Ha llegado finalmente el frío a nuestro hemisferio y, con él, los malditos resfriados. Si nuestro terreno está debilitado por una alimentación pobre en nutrientes y demasiado estrés, entonces será difícil no caer en infecciones oportunistas.

 ¡La despensa al rescate de los resfriados!
123rfLimited©fahrwasser. Té Masala con especias y galletas de jengibre

Por suerte, no todo está perdido: si los resfriados llegan, allí está nuestra despensa llena de alimentos que nos pueden ayudar a superarlos de forma fácil y segura.

Pero, antes, entendamos los resfriados

El resfriado es una infección típica de las vías respiratorias altas, con síntomas muy incómodos como tos persistente, mocos (muchos), fiebre (menos común), molestias en la garganta, etcétera, causada por diversos virus, muy común en épocas de cambios de temperatura y que suele pasar al cabo de unos días.

Fiebre, mocos y toses, son síntomas con funciones importantes para combatir los microorganismos y, por tanto, lo mejor es acompañar el proceso, mucho más que anularlo.

3 ingredientes infalibles, para toda la familia

Superar un resfriado con alimentos de la despensa es algo que ya hacían nuestras abuelas y que servirá no sólo para controlar la sintomatología, sino también para aumentar las defensas y evitar recaer.

Cebolla

Gran remedio que nos ayudará a sacar mocos para afuera, matar gérmenes y respirar mejor.

Además de incluirla en los platos, una manera muy simple de utilizarla y efectiva igualmente es cortar una cebolla por la mitad y dejarla junto a la cama de la persona resfriada, toda la noche. Los aceites esenciales de la cebolla pasan al aire y realizan una acción expectorante y antiséptica. Para seguir aprovechándola se vuelve a cortar en pedazos más pequeños para las siguientes noches. Hasta que deje de oler (cuando ya no huele, es que no está soltando aceites esenciales).

Otra manera de utilizarla es tomarla en una infusión. Si le añades un poco de miel no es nada desagradable de sabor y alivia mucho las molestias de garganta. Se puede ir tomando a sorbitos durante todo el día.

Ajo

Al igual que la cebolla, este tesoro de la naturaleza no sólo tiene propiedades antisépticas muy potentes, sino que también es un gran aliado del sistema respiratorio y pulmones, ya que promueve la fluidificación y expulsión de mocos. Asimismo, refuerza el sistema inmunológico.

Jengibre

Otro “must” de la despensa antiresfriados, pues, además de calentar el organismo y reconfortarlo, es uno de los remedios más efectivos para aliviar la tos y expulsar la mucosidad y combatir la infección.

El jengibre tiene la característica de reforzar las digestiones y esto, aunque parezca desligado, es clave para nuestro sistema inmunitario.

También es muy fácil de incorporar en una crema de verduras, en una infusión, añadiendo un pedacito del rizoma y desecharlo antes de beber el líquido, o, incluso, en forma de caramelos que podemos ir chupando y que suele ser la alternativa terapéutica preferida de las criaturas de la casa, que a veces son más reticentes a los caldos e infusiones.

La clave fundamental

En el afán por buscar remedios, muchas veces olvidamos lo más importante cuando enfermamos: descansar. Sin lugar a dudas, frenar es la mejor inversión para evitar recaer. Debemos entender que, durante la enfermedad, nuestro sistema inmunitario necesita muchísima energía para poder pelear y recuperarse.

La exposición al sol, asimismo, es un gran complemento para los ratos de reposo pues, como ya sabemos, sus rayos son importantes moduladores de los ritmos circadianos y la vitamina D es una hormona de vital importancia para el sistema inmunitario.

RECOMENDADO POR
Sol Natural

Autora: Pilar Rodrigáñez, Técnica Superior en Dietética.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Diciembre 2021

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here