Francisco José Gil Acea es ingeniero superior de telecomunicaciones (UPC), MBA por el IESE y graduado en Humanidades. Ha trabajado en empresas de varios sectores con un propósito común: crear «empresas de crecimiento rentable donde el componente humano y el enfoque comercial son factores clave de éxito», nos explica. Desde abril de 2023, es Director General de Laboratorios Almond S.L., referente en la fabricación y comercialización de productos ecológicos de alto valor nutricional, principalmente reconocidos bajo la marca NaturGreen. Francisco es optimista sobre la evolución de la empresa y el mercado ecológico.

¿Cómo afrontas este reto?

Buscaba un nuevo proyecto alentador, en un entorno en el que creyera y que tuviera un propósito, hacer algo bueno para la gente con un equipo comprometido. Cuando me presentaron el proyecto de Laboratorios Almond me pareció espectacular, porque tenía todos los componentes que quería: alimentación ecológica, concepto 100% de vida sana y posibilidades de crecimiento brutales. Quiero que nuestra empresa sea amable, que no diga lo que no se tiene que hacer, sino que sugiera lo que estamos convencidos de que es bueno para ti. Cada día. Siempre. Tener este propósito y una empresa donde podía crecer, me parecía perfecto.

Bebidas y otras alternativas vegetales, ¿cómo van la inversión en la nueva fábrica y los lanzamientos?

Estamos muy contentos. Hicimos una prueba con una inversión importante. Nos ha salido muy bien y estamos teniendo crecimiento. Incluimos un producto como el kéfir vegetal, que fue una novedad y que ahora es un punto de distinción dentro de nuestra gama. Estamos creciendo a dos dígitos y nos estamos planteando cómo hacerlo para poder producir todo lo que queremos producir, para atender toda la demanda que tenemos en nuestra marca NaturGreen.

Teníamos unas 450 referencias en nuestra gama de productos. Ahora estamos haciendo un trabajo de racionalización para hacerla más clara desde el punto de vista del consumidor. Estamos haciendo un trabajo de análisis de las categorías y de regularización. Nuestra estrategia para los próximos años es ser el producto vegetal y ecológico que acompañe a las familias de nuestros clientes a lo largo del día. Pensando en este esquema, puedes desarrollar toda una categoría de productos que van desde primera hora de la mañana hasta la hora de cena. Puedes ver dónde tienes cabida y donde puedes añadir una propuesta de valor.

«Quiero que nuestra empresa sea amable, que no diga lo que no se tiene que hacer, sino que sugiera lo que estamos convencidos de que es bueno para ti»

Con el aceite de coco os convertisteis en un referente para el mercado. ¿Y en el resto de productos?

Posiblemente somos uno de los importadores de coco más grandes de España. Es uno de los elementos clave de nuestra venta de productos. Si ahora me preguntaras sobre qué productos se están vendiendo mejor, sería complicado responder, los estamos vendiendo todos muy bien. La sensación es que en el mercado hay una caída del crecimiento de ventas tanto en unidades como en facturación, y nosotros, sin embargo, estamos creciendo en unidades y en facturación.

¿En cuántos mercados trabajáis?

Si hablamos de banderas, tenemos unas 60. Ahora, el volumen importante lo tenemos concentrado en 10 países aproximadamente, que por sentido común están cerca de España. Tenemos un mercado muy importante en Francia, Bélgica, Grecia, Marruecos y Dubai, y ahora estamos empezando en Arabia Saudí.

«Por orden trabajamos en seguridad, calidad y volumen de producción»

Háblanos del greenwashing.

No nos tenemos que preocupar sino ocupar. Visión estoica. Cuidar nuestro jardín como recomendaba Voltaire. Tenemos que ofrecer una serie de productos al cliente que nos den ventaja respecto al producto comparativo. Y, por tanto, ofrecer productos de una gama ecológica. Ahora bien, el greenwashing existe, y hace daño. ¿Y qué tenemos que hacer? En mi opinión responder con el asociacionismo: entrar a influir dentro de los organismos y hacer lo que esté en nuestras manos. No poner la queja, sino la Euro Hoja en el centro de la estrategia. Ahora estamos haciendo un cambio en la imagen coherente con esta idea.

Siempre habéis sido una opción muy segura para las personas que evitan el gluten o la lactosa.

Trabajamos dirigidos por tres vectores: la conciencia que esto es un problema real y, por lo tanto, debemos desarrollar soluciones que respondan a esta necesidad; la necesidad de identificar en el etiquetado si se responde o no a estas necesidades; y el cumplimiento y garantía en el proceso de producción de lo que ponemos en la etiqueta. Por orden trabajamos en seguridad, calidad y volumen de producción.

Autor: Oriol Urrutia, Co-Editor y Politólogo

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Marzo 2024