PATROCINADO POR
Suplementos Solgar

Nos adentramos esta vez en el tratamiento de la Hipertensión arterial, como continuación de la primera parte en el número de Noviembre donde hablamos de sus causas y sintomatología…

Y es donde la nutrición juega un papel fundamental ya que la hipertensión está directamente unida a nuestras costumbres alimentarias, al estilo de vida y al entorno. Tanto es así que se observa casi exclusivamente en los países desarrollados. En los países del Tercer Mundo es muy difícil encontrar personas hipertensas…

Dieta

El objetivo es alimentarse de forma equilibrada, con salud y placer, apostando por productos de temporada y lo más limpios posibles.

Adelgazar

Debe evitarse el sobrepeso y la obesidad. El exceso de grasa y colesterol influyen negativamente sobre la presión arterial empeorando además la arteriosclerosis.

Reducir

La ingesta de sodio de la sal refinada de mesa y de los alimentos que contienen sodio de manera encubierta ya que aumentan la retención de líquidos: comidas preparadas, alimentos enlatados, aperitivos (patatas chip, frutos secos), sopas de sobre y concentrados para caldos y cocciones, ahumados y agua con gas…

Aumentar

La ingesta de potasio, calcio, vitamina C  con vegetales y frutas en general ya que ello contribuye a equilibrar la tensión arterial: agua de coco, kiwi, apio, calabaza, sésamo molido, hojas verdes y coles sobre todo.

Hierbas aromáticas

Deben formar parte del día a día en nuestro plato para aportar sabor sin sodio y con múltiples propiedades.

Ácidos grasos esenciales

Su consumo también regula la tensión junto con el magnesio encontrado en las semillas oleaginosas.

Limitar

El consumo de alcohol, café, tabaco y sustancias excitantes y aportar agua de baja mineralización.

Tomar fibra

A diario ya que previene y trata la hipertensión, disminuye el colesterol, quela los metales pesados, ayuda a bajar de peso con frutas, verduras , legumbres y cereales integrales ecológicos. Las mejores son las que forman geles hidrosolubles como la pectina de manzana, el salvado de avena, las semillas de zaragatona.

Suprimir

El consumo de azúcar blanco e de hidratos de carbono refinados puesto que aumentan la retención de sodio e incrementan la secreción de insulina lo que desencadena la hipertensión..

Cocinar

Preferiblemente al vapor y al papillote. Evitar los fritos y rebozados todo lo posible.

hipertensión arterial tratamiento

Suplementación Natural

Calcio y magnesio por sus efectos hipotensores, atravesando la barrera celular. Debe mantenerse un equilibrio entre la cantidad de calcio y de magnesio por lo que deben administrarse juntos.

Potasio. La escasez de potasio produce la retención de sodio en el interior de la célula lo que a su vez hace que se acumule líquido y aumente la presión sanguínea.

Ácidos grasos esenciales. La ingesta de ácido linoléico provoca una acción hipotensora importante normalizando las prostaglandinas de la serie E de acción inflamatoria.

Coenzima Q10, los hipertensos están en deficiencia y necesitan su presencia a niveles tisulares.

Vitamina C. La vitamina C es un preventivo frente a la hipertensión. Además posee un claro y reconocido efecto hipotensor.

Germanio. Coadyuva en el tratamiento de la presión sanguínea.

Fitoterapia: podemos encontrar multitud de plantas con efectiva y reconocida actividad hipotensora como el espino blanco, el olivo y el muérdago.

Otros buenos y beneficiosos hábitos

El yoga, el tai-chi, la meditación y las técnicas de relajación son muy eficaces para reducir la presión arterial. Hacer algo de ejercicio a diario (paseos de una hora, por ejemplo).

Autora: Mareva Gillioz, Dietista y Coach nutricional, especializada en Naturopatía

Bio Eco Actual, informativo mensual gratuito impreso y digital 100% ecológico
Bio Eco Actual Diciembre 2017

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here