Surgió como, y sigue siendo, una alternativa innovadora y sostenible en el mundo agrícola, destacando la interconexión entre la tierra, las plantas, los animales y los seres humanos. En eso se basa la agricultura biodinámica, un método agrícola fundado por Rudolf Steiner en la década de 1920.

Agricultura biodinámica
©Bio Eco Actual

Los principios fundamentales

La agricultura biodinámica es agricultura ecológica y va un paso más allá al adoptar un enfoque holístico que integra aspectos espirituales y cósmicos. Concibe el huerto o la granja como un organismo vivo, en el que plantas, animales, agricultores, naturaleza y cosmos se complementan y trabajan juntos para obtener un beneficio mutuo.

Además de las necesidades materiales, el agricultor biodinámico trabaja con las energías vitales de la naturaleza, buscando estimular los procesos de vida y curación naturales. Por ello, se tienen especialmente en cuenta los ciclos cósmicos, los sistemas solares y el calendario lunar para realizar tareas agrícolas específicas, como la siembra y la cosecha, aprovechando las influencias de los astros en el crecimiento de las plantas.

Otro de sus pilares es el uso de preparados especiales a base de hierbas y minerales que fortalecen la vitalidad de la tierra. Estos preparados, junto a la diversidad y la rotación de cultivos, mejoran la calidad y la salud del suelo, aumentando su fertilidad y resiliencia a largo plazo. Como resultado, se obtienen suelos saludables y cultivos resistentes frente a plagas y enfermedades. Además, la atención cuidadosa a la salud del suelo se traduce en alimentos más ricos en nutrientes y sabores.

Por otro lado, la integración de animales en la granja, permite crear un sistema cerrado y sostenible donde los residuos de unos se convierten en recursos para otros. Todo ello fomenta la biodiversidad, creando ecosistemas agrícolas más resilientes y que preservan los recursos naturales para las generaciones futuras. Es decir, su enfoque holístico no solo contribuye a la salud del planeta, sino que también nutre la conexión entre los agricultores, los consumidores y la tierra.

Certificación Demeter: garantía de calidad biodinámica

Desde 1928, el sello Demeter certifica fincas, productos y organizaciones que siguen los métodos biodinámicos. Su estricta y completa normativa avala la integridad y la calidad de los productos biodinámicos, ofreciendo la garantía de que estos estándares se mantienen a lo largo de todo el proceso de producción, desde el cultivo en el campo hasta el envasado final.

Autora: Ariadna Coma, Periodista

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Enero 2024