La Organización Mundial de la Salud (OMS) define los probióticos como «microorganismos vivos que, cuando se administran en cantidades adecuadas, confieren un beneficio a la salud del consumidor». Dicho de otro modo, son alimentos que contienen componentes biológicamente activos con un efecto beneficioso en el cuerpo, por eso se los considera alimentos funcionales cardiovasculares.

Qué Comer: ¿Qué son los alimentos probióticos?

Cuando hay una alteración de estos microorganismos en la flora intestinal, se puede producir un desequilibrio que puede alterar las funciones del intestino y contribuir al desarrollo de enfermedades, de ahí su gran importancia en la salud.

Son fuentes fiables de probióticos algunos derivados de la soja, yogurt, natto, tempeh, miso, salsa de soja o tamari

¿Dónde se encuentran?

  • En alimentos que han pasado por un proceso de fermentación donde, además de modificarse las cualidades organolépticas del alimento como el sabor, el aroma y la textura, también se aumentan sus propiedades nutricionales.
  • En las verduras fermentadas en miso y en las encurtidas con sal como el chucrut, en la ciruela umeboshi, en el amasake y en bebidas como el kéfir de agua o el té kombucha.
  • En suplementos o medicamentos.

Beneficios

Los probióticos se utilizan como tratamiento complementario para trastornos como la obesidad y la diabetes. La evidencia científica sugiere que, además de los hábitos alimentarios y la actividad física, mantener una buena flora intestinal es clave para el equilibrio del cuerpo. También se ha demostrado que ayudan a reequilibrar el intestino después de tomar antibióticos.

Asimismo, juegan un papel muy importante en la reducción del riesgo de padecer diabetes gestacional. Las mujeres embarazadas con sobrepeso corren el riesgo de padecer este tipo de diabetes que puede afectar tanto al feto como a la madre. Así pues, tomar probióticos durante el embarazo es beneficioso para ambos.

Un metaanálisis realizado en 1700 pacientes para el tratamiento del síndrome del intestino irritable mostraron que los probióticos  reducen significativamente los síntomas generales (como el dolor abdominal, distensión abdominal y flatulencia) por lo que los probióticos parecen ser beneficiosos para tratarlo.

Conclusión

Los estudios demuestran que los probióticos son beneficiosos, ya que están relacionados con la reducción de microorganismos nocivos, la producción de compuestos antimicrobianos (sustancias que destruyen o inhiben el crecimiento de microorganismos) y con la estimulación de la respuesta inmune del cuerpo. A su vez, restablecen la flora intestinal y contribuyen tanto en la prevención como en el tratamiento de enfermedades, evidenciando su importancia para mantener una buena salud.

Importante

Si los alimentos con probióticos se someten a un proceso térmico de pasteurización o esterilización para reducir o eliminar agentes patógenos, se reduce significativamente la población de bacterias. Por lo tanto, es recomendable mirar atentamente la etiqueta del producto.

ESPACIO PATROCINADO POR
Elige bien: elige productos de El Granero Integral

logo el granero

Autora: Esther Baena, dietista

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Septiembre 2020

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí