Si eres una mujer de más de 50 años con varices, ya sabes que la mayoría de amigas de tu edad también las tienen. En nuestro país la mitad de las mujeres de mediana edad tienen varices. Si ves que aparecen, se quedan, y se hacen más visibles, sin poder evitarlo, tienes que reaccionar y hacer algo para parar esto.

gel para varices
Foto cedida por Cristóbal Vidal

Pues bien, hay algunas cosas que pueden ayudar, primero entender por qué aparecen, y por qué a ti. Después puedes hacer los cambios posibles que ayuden a poner remedio. Veamos primero algunas cosas que influyen directamente en la aparición de las varices.

Si en tu familia cercana, la mayoría de mujeres a tu edad han tenido o tienen varices, entonces tendrás que emplearte más a fondo porque hay una predisposición genética importante que afecta a las características de tu sistema circulatorio.

Si has tenido algún embarazo posiblemente habrás visto la aparición de algunas varices. El cambio hormonal y la presión del feto han influido lo suyo. Ten en cuenta que la ropa ajustada con presión en la cintura dificulta el retorno de la sangre y la retiene en las piernas.

Si estás muchas horas sentada y andas poco se retrasa la eliminación de toxinas en las piernas y se retiene líquido. Si tus venas tienen buena elasticidad se recuperarán rápidamente, pero con frecuencia aparecen dilataciones permanentes en algunas de ellas. Las venas son tubos elásticos y sensibles a lo que les rodea, todo lo que las dilate, como el calor, hará que aumenten. Por esto son más evidentes en verano cuando las piernas están pesadas. Todo lo que reduce el tamaño de las venas irá bien, como el frío, para evitar que sigan dilatándose.

La glicerina, el aloe, el sorbitol, la inulina, la betaína, la trehalosa, la urea y el ácido hialurónico son humectantes que mantienen hidratada la piel

A las venas les afectan las sustancias que contiene la sangre que transportan. La alimentación influye mucho en ello, algunos alimentos son perjudiciales, especialmente las especias picantes, pero otros refuerzan y regeneran las venas. En esta publicación encontrarás muchos artículos sobre alimentación sana, pero la visita a un experto en nutrición, y andar un poco más, pueden ser los mejores primeros pasos.

Como la mala circulación afecta también a la piel y produce pequeñas varices superficiales, te propongo que elabores tú misma un gel para reducir las varices, y además hidratar la piel.

gel para varices
Foto cedida por Cristóbal Vidal

Ingredientes naturales para hacer un gel antivarices que puedes encontrar en tu tienda de alimentación natural

Para hacer este gel seleccionaremos los ingredientes que contienen más activos para reforzar las venas y mejorar la circulación. También hidratantes y regeneradores que revitalicen la piel.

Algunas plantas medicinales reducen el tamaño y tonifican las venas, una de las más potentes es el rusco, que mejora el tono de las venas, reduce su diámetro y mejora el retorno de los líquidos. También el meliloto que es una de las plantas que más estimulan la contracción de los vasos linfáticos encargados de drenar los líquidos estancados. Esta acción se reforzará con la centella asiática, que además de estimular la renovación celular también es antiinflamatoria al estimular tanto el sistema venoso como el linfático.

Otras plantas que mejoran las venas son el arándano, castaño de indias, ciprés, gynkgo, hipérico, hammamelis, ratania, rusco, té verde y vid roja. Las plantas se pueden añadir en forma de infusión o de extracto.

También puedes añadir aceites esenciales que mejoran la circulación como el de ciprés, cedro, siempreviva, enebro, geranio, salvia sclarea, limón y árbol del té.

Dado que una consecuencia de la mala circulación es un retraso en la desintoxicación de la piel, ésta se vuelve más seca, fina y frágil. Por lo que necesitará una buena hidratación y regeneración. Como haremos un gel, no añadiremos aceites vegetales o activos solubles en aceite porque se separarían, sólo los que son solubles en agua. Veamos unos cuantos:

La glicerina, el aloe, el sorbitol, la inulina, la betaína, la trehalosa, la urea y el ácido hialurónico son humectantes que mantienen hidratada la piel. La cafeína aumenta el drenaje, y las vitaminas K, B3, B5 y C son antioxidantes y regeneradoras.

La cafeína aumenta el drenaje, y las vitaminas K, B3, B5 y C son antioxidantes y regeneradoras

También fortalecen los vasos sanguíneos y ayudan a drenar el líquido retenido en las piernas. También puedes añadir mentol puro, que es refrescante y hará que las piernas se sientan frescas y ligeras. En verano se agradecerá el efecto frío en las piernas (se añade al 3% disuelto en un poco de alcohol), en invierno con aceite esencial de menta será suficiente.

Para hacer el gel necesitarás una goma espesante de uso alimentario como la goma xantana o goma guar.

Receta de gel para piernas cansadas

gel para varices

  • Se elabora a temperatura ambiente.
  • En el vaso A, se dispersa la goma xantana con la glicerina y el aceite esencial de menta hasta formar una pasta fluida.
  • En el vaso B, se mezclan los ingredientes, agitando suavemente hasta que se disuelvan completamente.
  • Añadir B sobre A, rápidamente y agitando.
  • La goma xantana necesita varias horas para hidratarse completamente.
  • Ajustar el pH a 5,5.
  • Añadir el conservante y envasar.

Autor: Cristóbal Vidal, Director del Instituto Europeo de Dermocosmética

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Enero 2024