El selenio es un oligoelemento que de forma natural se encuentra en el suelo, el agua y en gran cantidad de alimentos.

Es esencial para desarrollar las funciones bioquímicas del metabolismo del organismo, siendo un constituyente de más de dos docenas de selenoproteínas que desempeñan papeles imprescindibles en la reproducción, la función de la hormona tiroidea, la síntesis de ADN y la protección contra el daño oxidativo y la infección.

Lo podemos encontrar en forma inorgánica como sales, selenato y selenito, y en forma orgánica como selenometionina y selenocisteína. Ambas formas son buenas fuentes dietéticas de selenio. El selenio se encuentra en el suelo en forma inorgánica, y son las plantas las encargadas de acumular y convertir estas formas inorgánicas en formas orgánicas, principalmente selenocisteína y selenometionina y sus derivados.

Selenio, salud celular y prevención del cáncer
20 minerales para la salud humana

Actúa como antioxidante defendiendo las células del estrés oxidativo, estando implicado en la ralentización de los procesos de envejecimiento celular y propiciando que el sistema inmunológico combata el daño de los radicales libres sobre las células. Tiene efecto sinérgico con otros antioxidantes como la vitamina E, lo que permite al cuerpo combatir el estrés oxidativo y defenderse contra los cánceres como el de hígado, próstata, colon y pulmón. Una dosis de 200 miligramos por día de selenio puede ser efectiva para proteger el ADN, reduciendo el riesgo de mutación celular y desarrollo de cáncer.

El Selenio actúa como antioxidante defendiendo las células del estrés oxidativo

Aumenta la inmunidad, ya que es un oligoelemento imprescindible para el correcto funcionamiento del sistema inmunitario y esencial para contrarrestar el desarrollo de virus. Mejora el flujo sanguíneo y disminuye la probabilidad de enfermedad cardíaca, regula la función tiroidea y aumenta la longevidad. Su consumo facilita reducir los síntomas del asma, y es fundamental para mantener una óptima salud reproductiva, ayudando a impulsar la fertilidad.

Entre los alimentos vegetales con alto contenido en selenio se encuentran los frutos secos, especialmente las nueces de Brasil, los cereales, granos y semillas, especialmente mostaza y girasol, pero son los alimentos integrales las mejores fuentes de selenio.

El selenio es un complemento indispensable para nuestra dieta. Opta por consumir un selenio ecológico que se obtenga de forma natural a partir de granos y semillas, selenio apto para veganos.

ESPACIO PATROCINADO POR
El Granero Integral

Autor: Raúl Martínez, Biólogo, Especialista en Medio Ambiente y Salud

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Septiembre 2020

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here