El cacao es el dulce favorito de gran parte de la población mundial. Un superalimento que seduce por su sabor, sus propiedades saludables y el efecto estimulante que tiene sobre las emociones, especialmente la felicidad. Lo que muchos no tienen en cuenta es que su producción a menudo está asociada a palabras como sobreexplotación o insostenibilidad ambiental y social. Frente a ello, el cacao ecológico y de Comercio Justo se erige como una alternativa que convence cada vez a más consumidores.

cacao ecológico
Granos de cacao y cacao en polvo. 123rf@belchonock

La producción de cacao ecológico sigue creciendo

El cacao es uno de los cultivos ecológicos permanentes más destacados, después del olivo, el café, la uva y las nueces. En 2019, la superficie del cacao ecológico sumaba un total de 363.706 hectáreas en todo el mundo, representando el 3,1% del total de la producción ecológica, destaca FiBL en su último informe The world of organic agriculture (2021). En concreto, aumentó en más de 42 mil hectáreas respecto al año anterior. Por regiones, África lidera la producción, con 217.169 hectáreas y el 60% de la producción mundial. Le sigue América Latina, con 146.114 hectáreas, y finalmente Asia con un total de 423 hectáreas. Por países, República Dominicana encabeza la producción (con 89.623 hectáreas), seguida de Sierra Leone (79.797 ha) y Congo (71.609 ha).

La superficie del cacao ecológico sumaba un total de 363.706 hectáreas en todo el mundo en 2019

Un dato especialmente interesante es que la producción ecológica del cacao tiene perspectivas de crecimiento en los próximos años: 4.474 hectáreas, distribuidas alrededor del mundo, se encuentran bajo conversión ecológica. En este sentido, destacan Ecuador, Nicaragua, Bolivia y Ghana, los países que actualmente apuestan por la transición hacia sistemas agrícolas sostenibles.

Cacao ecológico
El cacao en polvo se extrae de los granos de cacao. 123rf@yelenayemchuk

Un mercado diverso y extenso

El cacao es un producto popular y el mercado de esta materia prima es muy diverso, ya que se abastece de granos de diferentes orígenes y calidades. Según el estudio de FiBL, cuenta con un volumen aproximado de unas 66.000 toneladas métricas en todo el mundo. Y es que la demanda de chocolate no para de crecer. Un informe reciente del Centro para la Promoción de las Importaciones de los Países en Desarrollo (CBI) apunta que el consumo medio de chocolate en el mundo se estima en 0,9 kilogramos per cápita al año. En términos generales, Europa es el mayor mercado mundial de fabricación y exportación de chocolate, junto a los Estados Unidos, y presenta promedios de consumo más elevados: en Alemania el consumo anual de cacao por persona de 11kg, mientras que en Suiza y Estonia es de 9,7kg y 8,8kg respectivamente.

Cacao ético y bio, como respuesta a un modelo productivo insostenible

Los datos muestran que, mientras que el cultivo de cacao se encuentra principalmente en las regiones tropicales de los países del Sur, la mayor parte del procesamiento y el consumo de productos de cacao se dan en los países industrializados. Según informes de Fairtrade Iberia, el cacao se cultiva en más de 30 países en vías de desarrollo y 14 millones de personas dependen de la producción de cacao para su subsistencia en todo el mundo.

En términos generales, se calcula que el 90% de la producción mundial de cacao proviene de pequeñas empresas y cooperativas familiares que cultivan el cacao en campos pequeños, de menos de 5 hectáreas. La mayoría de ellas se concentran en Costa de MarfilGhana, Perú y República Dominicana. En estas regiones, la producción se apoya en pequeños productores que, con mucha frecuencia, trabajan en condiciones de desigualdad, injusticia y explotación.

La producción de cacao se apoya en pequeños productores que con mucha frecuencia trabajan en condiciones de desigualdad, injusticia y explotación

A pesar de ser un producto con una gran demanda, el precio de los granos de cacao se ha desplomado en los últimos años. Además, el acceso de los pequeños productores al mercado es difícil. Todo ello provoca desequilibrios en la cadena de producción que convierten al cacao en un producto de consumo lucrativo. Por ejemplo, los productores tan solo ganan una media del 6% del valor final de una barra de chocolate. Un porcentaje ínfimo del valor de venta.

El Comercio Justo marca la diferencia

El Comercio Justo (Fairtrade) nace para revertir esta situación. El objetivo es hacer más sostenible el cultivo del cacao para que los agricultores puedan mantenerse mejor a sí mismos y a sus familias. Es un modelo que marca la diferencia en la vida de los productores, garantizando sistemas de producción económica y socialmente sostenibles, asegurando un precio mínimo, por debajo del cual no se puede comprar ni vender el cacao. Además, respalda una remuneración justa, con un margen suficiente para vivir y trabajar en condiciones dignas a medio y largo plazo.

cacao ecológico
Mazorcas de cacao en el árbol de una finca de cacao ecológica en República Dominicana. 123rf@gar1984

Muestra de ello es el último informe de Fairtrade International. Los datos apuntan que desde octubre de 2019 hasta diciembre del mismo año, los agricultores de Costa de Marfil ganaron 15,1 millones de dólares más en sus ventas de Comercio Justo en comparación con los precios convencionales. Y esto es solo un ejemplo. En 2018, un total de 323 organizaciones de agricultores, que representan a 322.363 pequeños agricultores, tenían un certificado para producir y vender cacao de Comercio Justo.

Además, se ha producido un fuerte aumento en las ventas de granos de cacao que son a la vez ecológicos y de Comercio Justo. Es decir, cacao sostenible desde el punto de vista socio-económico y también ambiental: se produce y se procesa mediante técnicas naturales como la rotación de cultivos, la protección biológica de los cultivos, el abono verde y el compost. Entre 2014 y 2018, los granos de cacao certificados por ambos estándares aumentaron un 39% a nivel mundial, ascendiendo a casi 34 mil toneladas en 2018.

Entre 2014 y 2018, los granos de cacao certificados por los estándares ecológicos y de Comercio Justo aumentaron un 39% a nivel mundial

Debido a los cambios de consumo generalizados, la demanda de cacao ecológico aumenta y se espera que siga creciendo. Según los últimos datos de la consultora Market Watch, en 2020, el mercado mundial del cacao ecológico se valoró en 402,8 millones de dólares y se prevé que alcance los 694,3 millones de dólares en 2026, con una tasa de crecimiento anual del 9,5% durante 2020-2026.

cacao ecológico
Chocolate caliente en una taza con cacao en polvo. 123rf@plateresca

La demanda de cacao de Comercio Justo crece en España

El cacao se ha convertido en uno de los productos más importantes del Comercio Justo en España: aproximadamente el 60% de las ventas certificadas por Fairtrade corresponden a la categoría del cacao. En 2020, el volumen de certificaciones creció un 28%, llegando a las 20.255 toneladas. En total, 60 marcas con distribución en España eligieron Fairtrade para comercializar 885 referencias que incluyen cacao certificado en 2020, un 11% más que el año anterior.

El cacao se ha convertido el producto más importante del Comercio Justo en España

Paralelamente, las ventas de producto certificado por el sello Fairtrade superaron los 94,5 millones de euros (un 10% más que el año anterior). Este crecimiento se debe, principalmente, a la demanda de un consumidor cada vez más consciente y comprometido con la sostenibilidad y los derechos humanos. El gasto per cápita de los españoles en productos de Comercio Justo con sello Fairtrade ya ha alcanzado los 2 euros anuales (una cifra considerable, teniendo en cuenta que el gasto total de productos de Comercio Justo se sitúa en los 2,87€).

AlterNativa3: casi 30 años de cacao ecológico y Fairtrade

Uno de los productores y elaboradores de cacao de Comercio Justo en España es AlterNativa3, que desde hace casi 30 años ofrece productos éticos elaborados con cacao ecológico. Fundada en 1992, la cooperativa produce y envasa más de 20 toneladas de cacao en seco en su fábrica elaboradora propia, situada en Terrassa (Barcelona).El día a día de la cooperativa se basa en la elaboración de productos saludables, sin conservantes ni aditivos artificiales, cuidando al máximo el proceso de elaboración. Para ello, se seleccionan las mejores materias primas. Se cultivan en pequeñas cooperativas de productores de origen, formadas por mujeres o los colectivos más desfavorecidos. En concreto, para la elaboración del cacao AlterNativa3 mantiene relaciones a largo plazo con los productores de 8 cooperativas situadas en África, América Latina y América Central. De este modo, y fiel a la esencia del comercio justo, asegura un precio justo en la producción de las semillas de cacao y un margen económico suficiente para que las cooperativas de origen puedan continuar con su actividad y vivir en condiciones dignas.

Desde hace casi 30 años, AlterNativa3 ofrece productos éticos elaborados con cacao ecológico

Como resultado, AlterNativa3 ofrece una gran variedad de productos elaborados con cacao certificados con los sellos ecológico (Euro Hoja) y de Comercio Justo (Fairtrade). A parte de su oferta de cacao en polvo (ya sea puro o instantáneo), su extenso catálogo de se complementa con gotas de chocolate para fundir y hacer coberturas. También cuenta con diversas referencias en tabletas de chocolate elaboradas con cacao procedente de distintos orígenes, sabores e intensidades. En esta categoría, destacan, por ejemplo, la tableta de chocolate 60% con jengibre y limón, el chocolate 70% con nibs de cacao o el chocolate negro mascao 58%, 70% o 85%.

cacao ecológico
Tabletas de chocolate ecológico y de Comercio Justo, de AlterNativa3

Autora: Ariadna Coma, Periodista

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Octubre 2021

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí