Eileen Greene es una auténtica pionera de la sostenibilidad. Impulsada por su pasión por las cuestiones medioambientales, en 2004 se unió a Mooncup Ltd, compañía que dirige desde 2014. Como uno de los miembros fundadores del equipo, ha contribuido al éxito de la primera copa menstrual de silicona del mundo y al cambio positivo en el debate sobre la menstruación y los productos reutilizables.

eileen greene mooncup

Hoy, Mooncup® está disponible en más de 50 países de todo el mundo. Con motivo del 20º aniversario de Mooncup, conversamos con Eileen Greene sobre la trayectoria de la marca y la evolución del concepto de menstruación.

¿Cómo se os ocurrió crear la primera copa menstrual de silicona?

La primera vez que oí hablar de las copas menstruales reutilizables fue en 1999. En realidad, estas existen desde la década de 1930, pero estaban hechas de goma dura, eran difíciles de conseguir y eran estrictamente para las aventureras. La copa menstrual Mooncup nació del deseo de reducir drásticamente los residuos producidos por los productos sanitarios de usar y tirar. De esto hace ya veinte años, en 2002. Desde entonces, por supuesto, el secreto de Mooncup® se ha extendido como un reguero de pólvora, y la copa menstrual ha pasado de ser una alternativa «hippy» a ser el producto de referencia para el periodo.

«La copa menstrual ha pasado de ser una alternativa hippy a ser el producto de referencia»

Desde 2002 hasta hoy. ¿Cómo describe el viaje de Mooncup?

Cuando empezamos, la industria de los «productos sanitarios» estaba monopolizada por las multinacionales y sus tampones y compresas desechables. Tuvimos que forjar una tercera categoría en los lineales de productos menstruales: los reutilizables. Sin embargo, tuvimos que trabajar para ayudar a cambiar el discurso sobre la menstruación. Entonces estaba muy influenciado por la vergüenza, el secreto o el pudor de la publicidad de la vieja escuela. Nuestro trabajo inicial consistía en ir eliminando poco a poco ese tabú, desafiando el factor «desagradable» y concienciando sobre los problemas medioambientales y de salud de los productos desechables convencionales. Trabajamos para que la gente pudiera elegir con conocimiento de causa sus productos para la menstruación.

Afortunadamente, con el paso de los años, la realidad del cambio climático, el interés por la salud y el bienestar y la revisión de nuestros hábitos de consumo se han convertido en algo más habitual. El tabú de la menstruación se ha visto sacudido. Y también la idea de que sólo tenemos una opción: gastar dinero todos los meses en productos menstruales de usar y tirar.

mooncup
©Mooncup. Los inicios de Mooncup.

¿Por qué la copa menstrual ‘cambia las reglas’?

Mooncup® es mejor para ti y para el planeta. Al cambiar a una Mooncup reutilizable, estarás teniendo un gran impacto positivo en el medio ambiente, además de apoyar a una pequeña empresa ética. Sólo necesitas una Mooncup y estarás cubierta tanto para los días ligeros como para los pesados del periodo. Está hecha de silicona suave de grado médico y es tan cómoda que algunas dicen que incluso puedes olvidarte de que tienes la regla. Retiene tres veces más sangre que un tampón normal, por lo que te ofrece una protección más duradera en los días más intensos. Y como no es absorbente, no te reseca ni deja fibras donde no quieres, como ocurre con los tampones. Además, es un verdadero ahorro de dinero. Ya no tendrás que acumular almohadillas o tampones de distinta capacidad de absorción. La Mooncup se amortiza al cabo de 6-8 meses.

«Nuestro trabajo inicial consistió en ir eliminando poco a poco el tabú del periodo y en concienciar sobre los problemas medioambientales y de salud de los productos desechables convencionales»

¿Somos conscientes de la cantidad de residuos que generan los productos convencionales?

Una encuesta de la organización ecológica sin ánimo de lucro City to Sea reveló que el 64% de las mujeres del Reino Unido desconocen que los tampones y compresas desechables contienen una cantidad significativa de plástico en los propios productos, más allá de los plásticos visibles de los envoltorios, las tiras de soporte y los aplicadores. La educación es la clave. Por eso, en Mooncup estamos invirtiendo en amplios recursos de educación sobre el periodo, que están disponibles para cualquier profesor de primaria y secundaria.

mooncup
©Mooncup.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir una copa menstrual? ¿Cuáles son las garantías de la certificación ecológica?

En realidad, las copas menstruales de silicona no pueden ser orgánicas, ya que la materia orgánica está formada por carbono. Por lo tanto, es imposible tener una copa menstrual de silicona «orgánica». A la hora de elegir una copa menstrual, es importante recordar que se trata de un producto que se llevará internamente, por lo que es aconsejable elegir una copa de alta calidad. Si un precio parece demasiado bueno para ser verdad, lo más probable es que la copa sea de baja calidad.

«Para que las mujeres puedan elegir activamente qué productos menstruales utilizar, es necesario que hablemos abiertamente de la menstruación»

En Mooncup llevamos 20 años perfeccionando una copa menstrual que funcione para la mayoría de las mujeres. Estamos muy orgullosos de decir que más del 90% de nuestras clientas recomiendan la Mooncup a sus familiares y amistades.

Con las opciones de productos menstruales sostenibles, ¿la menstruación dejará de ser un tabú?

Nos gustaría pensar que el tabú de la menstruación ha sido al menos sacudido y que hemos jugado nuestro papel en ello. Los productos reutilizables para la menstruación han allanado el camino para el cambio en el discurso. En realidad, no teníamos otra opción. Para que las mujeres puedan elegir activamente qué productos menstruales utilizar, es necesario que hablemos abiertamente de la menstruación.

«Los productos reutilizables para la menstruación han allanado el camino para el cambio en la conversación sobre la menstruación»

Sin embargo, sabemos que la pobreza menstrual sigue existiendo. Aunque la menstruación es un proceso natural, la pobreza y el estigma siguen teniendo un gran impacto en la educación de los jóvenes. Trabajamos con organizaciones benéficas y gobiernos para erradicar la pobreza menstrual y acabar con el tabú.

Autora: Ariadna Coma, Periodista

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Mayo 2022

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí