Se nos puede caer el pelo por muchos motivos: condición genética, cambios de estación, situaciones de estrés, enfermedades o desajustes hormonales, así como déficit de nutrientes, vitaminas y minerales. Para mantener un cabello fuerte y saludable, debemos cuidarlo por fuera y por dentro.

cabello fuerte
123rfLimited©maksymiv. Aplicando aceite esencial en el cabello

Cuidado externo

El primer paso es seguir una rutina de higiene capilar adecuada, basada en productos indicados para nuestro tipo de cabello. Libres de siliconas, sulfatos, parabenos y perfumes sintéticos, los champús naturales y ecológicos certificados son ricos en principios activos y extractos vegetales que limpian, hidratan y fortalecen el pelo. Destacan el coco, el aguacate, la manteca de karité y los aceites esenciales de romero y ortiga, que nutren y estimulan el crecimiento capilar, fortaleciendo el cabello y regulando la secreción sebácea del cuero cabelludo. Los extractos de avena o de Ginkgo biloba activan la circulación sanguínea a la vez que estimulan la densidad capilar. Estos también se aplican a acondicionadores y mascarillas bio.

Es preferible no lavarlo con agua muy caliente ni abusar de aparatos térmicos como el secador o la plancha, ya que pueden resecar y debilitar el cabello. Podemos eliminar la humedad con la ayuda de una toalla, sin frotar en exceso, y peinarnos con un cepillo de bambú o madera, evitando los tirones.

No basta con lavar y peinar. Tan importante es mimar el cabello por fuera como fortalecerlo desde dentro

Cuidado interno

Pero no basta con lavarlo y peinarlo. Tan importante es mimar el pelo por fuera como fortalecerlo desde dentro. Una alimentación sana, equilibrada y variada, junto a hábitos de vida saludables, como descansar correctamente y gestionar los niveles de estrés, nos ayudarán a lucir un pelo más sano y lleno de vida.

Los alimentos ricos en vitaminas, especialmente las del grupo A, B y C, y minerales como el zinc, el hierro y el selenio estimulan un crecimiento fuerte y sano del cabello. Además de ser una fuente de antioxidantes, favorecen la circulación sanguínea y ayudan a transportar oxígeno y nutrientes al cuero cabelludo. Por ello, la abundancia de verduras de hoja verde, el trigo, el arroz y otros cereales integrales, así como de legumbres, algas y cítricos ayudarán a mejorar el aspecto de nuestro pelo. También son aliadas las fuentes de fibra, como las frutas, y los alimentos fermentados ricos en probióticos (yogurt, kéfir, miso, tempeh, chucrut, etc.), que contribuyen además a mantener nuestra flora intestinal en buen estado.

PATROCINADO POR
Herbolario Navarro | Casa Fundada en 1771

Herbolario Navarro

Autora: Ariadna Coma, Periodista

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Octubre 2022

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí