La cuestión del envejecimiento de la piel representa un desafío a nivel mundial, y encontrar una solución no resulta una tarea sencilla. No obstante, la investigación científica se ha inspirado en la Gemoterapia para abordar las cuestiones de reparación celular y regeneración de la piel, poniendo sobre la mesa la eficacia de un ingrediente innovador en cosmética vegetal: el néctar proveniente de los brotes vegetales.

néctar de brotes vegetales
123rfLimited©serezniy

El origen del néctar de brotes vegetales

Los brotes vegetales son pequeños tesoros de la naturaleza, son estructuras cruciales para el desarrollo de las plantas, ya que tienen la capacidad única de dar origen a diversas partes como hojas, raíces, tallos y flores. Dentro de ellos, se concentran vitaminas, minerales y otros nutrientes esenciales para la vida y el crecimiento de la planta.

Más detalladamente, los brotes tienen su origen en las semillas, que albergan el código genético de la futura planta, contenido en sus elementos esenciales. Es por este motivo que las plantas en proceso de germinación tienen un gran poder regenerativo y revitalizador, único para mantener y recuperar la salud. La investigación científica destaca también que estimulan el sistema inmunitario gracias a su potente poder antioxidante, retardan el envejecimiento celular y ayudan a paliar el estrés, el cansancio y las enfermedades degenerativas.

Este innovador activo de cosmética vegetal ha demostrado ser un elixir antienvejecimiento

Así pues, los brotes contienen proteínas, carbohidratos, vitaminas y sales minerales, elementos indispensables para el adecuado mantenimiento y el correcto desarrollo de nuestro organismo. Se trata de auténticos concentrados de vitaminas (A, grupo B, C, D, E, K) y minerales como calcio, hierro, fósforo y magnesio. Además, son ricos en aminoácidos, clorofila y oligoelementos.

Néctar de brotes vegetales: el poder de la innovación científica

Transformar el poder inherente de los brotes en un activo de cosmética vegetal ha representado un logro sobresaliente para los investigadores en cosmética. A través de un proceso de biotecnología vegetal patentado, los investigadores especializados en cosmética vegetal de Yves Rocher han creado un ingrediente activo revolucionario: el néctar de brotes vegetales. Han aprovechado la ciencia de los brotes vegetales para abordar este dilema y mostrar de qué manera el néctar proveniente de los brotes vegetales afecta cada fase del proceso de envejecimiento.

Regenera, ilumina, hidrata y tonifica la piel

Este néctar se obtiene a partir de una muestra única de una planta seleccionada y conservada, en este caso, la Syringa vulgaris. El proceso de obtención es completamente natural. En primer lugar, las células seleccionadas son amplificadas y multiplicadas, para luego ser fragmentadas de manera que sean fácilmente asimilables por la piel. El resultado es un néctar puro y potente, listo para desencadenar sus beneficios en la lucha contra los signos del envejecimiento.

Este innovador activo de cosmética vegetal ha demostrado ser un elixir antienvejecimiento, ofreciendo una gama de beneficios para la piel. Al ser naturalmente rico en vitaminas, minerales y nutrientes esenciales, el néctar de brotes vegetales proporciona un impulso rejuvenecedor a la piel.

Además, su capacidad para ser asimilado fácilmente por la piel garantiza una absorción efectiva de estos nutrientes vitales. Esto ayuda a fortalecer la estructura de la piel, mejorar la elasticidad y reducir la apariencia de líneas finas y arrugas.

Un néctar puro y potente, listo para desencadenar sus beneficios en la lucha contra los signos del envejecimiento

El poder de la innovación científica

La cosmética natural se abre paso frente a la tradicional, y en este cambio de paradigma, marcas innovadoras como Yves Rocher están emergiendo como pioneras en el campo de la cosmética vegetal, destacando por su compromiso con la calidad, la ética y el respeto al medio ambiente.

Los productos de cosmética natural de Yves Rocher tienen hasta un 99% de ingredientes naturales. Precisamente, este enfoque refleja una conexión genuina con la naturaleza y el deseo de ofrecer soluciones de cuidado de la piel que sean tanto efectivas como respetuosas con el medio ambiente.

Ejemplo de ello es el tratamiento regenerante Anti Age Global de Yves Rocher, donde el néctar de brotes vegetales se erige como el activo principal, desafiando los convencionalismos de los productos antienvejecimiento. Este poderoso antiedad, derivado de un innovador proceso de biotecnología vegetal, se ha convertido en uno de los secretos mejor guardados para combatir los signos del envejecimiento cutáneo. Actúa especialmente durante la noche, momento de alta actividad metabólica en que la multiplicación celular está en su plenitud y momento en que la penetración de los ingredientes activos penetra mejor en la piel.

Dentro de la gama destaca la Esencia Suprema, un sérum que se integra perfectamente en cualquier rutina de cuidado facial. Este producto no solo encapsula la esencia del néctar de brotes vegetales, sino que también despierta la piel, proporcionando luminosidad, revitalización y una tez uniforme. Al combinar la ciencia y la naturaleza, la Esencia Suprema de Yves Rocher se posiciona como un aliado imprescindible en la búsqueda de una piel radiante y rejuvenecida.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Diciembre 2023