RECOMENDADO POR
Sol Natural

En invierno, las horas de luz disminuyen, hace más frío y nuestro cuerpo nos pide hibernar… Sería lógico reducir la actividad y ritmos, ¡pero no es así! Las horas de trabajo y obligaciones son las mismas todo el año, con lo que es especialmente importante asegurar unos buenos hábitos de vida saludable como la dieta, la actividad física (preferiblemente al aire libre por la vitamina D) y el descanso.

Sin embargo, los alimentos más accesibles son de baja calidad, cargados de pesticidas o de baja densidad nutricional… Y dado que el ritmo de nuestras vidas es anti-natural y excesivo, sobre todo de cara al estrés y al desgaste diario al que nos sometemos, debemos pensar en cómo sumar nutrientes en cada uno de nuestros platos.

Por un lado, aportando a diario auténticos superalimentos como son las verduras al igual que las frutas, orgánicas, y a privilegiar si es posible de proximidad. Son la base de nuestro aporte de minerales y vitaminas, además de hidratos y proteínas vegetales. Y del otro lado, consumiendo legumbres, granos integrales y ecológicos, además de semillas y frutos secos (no fritos) potenciando la variedad y calidad. Otro buen gesto, es priorizar la ingesta de productos biológicos y enteros, limitando así el empobrecimiento de los alimentos y del suelo de nuestra tierra madre, y del mar.

Más en detalle, los superalimentos que no deberían faltar en nuestra dieta y despensa, son sin duda los germinados y vegetales de hoja verde: col kale, bok choy, brócoli, endivias, escarola, tallos de rábano, remolacha y zanahoria, rúcula, achicoria, col china, berros, canónigos, espinacas, acelgas, hojas de mostaza, y todas las poderosas hierbas aromáticas…

Dinamarca Ecológica Dinamarca Ecològica 100% ecològica

Frutas extraordinarias de la cuenca mediterránea como los arándanos, moras, fresas, frambuesas, los cítricos, ciruelas, uvas, algarroba y la granada son de alto contenido en antioxidantes en comparación con otras. Así como otras más exóticas como son el aguacate, coco, mangostán, las bayas de Goji, frescas o deshidratadas, o incluso en polvo como son el cacao, baobab, lúcuma, açaí o el camu-camu, por ejemplo.

los poderes de tus alimentosEs importante no confundir la toma de estos super ingredientes con una solución milagrosa de cara a compensar una mala alimentación e higiene de vida, sin embargo, en un contexto de un estilo de vida saludable, como he mencionado al principio, sí que mejorará el estado y funcionamiento de nuestro cuerpo y mente, dado que contienen una concentración y densidad de nutrientes más elevada que otros, especialmente en vitaminas, minerales, fitoquímicos y antioxidantes.

Otros aliados a tener en cuenta en una reeducación alimentaria son la estevia y la levadura nutricional. Por un lado, la planta estevia rebaudiana edulcora, sin elevar el índice glucémico, además de ayudar a regular nuestro paladar y adicción al dulce, actuando también como un potente antiinflamatorio y antioxidante natural. La levadura nutricional es un excelente sustituto del queso para aquellas personas veganas, intolerantes a la lactosa o que simplemente no quieren tomar leche de vaca y derivados. Tiene un aroma delicioso, y es también apto para casos de candidiasis a diferencia de la de cerveza, al no estar activa. Es fuente de fibra, proteína vegetal y complejo B, todo un aliado para nuestra belleza y sistema nervioso.

La lista es larga y los sabores infinitos, pero los superalimentos son unos superaliados a redescubrir y tener en nuestras neveras y despensa, para aquellos que desean sumar calidad nutricional a su estilo de vida saludable.

Autora: Mareva Gillioz, Dietista y Coach nutricional, especializada en Naturopatía
Publicado en Bio Eco Actual Febrero 2018

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here