Ricos en vitaminas, nutrientes y minerales, los caldos son uno de los mejores recursos de la cocina. Son ideales para tomarlos solos o para potenciar el sabor de salsas, guisos, potajes o arroces, ya sea en verano o en invierno. Puerros, zanahorias, cebollas, col, apio… Las verduras ecológicas son la base de un caldo rico y nutritivo. Por ello, desde el año 2004, Aneto Natural elabora caldos ecológicos utilizando ingredientes procedentes de la agricultura bio, frescos y de proximidad.

Aneto Natural
©Bio Eco Actual

Ingredientes frescos y de proximidad

Fundada en 1965 y cocinando caldos desde 2001, Aneto Natural elabora sus caldos ecológicos con el objetivo de recuperar los caldos tradicionales, saludables y de calidad, a la vez que potenciar los cultivos de la zona. Los ingredientes principales con los que trabaja son variedades autóctonas y de producción ecológica que permiten no solo proteger la biodiversidad a lo largo de su producción, sino también apoyar el entorno rural al establecer relaciones cercanas con los agricultores y los proveedores de la zona y generar un impacto positivo sobre el territorio y las personas que viven en él.

Un ejemplo es la colaboración de la empresa con la cooperativa MANS, un proyecto social que cultiva verduras ecológicas, a la vez que integra a jóvenes con riesgo de exclusión social. De sus huertos de Món Sant Benet, situados a escasos minutos de su fábrica, Aneto se abastece de verduras como la col y el puerro, que utiliza preferentemente en sus caldos ecológicos.

Aneto Natural elabora sus caldos ecológicos con el objetivo de recuperar los caldos tradicionales, saludables y de calidad, a la vez que potenciar los cultivos de la zona

Al estilo tradicional

Las materias primas de calidad son la base, pero el secreto de un buen caldo reside en el proceso de elaboración. Por ello, Aneto Natural cuenta con un proceso de cocinado único que da como resultado un caldo de sabor auténtico, como hecho en casa.

En su planta de producción, situada en el pueblo de Artés (Manresa, Barcelona), los ingredientes se organizan en cestas de acero inoxidable y se introducen directamente a la olla, estas se llenan de agua fría y se les añade la cantidad justa de sal para realzar el sabor. Se cuece a fuego lento durante más de tres horas para extraer al máximo sus nutrientes, hasta que el caldo obtiene el sabor y la consistencia óptima. A la receta no se le añade nada más: ni almidones, ni ingredientes deshidratados, ni concentrados, ni aditivos, para así conseguir un caldo lo más natural y saludable posible, sin renunciar al sabor. Una vez listo, este se envasa en briks «plant-based» fabricados en un 87% por materiales procedentes de fuentes renovables, preservando su filosofía ecológica con el caldo en brik más sostenible del mercado.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Septiembre 2022

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí