El reciclaje disminuye el volumen de residuos y representa un ahorro para las comunidades y empresas. En general, el precio del depósito en un vertedero se incrementa continuamente, lo que puede hacer más rentable en el futuro la actividad del reciclaje.

Yo Reciclo: Gestionando los residuos, los contenedores menos visibles contenedor aceite

La reducción de residuos que se consigue con el reciclaje es la razón principal de esta actividad hoy en día. El depósito en basureros de un volumen de residuos creciente crea problemas serios en la ubicación y el mantenimiento de los espacios dedicados a esta finalidad. En general, su instalación genera un gran rechazo social y representa un impacto ambiental considerable. El reciclaje de todos los materiales posibles es una solución.

  • Contenedor de pilas: una vez agotadas, nunca se deben arrojar a la basura, ni al suelo, porque pierden su hermetismo y pueden dejar escapar su contenido. Sus contenedores se pueden encontrar en aquellos comercios que venden pilas, en supermercados o centros comerciales y también en las calles de las ciudades.
  • Contenedor de bombillas: desde hace un tiempo, asociaciones como Ambilamp luchan por conseguir un reciclaje total de lámparas. Sus contenedores están disponibles en algunas grandes superficies, donde podemos depositar fluorescentes y bombillas de bajo consumo usadas.
  • Contenedor de ropa: situados en las calles, podemos depositar ropa y calzado para darles una segunda vida y colaborar en proyectos de cooperación. La fundación Humana es un ejemplo.
  • Puntos Sigre: gestionan la recogida de medicamentos usados, caducados o no, a través de las farmacias. La distribución farmacéutica se encarga de recogerlos para su transporte hasta la planta de selección y clasificación.
  • Contenedores de aceite: es habitual encontrar contenedores específicos situados al lado de los contenedores comunes. También se puede depositar en los puntos limpios. El aceite usado tiene que ir en un recipiente de plástico cerrado.
  • Reciclaje de muebles: podemos llevarlos a los puntos limpios que nos lo permitan o bien dejarlos en la zona de contenedores, respetando el día específico de la recogida, estipulado por el ayuntamiento.
  • Reciclaje de gafas: varias organizaciones como Ópticos por el Mundo, o Medicus Mundi, recogen gafas usadas para darles una segunda vida y ayudar a millones de personas a corregir por primera vez sus problemas visuales. Podemos encontrar contenedores en ópticas y tiendas de gafas o centros universitarios.
  • Puntos limpios: son centros de recogida de residuos peligrosos o de gran volumen para los que no existe un contenedor específico en la vía pública. Residuos que no tengan cabida en ninguno de los contenedores, deberemos depositarlos en el punto limpio. Residuos no reciclables como juguetes, restos de construcción, tinta de impresora, electrodomésticos, pinturas, radiografías, etc.

La mayor parte de los residuos recogidos y clasificados son trasladados a las diferentes instalaciones de reciclado, donde comienzan los tratamientos específicos para su recuperación. El resto son tratados o eliminados de la forma más adecuada mientras no existan instalaciones para su reciclaje.

Autora: María Cacheda, Divulgadora Científica. Publicado en Bio Eco Actual.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here