de hambre a la fauna autoctona a parte de lo nocivo para nuestra salud. Mucho eco y detrás nos meten ingredientes de muy dudosa calidad con certificado eco. Hace tiempo que saque de mi despensa los productos barhouse, no me gusta que me la den con queso

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here