Tras un año marcado por la inflación, la escasez de lluvias, cambios legislativos e incrementos en los costos de la energía y materias primas, la alimentación ecológica en España se prepara para un nuevo año abordando desafíos y aprovechando oportunidades. Estas son las predicciones de las tendencias para 2024, según Veritas.

tendencias para 2024
123rfLimited©lightfieldstudios

Demanda y tendencias de consumo

Entre las tendencias de consumo, las predicciones apuntan que la alimentación plant-based, entre las que se encuentra el vegetarianismo, el veganismo y el flexitarismo, continuará creciendo en popularidad. En este sentido, aumenta el consumo de legumbres bajo todos sus formatos (crudos, cocido, harinas, pasta, elaborados en burgers, o hummus, etc.) que, por lo general, es una alternativa rica en proteína y bajo en grasas.

Aumenta la demanda de alimentos ecológicos de proximidad y de temporada, impulsada por el objetivo de reducir la huella de carbono asociada con el transporte de alimentos y por la vertiente social de comprar productos producidos localmente (entre los que destacan aspectos como favorecer productores de la zona, estimular la economía local, evitar desperdicios, etc.).

Por otro lado, crece el interés por alimentos funcionales y superalimentos. Los alimentos funcionales son alimentos con una concentración de una o varias sustancias que, además de nutrir, presentan propiedades beneficiosas para la salud y, los considerados superalimentos, son alimentos con concentraciones elevadas de nutrientes concretos, como, por ejemplo, la chía y su contenido en omega 3.

Aumenta la demanda de alimentos ecológicos de proximidad y de temporada y la alimentación plant-based continúa creciendo en popularidad

Evolución de las categorías de producto

En cuanto a las categorías de producto, los alimentos sin gluten, los platos preparados, la cosmética natural y los productos para mascotas cada vez tienen más peso en la cesta de la compra. Asimismo, incrementa la demanda de café en grano y la menor cantidad de azúcar añadido en todas las categorías de desayuno.

Los consumidores optan por más frutas y verduras ecológicas y de temporada, más nutritivas, con sus máximas propiedades organolépticas y con menos restos de fitoquímicos. En cuanto a cereales y derivados, prefieren su versión integral, con mayores niveles de fibra, más saciantes, y que causen menos picos de azúcar en sangre.

Disminuye la demanda de ultraprocesados y aumenta el consumo de frutos secos y snacks saludables. Asimismo, los alimentos fermentados crecen en popularidad, gracias a su contribución a la salud digestiva y a su apoyo al sistema inmunitario. Nuevos tipos de pan, con fermentaciones más largas y elaborados a partir de masa madre, destacan entre las tendencias de consumo.

Por lo que a los platos preparados se refiere, la reducción de aditivos, la materia prima ecológica, los envases sostenibles y las técnicas de producción menos invasivas ganan relevancia.

La certificación ecológica (Euro Hoja) gana importancia y reconocimiento entre consumidores que buscan un valor añadido

Otras tendencias destacadas

Se intensifica el énfasis en prácticas agrícolas que no solo son sostenibles, sino que también tienen como objetivo mejorar la salud del suelo y restaurar los ecosistemas. Por ello, incrementa el uso de prácticas de agricultura regenerativa en los campos, poniendo como objetivo la recuperación del suelo y restauración de sus ecosistemas. Surgen nuevas certificaciones que avalan técnicas agrícolas combinables con la agricultura ecológica, con el objetivo de mejorar la fertilidad y estructura de los suelos y aumentar la biodiversidad que habita en ellos.

Se muestra mayor atención hacia la minimización del desperdicio alimentario mediante la elaboración de productos a partir de subproductos alimenticios o ingredientes que, de lo contrario, serían descartados. En este sentido, el reaprovechamiento se presenta como un aliado para minimizar el desperdicio alimentario.

La certificación ecológica (Euro Hoja) gana importancia y reconocimiento entre consumidores que buscan un valor añadido. No solo garantiza la producción mediante estándares ecológicos, sino que también avala la calidad y la sostenibilidad de los alimentos certificados. En este sentido, el aumento en la conciencia y la educación del consumidor sobre la importancia de elegir alimentos ecológicos y sostenibles ayuda a impulsar la demanda.

Más información sobre Veritas en www.veritas.es

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Enero 2024