Las alternativas a la carne están conquistando a todo el mundo. Elementos como la curiosidad, la salud y la ética impulsan a los consumidores a probarlas, más allá del público vegano o vegetariano. Destacan por su alto valor biológico y su gran versatilidad en la cocina, ya sea en platos fríos o recetas calientes. El popular tofu y los cada vez más reconocidos tempe y seitán son las proteínas vegetales que ganan terreno en el mercado de los alimentos plant-based, que ya ha alcanzado los 3.600 millones de euros en Europa i las predicciones apuntan que seguirá creciendo. La producción ecológica es clave para evitar fenómenos como el greenwashing y el veganwashing.

El mercado de las proteínas vegetales en Europa, en pleno crecimiento

El estudio «El mercado de las alternativas vegetales en Europa: ¿cuál es su tamaño real?» del proyecto Smart Protein basado en datos de la consultora Nielsen (febrero de 2021) constata que el sector europeo plant-based ha crecido un 49% en tan solo dos años, alcanzando un valor total de ventas de 3.600 millones de euros. Las ventas de leche vegetal lideran el mercado en la mayoría de los países, seguidas de carne vegetal. En concreto, el mercado de la carne vegetal creció un 31% en términos de valor de ventas.

En Europa, casi el 90% de las ventas proceden de la carne vegetal fresca (80 millones de euros). El resto de las ventas son de carne vegetal congelada (3,4 millones de euros) y a temperatura ambiente (3,1 millones de euros). Por categoría de producto, sobresalen las hamburguesas vegetales: tienen un valor del 17% y suponen el 3% del volumen de ventas (datos extraídos del informe «La Revolución Verde», de la consultora Lantern, 2021).

Se estima que el sector europeo plant-based ha crecido un 49%, alcanzando un valor total de ventas de 3.600 millones de euros

Por países, Alemania experimentó un incremento de hasta el 226% en términos de valor de ventas de carne vegetal en los dos últimos años. Destaca también la tasa de crecimiento de esta categoría en Francia, que experimentó un aumento del 100%, y en Austria, donde el valor de ventas creció en un 82% durante el periodo analizado. En Reino Unido, la carne vegetal lidera el mercado plant-based con un valor de ventas de 502 millones de euros, según el estudio de Smart Protein.

Disminuye el consumo de carne

En España, el volumen del mercado de la carne vegetal era de 87 millones de euros. Y se trata de un mercado con perspectivas de crecimiento, motivado por la creciente demanda de los consumidores. Según las previsiones de la consultora Research and Markets el crecimiento anual del sector de alimentos plant-based en nuestro país superará los 521 millones de euros en 2023, con un crecimiento del 6,7%.

Un 46% de los españoles consume menos carne

Por lo referente al consumo, un 46% de los españoles come menos carne que hace un año. Son los resultados de la encuesta paneuropea «Qué quieren los consumidores» realizada por ProVeg International en colaboración con Innova Market Insights, la Universidad de Copenhague y la Universidad de Gante (noviembre de 2021). El informe indica que cuatro de cada diez personas tiene previsto reducir su consumo de carne en un futuro inmediato. En concreto, el 38% considera consumir carne ocasionalmente (no más de una vez a la semana) y el 28% también prevé reducir su consumo de lácteos de origen animal en ese plazo de tiempo.

Y es que cada día son más las personas que se suman a la comunidad veggieEl 13% de la población adulta ya se considera vegetariana, vegana o flexitariana en España, lo que equivale a 5,1 millones de consumidores («La Revolución Verde» de Lantern, 2021). Entre los motivos se distinguen la lucha contra el cambio climático, la ética, el activismo y el cuidado de la salud.

Producción ecológica frente al greenwashing

Se trata de un cambio social y cultural que fortalece y va dando lugar a modelos de consumo más conscientes y responsables, centrados en reducir el impacto ambiental y promover la sostenibilidad social. No obstante, va acompañado de fenómenos como el greenwashing (ecoblanqueo o lavado de imagen verde) y el veganwashing (lavado de imagen a través del veganismo), formas de propaganda en las que se realiza marketing engañoso para difundir la percepción de que los productos son respetuosos con el medio ambiente, aunque no lo sean.

Apostar por lo ecológico es apostar por prácticas de producción honestas y sostenibles y productos pensados para la salud, además del paladar

En el caso de las proteínas vegetales lo vemos reflejado en el aumento de la oferta de productos, que a menudo contienen aditivos e ingredientes poco recomendables. De ahí la importancia de las certificaciones oficiales, como la Euro Hoja en la Unión Europea, que garantizan prácticas de producción honestas y sostenibles y productos pensados para la salud, además del paladar.

Productos de alto valor biológico

En este cambio de paradigma alimentario, las proteínas vegetales juegan un papel destacado por su alto valor biológico. Las proteínas llevan a cabo funciones vitales en nuestro organismo: contribuyen a la regeneración de los tejidos y células, a mantener el metabolismo, estimulan las defensas y regulan el sistema hormonal, entre muchas otras funciones. Su papel es clave, de modo que necesitamos reponerlas a diario mediante la dieta.

