Israel Mendo (1978, Madrid) entiende la salud como un concepto integral a nivel nutricional y ambiental y comparte su misión, visión y valores en su día a día laboral. Tras una amplía experiencia en el mundo de la alimentación tradicional, Israel lidera desde 2017 la labor en el canal ecológico especializado de la empresa 100% familiar originaria de la Bretaña francesa Triballat Noyal (Sojade).

Israel Mendo

Su lema es situar al ser humano y la naturaleza en el centro de la alimentación. ¿Cómo podemos conseguirlo en estos tiempos de inmediatez?

Es cierto que en la vertiginosa actualidad en la que lo queremos «todo, ya y al mejor precio» no parece que sea posible pararse a hacer un ejercicio responsable y plantearse si el producto que estoy consumiendo es saludable (de verdad), ha sido elaborado de manera responsable con el medio ambiente, y en la cadena de valor se han tenido en cuenta las necesidades de todos los actores. No obstante, cuando basas tu razón de ser y conviertes tu premisa en «ser fuente de vida para los hombres y el planeta», todo parte de ahí, y eso es lo que hacemos en Sojade.

La democratización del sector «permitirá hacer llegar el Bio a un mayor número de hogares e impactará positivamente en el medio ambiente»

Con productos a base de soja, arroz y cáñamo, Sojade se ha convertido en una referencia en toda tienda ecológica en España. ¿Cómo ve el futuro del sector BIO?

El BIO pasa actualmente por la llamada democratización del sector, las grandes empresas de alimentación se han dado cuenta de la tendencia y han girado sus ojos hacia esta demanda de consumo. Esto, bien entendido, es muy beneficioso: permitirá hacer llegar el Bio a un mayor número de hogares e impactará positivamente en el medio ambiente.

Desde las empresas de alimentación, debemos pensar que el BIO no es solo un alimento que prescinde de químicas. Es también un compromiso con el medio ambiente y con las personas que actúan en la cadena de valor. Desde el productor hasta el consumidor, pasando por el fabricante y el vendedor, entendiendo este, tanto a la gran distribución como a los pequeños especialistas que tienen integrado en su ADN el «saber hacer» y llevan muchos años trasladando su conocimiento al cliente para comunicar la esencia de esta cultura.

«El BIO no es solo un alimento que prescinde de químicas. Es también un compromiso con el medio ambiente y con las personas que actúan en la cadena de valor»

Personalmente, no sé con certeza como será el futuro del sector, lo que sí sé es que en el camino hacia la democratización debe mantenerse la esencia de esta cultura y no pasar a ser simplemente un lema de los departamentos de marketing de las grandes empresas.

Recientemente han introducido un nuevo formato de 150 gramos en envase de cartón. ¿Es imprescindible una evolución en la sostenibilidad del embalaje de los productos ecológicos?

Rotundamente sí. Aunque esa evolución no está exenta de complejidad. Hace 3 años, en Sojade suprimimos las tapas de plástico que se colocaban encima de los opérculos. Para sustituirlos, se fabricaron otras reutilizables que se entregaban de manera gratuita en tiendas o solicitándolas a través de la web. La medida provocó reacciones dispares entre los consumidores: también los hubo que manifestaron su descontento, pero el resultado de la acción fue una reducción de 60 toneladas de plásticos por año. Actualmente, hemos reducido el plástico de los envases grandes en un 40% y, como ya has apuntado, hemos sacado una nueva gama de cartón.

«Para nosotros, los agricultores pertenecen a la familia Triballat y esto hace que la materia prima sea de la mayor calidad y de total confianza»

Su soja es 100% de origen francés, ecológica y libre de transgénicos.

Sí, el 100% de la soja que se produce en Triballat es de origen francés, ecológica y libre de OGM’s. Trabajamos desde siempre con los mismos agricultores, algunos de los acuerdos con estos se remontan a más de 20 años. Para nosotros, los agricultores pertenecen a la familia Triballat, y esto hace que la materia prima sea de la mayor calidad y de total confianza. Además, la fruta que utilizamos en los productos de Sojade procede de la Alta Saboya francesa y el azúcar, el café, el chocolate y el cacao proceden de comercio justo.

Con la enmienda 171 y el conflicto en la denominación de las alternativas vegetales a los lácteos, parece que hoy en día no se le puede llamar yogur vegetal a un yogur vegetal. ¿Tienen esperanzas que esto pueda cambiar en un futuro?

Bueno, es cuanto menos curioso el hecho de que se haya rechazado la Enmienda 165 y se permita denominar a los alimentos vegetales, salchicha o burger y, en cambio, no se haya rechazado la 171 y, por lo tanto, no se permita hablar de queso vegetal, leche vegetal o yogures vegetales. Creo que esta paradoja deja claro que la controversia no ha acabado aquí. Pero habrá que esperar al siguiente capítulo.

Autor: Oriol Urrutia, Co-Editor

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Marzo 2022

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí