Según datos recientes, publicados por la Xunta, en Galicia la superficie certificada por el CRAEGA, en ecológico, llega actualmente a las 45.600 hectáreas. La cifra de operadores ecológicos supera los 1.500. Y el valor económico estimado ronda los 113 millones de euros. El último barómetro publicado indica que el lugar preferido para la compra de productos ecológicos en Galicia es el supermercado con un 67,4%; y los mercados tradicionales, el 11,8%. El resto del consumo va a las tiendas… El 99% de la población gallega ha oído hablar de los alimentos ecológicos. La gran mayoría se ha informado acerca de ellos a través de los medios de comunicación. La mayoría de los gallegos entienden, principalmente, que un alimento ecológico es un alimento sin productos químicos de síntesis y sin modificación genética. BioCultura llega a A Coruña para darle un empujón al sector bio gallego y multiplicar el consumo ecológico interno.

CRAEGA

El Consejo Regulador de la Agricultura Ecológica de Galicia (CRAEGA) es la autoridad de control de Galicia y su función principal es auditar y certificar los productos agroalimentarios ecológicos en la citada comunidad autónoma. En él se encuentran representados los sectores productivo, elaborador, comercializador y la propia Administración. Cuenta además desde el 2011 con la acreditación ENAC nº78/C-PR152, que es la herramienta establecida a escala internacional para generar confianza sobre la correcta ejecución de sus actividades. Cabe destacar que el CRAEGA es una entidad de carácter público y sin ánimo de lucro. Los ingresos proceden de las cuotas de los operadores tal y como establece la normativa europea de producción ecológica y, al tratarse de funciones públicas conferidas por la administración, el CRAEGA también puede financiarse mediante las ayudas de la Conselleria competente en materia agraria.

El crecimiento

De siete productores, hace 27 años, a más de 1.500. Y de apenas 13 hectáreas, hace casi tres décadas, a más de 45.000. El crecimiento de la agricultura y la ganadería ecológicas en Galicia ha sido exponencial. ¿A qué se debe? Francisco López Valladares, presidente del CRAEGA, señala: “Especialmente, las pequeñas y medianas explotaciones vieron en la conversión a ecológico una forma de añadir valor al producto. En la leche, por ejemplo, la diferencia de precio con la producción convencional era al principio de 16 pesetas el litro y ahora ronda los 10-12 céntimos. De esa manera, nos ha resultado más fácil subsistir. Y el hecho de que haya más producción ecológica también ha propiciado un crecimiento en su transformación en la industria”.

Para López Valladares, la gran buena noticia más reciente del sector es que el público gallego ya sabe qué es un producto ecológico: “Hoy en día, el 99% de la población ha oído hablar de los alimentos ecológicos y el 62% de las personas los consume. Ha habido una gran evolución, sobre todo por la concienciación de la gente. Antes estaba el problema de la accesibilidad a estos productos, que sólo se podían encontrar en tiendas pequeñas y especializadas. Ahora están en las estanterías de cualquier supermercado y gran superficie”. López Valladares añade que “la producción ecológica es más cara porque los rendimientos también son inferiores a los de la producción convencional, estimados entre un 30 y un 40%. Además, si tienes una producción pequeña y te la quitan de las manos puedes marcar el precio. La comida tiene que ser un poco más cara, aunque en algunos casos hay una diferencia del 50% o incluso cercana al 100%. En Alemania, donde hay grandes supermercados que sólo venden productos orgánicos, el diferencial está entre el 10 y el 15%”.

En Galicia la superficie certificada por el CRAEGA, en ecológico, llega actualmente a las 45.600 hectáreas

Quinto Barómetro CRAEGA

Del quinto Barómetro CRAEGA, un análisis profundo del consumo y de la percepción que tiene el público de los alimentos ecológicos en Galicia, podemos extraer algunas conclusiones:

  • La popularidad de los alimentos ecológicos alcanza su máximo histórico: el 99% de la población ha oído hablar de ellos.
  • La subida de precios generalizada en todas las áreas de consumo también llegó a la alimentación ecológica.
  • Los problemas relacionados con la disponibilidad de los productos ecológicos siguen reduciéndose en todo el territorio gallego.
  • Se mantiene, como factor central de las compras de alimentos en Galicia, el Eje de Alimentación Saludable.
  • El reconocimiento del logotipo del CRAEGA aumentó en 2023 con respecto a los datos de hace tres años.
  • Los consumidores de estos productos siguen mostrando un alto nivel de conocimiento sobre sus características. Es decir: son personas informadas e interesadas en la composición y en los procesos de lo que adquieren.
  • El 76% de los consumidores de los productos ecológicos lleva más de tres años consumiéndolos. O sea, que es un público muy fiel.
  • Entre el 10% y el 30% de los alimentos que componen la cesta de la compra de casi la mitad de los entrevistados es de origen ecológico.
  • En este barómetro se registró el segundo mayor incremento en el porcentaje de las personas que consumen alimentación ecológica, alcanzando el 62%.
  • La variedad de productos industriales y elaborados de origen ecológico se vio aumentada en las cestas de la compra con respecto a otros años.
  • El supermercado se impone como el lugar por definición para hacer la compra, siendo también el sitio principal de acceso a los alimentos bio.

Producción gallega

En el contexto del estado español, la producción ecológica gallega es harto variada. Porque incluye alimentos que se pueden encontrar en otras comunidades autónomas productoras pero, además, a ellos se les añaden productos que difícilmente se hallarán en otras zonas geográficas del estado, y no sólo porque no tengan costa marítima. Ángeles Parra, directora de BioCultura, señala que “Galicia tiene muchos productos ecológicos que no están en otras zonas, como las algas y otros productos procedentes del mar. Esto hace que su producción sea muy diversificada. También tienen el té de Orballo, un caso único”. Parra añade que “BioCultura significa siempre un espaldarazo al sector ecológico allí donde se celebra la feria. En Galicia, diversas instituciones están muy motivadas en que el producto ecológico sea cada vez más apreciado y también el ecoturismo. Es, simplemente, algo de agradecer. Porque sin agroecología no hay futuro. Todo esfuerzo que se lleve a cabo en este sentido… no caerá en saco roto. Porque nuestro planeta y nuestra sociedad lo necesita. Desgraciadamente, todas las previsiones que hicimos hace cuarenta años, cuando iniciamos la andadura de BioCultura, se han ido cumpliendo una tras otra. Ahora tenemos que actuar urgentemente para evitar escenarios futuros cada vez más distópicos”.

El 99% de la población gallega ha oído hablar de los alimentos ecológicos

Orballo se ha ganado un puesto de honor entre las empresas productoras de hierbas aromáticas, tés e infusiones ecológicas en nuestro país. Desde Galicia, Óscar Torres es una de las personas que está al frente de la firma. Torres señala: “Orballo es un proyecto que nace del amor a la tierra en la que vivimos y de la inquietud por el aprovechamiento de las oportunidades que nos ofrece. En Orballo somos agricultores con más de 20 hectáreas de cultivos certificados ecológicos, los cuales empleamos en la elaboración de nuestras infusiones. Nuestro objetivo es generar productos de origen vegetal que aporten un impacto positivo en el rural, beneficiosos para la salud de las personas y respetuosos con el medio ambiente”. Torres, con respecto al sector ecológico, afirma: “En cuanto a la producción, Galicia se enfrenta a grandes problemáticas sociales y medioambientales como la despoblación del rural o el monocultivo del eucalipto. Desde nuestra perspectiva, en torno a esta problemática surgen un montón de oportunidades. Todavía tenemos mucho territorio por recuperar y adaptar a un modelo de producción más sostenible. En esa necesidad de transformación, la agricultura ecológica es un medio que debemos considerar dado el aumento de valor de los productos que proporciona. En el resto del territorio quizá tengan otro tipo de problemáticas, más relacionadas con el cambio climático y el aprovechamiento de los recursos hídricos. Estas cuestiones son claves tanto para las actuales explotaciones agrónomas como para las futuras. Por suerte, en Galicia, estos problemas no son tan acusados”.

En BioCultura, muchas empresas gallegas presentan sus novedades. Sara Torreiro, de Casa Grande de Xanceda (que estará en BioCultura A Coruña), otra de las grandes empresas del sector ecológico gallego, señala: “Tenemos un nuevo kéfir con melocotón y maracuyá al que el público está respondiendo muy bien. Eso si, la protagonista en BioCultura A Coruña va a ser nuestra Kombuxa. Una bebida fermentada con base de té disponible en dos referencias: Maxical Berries y Xan Lemmon. La kombucha es una de las categorías que tiene un crecimiento más espectacular y la nuestra es 100% gallega, artesanal, fermentada a modiño y, como todos nuestros productos, agradable, deliciosa y saludable”.

Otras empresas gallegas de gran prestigio dentro del sector ecológico son, por ejemplo, Lenatt Food, que estará en BioCultura A Coruña. Una de sus cremas ha sido premiada en los Great Taste de Londres. También encontramos en la nómina de elaboradores gallegos a Trasdeza Natur, premiada como mejor productor sostenible de España en 2023 (en los premios BBVA). Y no podemos olvidar a Algamar, empresa pionera del sector ecológico gallego y, especialmente, un gran referente en el mundo de las algas.

Recientemente, se celebró en Madrid una gala para la adjudicación de los Premios Alimentos de España 2023. Ángeles Parra, presidenta de Vida Sana, estuvo en el jurado junto a muchos otros analistas. En la modalidad de Producción Ecológica, el galardón fue para Algas Atlánticas Algamar (Pazos de Borbén, Pontevedra). Una empresa clásica en las diferentes ediciones de BioCultura. Clemente Fernández señaló al recibir el galardón: “Queremos seguir afinando nuestros procesos de producción, que siempre se pueden optimizar en aras de una mejor calidad, lo cual significa, entre otras cosas, continuar actualizando sistemas y maquinarias muy especializadas, más bien específicas, ‘ad hoc’. Eso nos permitirá seguir en la línea de creación de nuevos productos. Abrir nuevos mercados y profundizar en los que existen en España y en Europa. Y seguir impulsando una potente I+D que nos ubique en la vanguardia de la alimentación saludable y la sostenibilidad. Este es uno de los mayores y más estimulantes retos que tenemos por delante, enfocado hacia las propiedades de los compuestos bioactivos presentes en las algas y sus funcionalidades saludables, el valor de la proteína de las algas como alternativa a la proteína animal, etc. Esto entronca perfectamente con nuestros orígenes y con nuestra línea ininterrumpida de alimentos 100% veganos a base de algas”.

Otra empresa pionera en el mundo de las algas, que estará en BioCultura A Coruña, es Porto Muiños. En fin, Galicia ha dado en los últimos años un gran número de productos y empresas que son admirados en el todo el estado y en medio mundo. Y es que lo bueno deja huella… y, si es ecológico, es una huella sin carbono.

Autor: Pablo Bolaño.

Artículo publicado originalmente por Asociación Vida Sana (www.vidasana.org).

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Febrero 2024