Las proteínas son esenciales: construyen y regeneran nuestros tejidos y órganos y realizan la mayor parte del trabajo celular. Mantienen activo nuestro metabolismo, por lo que integrarlas abundantemente en nuestra dieta es fundamental.

Proteínas, base de una alimentación saludable
123rfLimited©anaumenko. Selección de proteínas vegetales

Dietas ricas en proteínas

En el contexto de una alimentación consciente y saludable, las dietas proteicas ganan popularidad. Se caracterizan por ser ricas en proteínas y bajas en hidratos de carbono, mejorando la composición corporal y el rendimiento físico y mental de nuestro cuerpo.

Al reducir el consumo de hidratos de carbono de forma drástica y remplazarlos por las grasas, se desencadena una reacción metabólica llamada cetosis (de ahí la llamada dieta keto o cetogénica), en que el cuerpo cambia su fuente de energía principal: ya no es de la glucosa procedente de los hidratos de carbono, si no de la grasa almacenada en los tejidos de donde se obtiene la energía necesaria para un correcto desarrollo físico y cerebral.

La principal ventaja de este tipo de alimentación es que permite utilizar el metabolismo de la grasa como sustrato energético. Esto limita la glucosa en sangre y los niveles de insulina, evita las subidas y bajadas de azúcar y favorece unos niveles de energía más estables, importantes en la prevención de enfermedades como la diabetes tipo II, la obesidad o la hipertensión, entre otras. Por otro lado, aumenta las enzimas antioxidantes, rebaja la inflamación y el estrés oxidativo y mejora el rendimiento deportivo, manteniendo la masa muscular.

¿Qué alimentos son la base?

Legumbres, cereales, vegetales… son alimentos ricos en proteínas. Pero muchos de ellos lo son también en carbohidratos y azúcares. Por ello, saber qué alimentos son beneficiosos para nuestro organismo, cómo combinarlos y en qué cantidades, es clave al seguir una dieta de este tipo.

Dado que la ingesta de carbohidratos se limita, la suplementación de vitaminas, minerales y ácidos omega muchas veces es necesaria

Las dietas proteicas priorizan las verduras de hoja verde y ensalada (brócoli, pepino, calabacín, rábano); frutas y bayas bajas en carbohidratos (coco, frutos rojos, limón); grasas saludables (aceite de oliva virgen extra, aguacate, cacahuetes); frutos secos (nueces, avellanas, piñones, almendras), pipas y semillas (sésamo, calabaza); proteínas vegetales como tofu, seitán o espirulina; y agua, té, infusiones o café, entre las bebidas.

Dado que la ingesta de carbohidratos se limita, la suplementación de vitaminas, minerales y ácidos omega muchas veces es necesaria. Por ello, en este tipo de dietas, se recomienda la supervisión profesional de dietistas y nutricionistas especializados.

Autora: Ariadna Coma, Periodista.

PATROCINADO POR
Herbolario Navarro | Casa Fundada en 1771

Herbolario Navarro

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Diciembre 2021

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here