Pocos de nosotros hemos leído el informe de 3.949 páginas publicado el 9 de agosto del 2021 por el IPCC, el grupo intergubernamental de la ONU sobre cambio climático.

Cambio climático y alimentación ecológica
123rfLimited©josiephos. Ganado vacuno, principal emisor de metano

Reciente informe sobre el cambio climático

Más de 100 científicos destacados de muchos países nos advierten que la crisis climática es real, los humanos la han causado, y está empeorando. El informe concluye que la agricultura animal contribuye considerablemente al problema (que la mayoría de los medios de comunicación han ignorado).

Este es el sexto informe exhaustivo que el IPCC ha producido desde su creación en 1988, y todos muestran la misma imagen. Las actividades humanas crean gases de efecto invernadero que calientan el planeta y cambian drásticamente su clima. Cada informe muestra cómo el problema empeora.

Los principales puntos del último informe son:

  • La temperatura global de la superficie fue 1,09°C superior en la década entre 2011 a 2020 que entre 1850-1900.
  • Los últimos cinco años han sido los más calientes registrados desde 1850.
  • La tasa reciente de aumento del nivel del mar se ha casi triplicado en comparación con la de 1901 a 1971.
  • Es muy probable (90%) que la influencia humana sea el principal motor de la retirada global de los glaciares desde los años noventa y de la disminución del hielo marino del Ártico.
  • Es prácticamente seguro que los períodos de extremo calor son más frecuentes e intensos desde los años cincuenta. También, los eventos fríos son menos frecuentes y menos graves.

Cómo afecta el metano al cambio climático

El informe también resalta el papel de otro gas de efecto invernadero importante: el metano (CH4). Este gas es responsable de casi una tercera parte del calentamiento global, porque su impacto es 84 veces mayor que el CO2 en más de 20 años.

Una reducción fuerte y rápida de las emisiones de metano no sólo frenarían el calentamiento global, sino que también mejorarían la calidad del aire. A pesar de su  impacto sobre el calentamiento global, el metano ha recibido mucha menos atención que el CO2 y no está incluido en las promesas climáticas de la mayoría de los países.

La agricultura animal

La agricultura animal es uno de los principales emisores de este gas. Por lo tanto, la alimentación ecológica podría ser parte de la solución, pero sólo si elimina los fertilizantes de origen animal (y por tanto si se convierte en agricultura vegánica regenerativa). Esto es porque el estiércol que se utiliza normalmente en la agricultura ecológica convencional es parte del problema. El informe del IPCC dice esto sobre el metano:

«En los sectores de la agricultura y los residuos, la producción ganadera tiene la mayor fuente de emisiones (109 Tg año el 2008-2017) dominada por la fermentación entérica alrededor del 90%. El metano se forma durante el almacenamiento de estiércol, cuando se desarrollan condiciones anóxicas (Hristov et al., 2013). Las emisiones procedentes de la fermentación entérica y el estiércol han aumentado gradualmente, pasando de unos 87 Tg al 1990 a 1999 a 109 Tg al 2008-2017, principalmente debido al aumento del número total de animales en el mundo».

Una reducción fuerte y rápida de las emisiones de metano no sólo frenarían el calentamiento global, sino que también mejorarían la calidad del aire

Durwood Zaelke, presidente del Instituto para la Gobernanza y el Desarrollo Sostenible, dijo a The Guardian: «Reducir el metano es la oportunidad más grande para frenar el calentamiento de aquí al 2040. El cambio climático es como una maratón: tenemos que seguir la carrera. La reducción del dióxido de carbono no conducirá al enfriamiento en los próximos diez años y, más allá de eso, nuestra capacidad de afrontar el cambio climático estará tan severamente comprometida que no podremos continuar. Recortar metano nos da tiempo».

En el año 2015, el acuerdo climático de París creó como objetivo mantener el aumento de las temperaturas mundiales por debajo de los 1,5°C. El nuevo informe del IPCC concluye que, según todos los escenarios considerados, este objetivo no se alcanzará este siglo, a no ser que se produzcan muchos recortes de la emisión de carbono y metano. Desafortunadamente, los científicos de la IPCC confirmaron que asumiremos esta temperatura en 2040.

Cambio climático y alimentación ecológica
123rfLimited©inkdrop. Manifestación en Londres 2019

Efecto desigual alrededor del mundo

Este calentamiento tendrá un efecto diferente en diferentes partes del mundo, forzando a los agricultores ecológicos a adaptarse a los cambios. Probablemente, la península ibérica será más árida y caliente, pero también podrá sufrir más lluvias torrenciales devastadoras. Los científicos han dicho que el calentamiento global hace que las inundaciones como las que Europa occidental sufrió en Julio del 2021 sean hasta nueve veces más propensas.

En las Islas Británicas, por otra parte, el clima podría volverse más frío, ya que actualmente es relativamente caliente considerando su latitud (la misma que en Alaska o Siberia) gracias a la corriente del Golfo, que puede cambiar de dirección con el cambio climático.

Los cambios de temperatura también podrían causar la migración hacia el norte de algunas especies de insectos problemáticas para la agricultura. Podrían expandirse a zonas que antes eran demasiado frías para ellas. Los agricultores ecológicos que no utilizan pesticidas podrían estar más afectados con estos cambios.

Hay dos cosas básicas que la humanidad tiene que hacer: dejar de emitir gases de efecto invernadero (CO2, CH4, etc.) y aumentar la captura, el secuestro y el almacenamiento de CO2 atmosférico

¿Qué debemos hacer?

Hay dos cosas básicas que la humanidad tiene que hacer: dejar de emitir gases de efecto invernadero (CO2, CH4, etc.) y aumentar la captura, el secuestro y el almacenamiento de CO2 atmosférico. Dos grandes cambios sistémicos pueden lograr esto: detener la agricultura animal y la extracción de combustibles fósiles, y sustituirlos por la agricultura vegànica regenerativa y fuentes de energía sostenibles (como eólica, solar, y geotérmica). Ya tenemos toda esta tecnología. Sólo necesitamos la voluntad política y comercial para utilizarla de manera significativa.

Ha habido grandes avances en el sector energético. Por ejemplo, en 2020 las energías renovables proporcionaron un récord del 43% de la electricidad del Reino Unido. Sin embargo, en el sector agrícola, seguimos estancados en prácticas ineficientes y crueles del siglo XX.

Ya es hora de que cambiemos la producción de productos alimenticios, no sólo para mejorar nuestra salud, sino también la del planeta.

Autor: Jordi Casamitjana, Zoólogo, investigador científico y consultor

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Octubre 2021

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here