Xenoestrógenos: Qué son y cómo evitarlos Xenoestrògens: Què són i com evitar-los

La mayoría de los productos de cuidado personal como el champú, cremas y desodorantes contienen en abundancia xenoestrógenos en forma de ftalatos o parabenos, que son añadidos por los fabricantes porque suavizan la piel, les dan una mayor vida útil y permiten que los aromas sean persistentes y duraderos. Los alimentos van empaquetados en plásticos que los contaminan con sustancias químicas estrogénicas.

Los productos de limpieza del hogar, especialmente los que tienen poder antibacteriano, contienen ingredientes estrogénicos como el triclosán que es un disruptor hormonal conocido. Los efectos nocivos sobre el sistema endocrino de estas sustancias químicas se han puesto en evidencia en innumerables estudios científicos, y, sin embargo, siguen sin estar reguladas y son utilizadas por la industria.

Los xenoestrógenos son llamados de distintas formas. Se conocen como productos químicos disruptores endocrinos (EDC’s), disruptores endocrinos, hormonas disruptivas químicas, disruptores hormonales, xenobióticos, falsos estrógenos o metaloestrógenos. Su característica fundamental es que interrumpen el equilibrio hormonal natural. Por eso se conocen como disruptores endocrinos, ya que son sustancias químicas que alteran la función normal de las hormonas estrogénicas. El estrógeno es una hormona natural que es fundamental para el crecimiento y la reproducción. El cuerpo regula la cantidad necesaria de hormona a través de complejas vías bioquímicas. Nuestro sistema endocrino libera hormonas que indican a los diferentes tejidos orgánicos cómo deben funcionar y qué es lo que deben hacer. Los xeroestrógenos son sustancias que imitan las funciones de nuestros estrógenos naturales, y cuando ingresan en el cuerpo se unen a los receptores hormonales de nuestras células, uniéndose y bloqueando los mismos. La consecuencia es que se produce una interrupción de las funciones de los estrógenos, cuya función es controlar el crecimiento y el desarrollo de los tejidos, y la capacidad reproductiva. Esto es particularmente perjudicial para los órganos sensibles a las hormonas como el útero y la mama, los sistemas inmunológico y neurológico, así como para el desarrollo.

Los xenoestrógenos no son biodegradables, por lo que se almacenan en nuestras células de grasa. La acumulación de xenoestrógenos puede estar implicada en patologías diversas como el cáncer de mama, próstata y testicular, obesidad, infertilidad, endometriosis, pubertad de inicio temprano, abortos espontáneos y diabetes.

triclosán disruptores endocrinos contaminantes hormonales

En nuestra vida diaria estamos expuestos de manera constante a estas sustancias, tenemos contacto con ellas en productos diversos de uso cotidiano como las frutas y verduras tratadas con pesticidas, los plásticos de transporte y almacenamiento de alimentos, el esmalte de uñas, perfumes, productos de belleza y cuidado del cuerpo,… La lista de xeroestrógenos es extensa, y solo cito aquellos compuestos más habituales. En las lociones y cremas encontramos el 4-Methylbenzylidene alcanfor (4-MBC), la benzofenona, y los parabenos, metilparabeno, etilparabeno, propilparabeno y butilparabeno, que son utilizados comúnmente como conservantes. Entre los plásticos destacan el bisfenol A, ftalatos, DEHP, los éteres de bifenilo polibromados (PBDE), y los bifenilos policlorados (PCB). En la comida los ingerimos en forma de colorantes y conservantes, como la eritrosina, la fenosulfotiazina, y el butilhidroxianisol, o a través de los alimentos tratados con insecticidas y herbicidas. En nuestro hogar los encontramos en forma de biocidas, de conservantes de la madera, en adhesivos, pinturas, lubricantes, como son el pentaclorofenol y los bifenilos policlorados. Están presentes en los detergentes, como el alquilfenol, o en la píldora anticonceptiva oral, en forma de etinilestradiol, estrógeno derivado del estradiol que es usado en sus fórmulas.

Entonces, ¿qué podemos hacer para evitar estas sustancias químicas tan comunes? Es necesario prevenir la exposición a los xeroestrógenos, tanto en nuestra alimentación, como en productos de limpieza, de salud y belleza, o en los plásticos que usamos diariamente en el hogar o puesto de trabajo. En la comida debemos evitar todo alimento que tenga contacto con pesticidas, herbicidas y fungicidas, siempre optando por alimentos orgánicos. Si son de origen animal debemos optar por carnes y productos lácteos libres de hormonas y pesticidas, y si usamos frutas y verduras no orgánicas es necesario pelarlas para evitar la contaminación. Los productos de limpieza del hogar, de salud y belleza son otra vía de entrada de estos compuestos. Debemos usar productos de limpieza biodegradables libres de químicos, libres de cloro y a ser posible, debemos filtrar el agua potable. Hay que evitar productos cosméticos y cremas que contengan químicos e ingredientes estrogénicos, como los parabenos y el cloruro de estearalconio, ingrediente antiestático con una gran variedad de aplicaciones en champú, detergentes, desinfectantes, textiles y papel, esmaltes de uñas y quitaesmaltes. Se deben usar fragancias naturales a base de aceites esenciales, y jabones y pastas dentales libres de químicos. Respecto a los plásticos de uso doméstico, una medida preventiva es reducir su uso siempre que sea posible, evitar calentar comida en estos recipientes, y no usar envolturas de plástico para cubrir los alimentos al almacenarlos. Sustituyamos el plástico por el vidrio.

Conozcamos donde se encuentran estas sustancias químicas dañinas y rechacemos aquellos productos que los contienen. Vivamos libres de disruptores endocrinos.

Autor: Raúl Martínez, Biólogo, especialista en medio ambiente y salud

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Marzo 2018

2 Comentarios

  1. Buenos días.
    Agradezco este artículo informando de los peligros de sustancias que funcionan como disruptores endocrinos.
    Me gustaría si es posible, publicar marcas de cosméticos y productos de limpieza que cuidando de la salud general ofrecen productos sin estas sustancias dañinas.
    Mi reconocimiento por estas informaciones
    Gracias.
    Teresa

  2. Hola, muy buen articulo, y que deja mucho que pensar. Me gustaria que asi como se ofrese la persona que hizo el comentario de publicar marcas de cosmeticos y productos de limpieza y otros mas. Publicara para uno saver, cuales son estos productos. Es importante. gracias.

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here