Pero la idea que sólo se puede conseguir proteína de calidad a partir de productos de origen animal es un mito. Las proteínas vegetales son alimentos que presentan una alta proporción de aminoácidos esenciales. Además, son fáciles de asimilar, bajas en grasas saturadas y colesterol y ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares. Esto las convierte en alimentos ideales para complementar una dieta saludable y equilibrada.

©Vegetalia.

Proteínas vegetales más allá del tofu: el tempe y el seitán

Encontramos las proteínas vegetales en las legumbres y los cereales, pero las alternativas a la carne destacan por su versatilidad en la cocina y su aporte proteico. Una de ellas es el tofu, la alternativa a la carne por excelencia. Derivado de la soja, de textura cremosa y de aspecto parecido al queso fresco es el protagonista de los menús veganos y vegetarianos. No obstante, encontramos otros productos nutricionalmente interesantes para sustituir la carne en nuestra dieta.

El seitán y el tempe destacan por su versatilidad en la cocina y su aporte proteico

El seitán es conocido como la «carne vegetal» puesto que su aspecto es similar. Es un preparado a base de gluten de trigo, muy apreciado en las dietas plant-based por su importante aporte de proteína: además de ser bajo en grasas y contener muchos aminoácidos esenciales, contiene aproximadamente un valor proteico del 24%. Al ser el sustituto perfecto de la carne, existen muchas recetas: se puede hacer con pasta como sustituto de la carne picada, rebozado, con arroz, en un guiso, salteado, etc. Si se cuece en un caldo con salsa de soja es más completo nutricionalmente.

Por otro lado, el tempe (o tempeh, en su versión inglesa) se elabora con granos de legumbres fermentadas (soja, alubias, guisantes, garbanzos…). Su textura es firme, compacta y tierna, similar a la de la carne y además es rico en probióticos naturales y fibra, que favorecen la salud del organismo. Su aporte nutricional también lo convierte en un sustituto ideal de la carne y del pescado. Además, se puede encontrar marinado en salsa de soja, que le da un sabor potente. En la cocina, se utiliza en rodajas o desmenuzado, aunque también puede freírse, estofarse o hacerse al grill.

©Vegetalia. Espaguetis de boniato con tempe

Vegetalia: Casi 40 años ofreciendo alternativas vegetales ecológicas y de calidad

«Ofrecer una alimentación sana y ecológica que permita a las personas acercarse a un ideal de vida en armonía, con ellas mismas y su entorno». Bajo este concepto trabaja Vegetalia, marca referente en el mercado de la alimentación ecológica y plant-based en nuestro país. Fundada en 1986 por Salvador Sala Druguet, se dedica a la elaboración y distribución de una amplia gama de productos ecológicos, siendo pionera en la fabricación de proteína vegetal de calidad.

Apuesta por la producción artesanal y sostenible

Desde sus inicios, Vegetalia apuesta por una alimentación natural y ecológica en equilibrio con la tradición artesanal y el cultivo sostenible. Su actividad productiva se concentra en su obrador, una antigua masía ubicada en Castellcir (Barcelona), que se configura como la unidad de producción del Grupo Midsona AB. De hecho, actualmente es uno de los pocos productores de tempe a nivel europeo.

Vegetalia es pionera en la fabricación de proteína vegetal de calidad en España y uno de los pocos productores de tempe a nivel europeo

Rodeada de 40 hectáreas de bosque y 30 hectáreas de cultivo, la nave produce la oferta de Vegetalia de manera sostenible y respetando los ritmos de la naturaleza. Los métodos de producción artesanales se complementan con la tecnología punta para aprovechar al máximo los recursos naturales y reducir el impacto medioambiental al mínimo. Por ello, parte de la energía que el obrador utiliza a diario proviene de placas solares y biomasa. Gracias a esta energía natural, apuntan desde Vegetalia, se crea un clima de calma y bienestar que se refleja en el resultado final de sus productos.

©Vegetalia. Salteado de arroz y quinoa con brochetas de seitán

Marca referente en alternativas vegetales a la carne

Vegetalia es referente en la elaboración de productos ecológicos vegetarianos y veganos, siendo las proteínas vegetales como el tofu, el tempeh y el seitán sus pilares fundamentales. Entre sus referencias se encuentran seis variedades distintas de tempe (soja, soja macerado con tamari, garbanzo, garbanzo macerado con tamari, guisante y cuatro granos) y un amplio abanico de seitán (fresco, ahumado, trigo de espelta) disponible en distintos formatos para preparar y complementar cualquier receta: libritos con queso, hamburguesas, rebozados y picadas.

La marca sigue con la búsqueda y el desarrollo de nuevos productos ecológicos, plant-based

En su extenso catálogo destaca también su surtido variado de hamburguesas vegetales (vegeburguers), una gama de quesos veganos, conservas que incluyen hummus, cremas untables de frutos secos y patés vegetales, además de una línea de condimentos, salsas y germinados, aperitivos y snacks.

Con los valores de la salud, la sostenibilidad, la calidad, la innovación, la naturalidad, la creatividad y la divulgación siempre presentes, casi 40 años después de su nacimiento, la marca sigue con la búsqueda y el desarrollo de nuevos productos ecológicos plant-based.

Autora: Ariadna Coma, Periodista.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Junio 2022

2 COMENTARIOS

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí