Un laboratorio ha descubierto recientemente 92 compuestos desconocidos en una bebida alternativa a la leche elaborada mediante un proceso de “fermentación de precisión” que implica el uso de ingeniería genética.

compuestos desconocidos
©The Organic & Non-GMO Report

Moléculas desconocidas para la ciencia

El Instituto de Investigación de la Salud (HRI), con sede en Iowa, probó un producto de la Bored Cow, que se describe como “una alternativa láctea elaborada con proteínas de leche de fermentación en lugar de vaca”. Utilizando tecnología de análisis molecular de espectro completo, el HRI encontró 92 pequeñas moléculas en el producto desconocidas para la ciencia, según John Fagan, director científico del HRI.

“Son completamente novedosas para nuestra alimentación”, dice. “Son cosas que no hemos consumido como seres humanos”.

Fagan rastreó la literatura científica y las bases de datos para determinar si las moléculas tenían propiedades nutricionales u otras propiedades beneficiosas y no encontró nada.

“Ni siquiera pude encontrar el nombre científico de la gran mayoría de las moléculas presentes en el producto Bored Cow. Son materia oscura nutricional”, afirma Fagan.

Las moléculas desconocidas podrían ser nutrientes o productos de desecho generados durante el proceso de fermentación. De estos últimos, Fagan dice: “No necesariamente los quieres en tu comida”.

En cambio, los compuestos de la leche de vaca, como las vitaminas, los minerales, los azúcares y los hidratos de carbono, son bien conocidos por ser seguros y nutritivos, afirma Fagan.

Las pruebas del HRI también hallaron residuos de un fungicida a un nivel considerable. Fagan cree que puede haberse añadido al proceso de fermentación para impedir el crecimiento de microorganismos durante la producción de la proteína láctea. Pero el fungicida pasó a la leche de la Bored Cow. Los fungicidas se utilizan en agricultura para matar hongos. El HRI analiza los alimentos en busca de residuos de pesticidas.

Bored Cow no respondió a un correo electrónico en el que se le pedía su reacción a las conclusiones del HRI.

Las pruebas revelan moléculas desconocidas y un fungicida en la alternativa láctea Bored Cow

La “microflora” de los OMG

La alternativa a la leche de Bored Cow se elabora con una proteína láctea de suero sin animales de Perfect Day, que utiliza un proceso de biología sintética llamado “fermentación de precisión” para fabricar la proteína. Se trata de tomar un gen de la proteína del suero e introducirlo en una levadura modificada genéticamente. Bored Cow y Perfect Day utilizan el término “microflora” para evitar el uso de “ingeniería genética” u “OMG”. A continuación, la levadura transgénica se introduce en tanques de fermentación de acero inoxidable con azúcar o jarabe de maíz de alta fructosa, agua y nutrientes. Los ingredientes adicionales ayudan a la levadura a crecer y producir la proteína. La levadura OMG se filtra, dejando la proteína de la leche, que se purifica y se seca. Bored Cow toma la proteína de la leche y le añade vitaminas, minerales, azúcar y otros ingredientes para darle el sabor y la consistencia de la leche de verdad.

La proteína láctea de suero de leche de Perfect Day, denominada ProFerm™, es utilizada por un número cada vez mayor de empresas alimentarias y de ingredientes, como Nestlé, Bel Group, Myprotein, Renewal Mill y JuiceLand. Estas empresas utilizan la proteína para fabricar leche sin lácteos, chocolate, queso fresco, helados y mezclas para hornear recicladas.

La leche Bored Cow es “sorprendentemente diferente” de la leche de verdad

Según Fagan, las 92 moléculas desconocidas “vinieron de paseo” con la proteína láctea de Perfect Day en el producto Bored Cow.

Tanto Perfect Day como Bored Cow afirman que la proteína de la leche es idéntica a la de la leche de vaca, pero las pruebas de HRI descubrieron que la proteína de la leche de Bored Cow procedía principalmente de la levadura OMG y no de la proteína de la leche.

“La composición de aminoácidos de la proteína que está presente en la leche de Bored Cow es sorprendentemente diferente de la composición de aminoácidos de la leche real”, dice Fagan. “Tenemos datos que así lo demuestran”.

Aunque Perfect Day afirma en su sitio web que la fermentación de precisión es un “proceso con décadas de antigüedad”, Fagan dice que el término es un error.

“El término ‘fermentación de precisión’ no es exacto”, afirma. “Nuestra investigación demuestra que dista mucho de ser precisa”.

Los hallazgos refutan las afirmaciones de que la proteína láctea producida por biología sintética es idéntica a la proteína láctea real

ADN de OMG no eliminado

Tanto Perfect Day como Bored Cow afirman que sus productos synbio no contienen OMG porque la “microflora” o levadura derivada de OMG se elimina durante el proceso de fermentación. Fagan lo llama “ilusiones”.

“El ADN (modificado genéticamente) de estos productos está roto o fragmentado, pero sin duda sigue ahí”, afirma Fagan.

Además, afirma que se están desarrollando pruebas para detectar el ADN transgénico en productos de biología sintética como Bored Cow.

“La realidad es que basta con hacer un poco de biología molecular y se puede desarrollar una prueba de OMG para productos simbióticos”, afirma Fagan, que fue pionero en la creación de pruebas de laboratorio para el maíz y la soja OMG cuando se comercializaron por primera vez a finales de los años noventa.

La presencia de ADN modificado genéticamente en Bored Cow y otros productos simbióticos obligaría a etiquetarlos de acuerdo con la Ley Nacional de Divulgación de Alimentos Bioingenierizados del Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Ahora mismo, estos productos no requieren etiquetado.

Sin pruebas de seguridad

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. no exige pruebas de seguridad del producto Bored Cow ni de otros alimentos simbióticos. Pero en Europa y Canadá, la leche simbiótica -con sus 92 compuestos desconocidos- se consideraría un nuevo producto alimentario y debería someterse a pruebas de seguridad antes de salir al mercado.

“Estos productos han salido al mercado sin que la FDA exija evaluaciones de seguridad de estos compuestos”, afirma Fagan. “Tiene que haber pruebas de seguridad a largo plazo antes de que estos productos salgan al mercado”.

Los productos de Bored Cow se venden en supermercados y cadenas de alimentación natural como Sprouts Farmers Market. Bored Cow, que es una marca de Tomorrow Farms, también promocionó su alternativa a la leche en la feria Natural Products Expo East de Filadelfia el pasado septiembre. La presencia de empresas de productos simbióticos como Perfect Day y Bored Cow en Natural Product Expos East y West ha suscitado controversia, ya que los miembros de la industria de alimentos naturales afirman que estas empresas no tienen nada que hacer en un evento de alimentos naturales.

La industria de la biotecnología se basa en un supuesto erróneo

Las empresas de simbiosis afirman que sus productos son más sostenibles y respetuosos con el clima. Pero Errol Schweizer, socio de alimentación y agricultura de Impakt, IQ, plantea varias preguntas importantes sobre la fermentación de precisión en un artículo publicado en Forbes: ¿Cuánto material de desecho producirá el proceso de synbio y cómo se eliminará? ¿Cómo se compara el consumo de energía y recursos de estos productos con el de los productos de origen animal de la competencia? Además, ¿cómo puede ser sostenible el uso de jarabe de maíz de alta fructosa como materia prima cuando la producción de maíz en EE.UU. consume mucha energía y es contaminante?

Según Fagan, la industria de la biología sintética se está promoviendo sobre la base de un supuesto erróneo. A los inversores en empresas de biología sintética -que reciben miles de millones de dólares en capital riesgo- se les dice que los productos de biología sintética, como Bored Cow, se crean como un programa informático, que sólo es cuestión de programar el ADN como un ordenador. Un artículo de FoodNavigator USA describe incluso cómo se “programan” las levaduras transgénicas para producir proteínas. El problema es que el funcionamiento interno de los organismos más simples, como la levadura, es mucho más complejo que los programas informáticos.

“Es una analogía vacía porque implica que en la biología sintética se tiene el mismo tipo de control preciso que programando un ordenador. Es mucho más complejo”, afirma Fagan. “Aquí tenemos un ejemplo de 92 compuestos imprevistos que se producen, y sólo una traza de la proteína de suero que realmente se desea. No se parece en nada a la precisión”.

Autor: Ken Roseboro. Artículo cedido por The Organic & Non-GMO Report

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Febrero 2024