Cuando oímos hablar de bebidas energizantes siempre nos vienen a la mente las más populares, como Monster o Red Bull.

bebidas energéticas bebidas energizantes

Lo que ya no conocemos tanto es la composición de estas bebidas, cuya función es estimular el sistema nervioso central, y que son un coctel químico variado compuesto, entre otras, por cafeína, taurina, vitaminas del grupo B, glucoronolactona, inositol, mate, arginina, carnitina, guaraná, glutamina, proteínas y aminoácidos, piruvato o ácido pirúvico, azúcar y sodio en distintas cantidades y concentraciones según los fabricantes y el tipo que se elija.

De este coctel de estimulantes la cafeína se encuentra en una elevada cantidad, 80 – 120 mg por bote, el equivalente al consumo de dos cafés. Esta elevada cantidad ha llevado a las autoridades sanitarias de países de la CE como Francia y Dinamarca a restringir su venta exclusivamente en farmacias y venderlo como producto farmacéutico.

Del resto de sustancias del coctel la más problemática por su posible riesgo asociado para la salud es la glucoronolactona. Fue ampliamente usada por Estados Unidos para “estimular” a sus soldados durante la guerra de Vietnam y con efectos secundarios constatados durante el periodo de prueba como migrañas y episodios de alucinaciones. Durante años se vinculó su uso con la aparición de tumores cerebrales y enfermedades de hígado a largo plazo.

Las bebidas energizantes no deben ser consumidas por personas con problemas cardiovasculares, gástricos o psicológicos, ni embarazadas ni niños

El coctel químico descrito tiene como efecto inmediato el aumento de la presión arterial y de la frecuencia cardiaca. Debido a la actividad sobre el sistema circulatorio se empieza a asociar su uso con los derrames cerebrales e infartos cardiacos que sufren deportistas y consumidores habituales de estas bebidas.

Otros efectos en la salud son la intoxicación, enrojecimiento de la cara, dolor de cabeza, dilatación de pupilas, agitación psicomotora, hiperactividad, nerviosismo y vómitos.

Sin la menor duda, el consumo de las bebidas energizantes conlleva riesgos evidentes para la salud, más aún si su uso va asociado al consumo de alcohol, puesto que dado que las bebidas alcohólicas relajan el corazón y las energéticas lo estimulan, la posibilidad de sufrir  un colapso se incrementa.

Autor: Raúl Martínez, Dietética y dietoterapia Homotoxicología

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí