El pescado de piscifactoría peix de piscifactoria

La producción en piscifactorías puede parecer a priori una solución para el consumo ecológico de pescado, pero la realidad no es así de simple. Las piscifactorías no son ecológicas, son igualmente crueles con los animales y tampoco producen un pescado de calidad rico en nutrientes como el omega 3.

El término piscicultura se aplica para referirse a la agricultura relativa a la crianza de peces para el consumo humano. Por supuesto, el término no es exacto, pues está basado en la concepción religiosa judeocristiana, la cual no considera a los peces como animales, sino como frutos del mar. Sin embargo, los peces son animales tan sensibles como cualquier ave o mamífero, son inteligentes y forman sociedades complejas. Su capacidad para sentir dolor es igual que la de slos mamíferos y las aves, y su deseo de vivir también.

Las instalaciones de piscicultura industrial se conocen como piscifactorías, es decir: las granjas intensivas de cría de peces (moluscos o crustáceos) para producir a gran escala. En resumen, son las fábricas de peces. La aplicación de los métodos de la ganadería industrial también se aplican a estas granjas acuáticas… en depósitos, estanques, jaulas flotantes, etc. Son tan crueles y nocivas como las granjas terrestres. Las especies más afectadas a nivel mundial son carpa, salmón, tilapia y pez gato.

No existe ley alguna que regule el sacrificio y bienestar de los peces destinados al consumo

Las instalaciones pueden ser jaulas o vallas metálicas sumergidas en agua dulce (lagos y ríos) o en agua salada (mar adentro). En tierra firme pueden ubicarse en embalses artificiales o en depósitos de cemento construidos en campos. Así son criados cada año 120.000 millones de peces.

En algunos casos nos han presentado las piscifactorías como la solución sustentable ideal para hacer frente al problema de la demanda mundial de pescado para el consumo y la elaboración de piensos para ganado, dado que los métodos utilizados por la pesca industrial masiva son muy agresivos con los ecosistemas marinos y vacían mares y océanos.

Los peces que podemos encontrar en mercados y restaurantes suelen morir de formas muy crueles y las consecuencias para el medio ambiente son nefastas. Cada año, la industria pesquera mata a más individuos que toda la industria ganadera junta. A los peces capturados a través de los métodos de pesca industrial se les revientan sus órganos internos cuando son sacados del mar. Muchos mueren asfixiados y aplastados dentro de las gigantescas redes que los atrapan y amontonan. No existe ley alguna que regule el sacrificio y bienestar de los peces destinados al consumo. En las piscifactorías los métodos de matanza no son menos crueles: electrocución, asfixia o golpes. Cuando un pez es sacado a la superficie empieza a ahogarse, su agonía puede ser muy larga. Si le observamos veremos que abre la boca y muestra señales de estar padeciendo dolor. Los peces pequeños emiten gemidos de dolor, pero nuestro oído no es capaz de percibirlos. Cada año, la pesca industrial captura globalmente a un número de peces equivalente a la población humana de 142 planetas Tierra, muchos de los peces capturados por las inmensas redes no son especies comestibles o no son valoradas comercialmente. Todas estas muertes son consideradas deshechos.

Los peces son animales tan sensibles como cualquier ave o mamífero, son inteligentes y forman sociedades complejas

Ecológicamente, la producción de pescado en piscifactorías puede parecer una solución exenta de riesgos, pero la realidad no es así. Estas producciones intensivas generan muchos residuos y tienen repercusiones ambientales que pueden llegar a ser muy graves. En muchas instalaciones se emplean productos químicos para el tratamiento del agua y de los sedimentos, se aportan fertilizantes, desinfectantes, sustancias antibacterianas, antibióticos y otros medicamentos, plaguicidas, alguicidas, aditivos alimentarios, anestésicos y hormonas.

Nutricionalmente hablando, el pescado dispone de virtudes nutritivas como su riqueza en omega 3 y fósforo, etc. Sin embargo los peces de piscifactoría no aportan omega 3, porque comen piensos y no microalgas, por ello, son en realidad una fuente de grasas saturadas.

Autora: Helena Escoda Casas, Activista por los derechos de los Animales

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
 Bio Eco Actual Abril 2018

4 Comentarios

  1. Hola Helena, estoy totalmente de acuerdo en tu defensa de los derechos de los peces y de su dignidad como cualquier otro animal. Pero precisamente lo que buscaba en tu artículo era una alternativa y no la he encontrado. Yo hoy en día solo consumo pescado de origen salvaje, que, aunque han muerto de forma cruel, al menos han tenido una vida digna como animal. (Los de piscifactoría no han tenido ni una ni otra). ¿Existe alguna alternativa que no sea hacerse vegetariano o vegano?. Un saludo Helena.

  2. No estoy de acuerdo, deberían de fomentar las piscifactorías hacer más incluso en parte obligatoria parte del consumo. Es decir que haya un margen de peces para pescar. Ya que nos estamos cargando todas las especies.

    Si hicieran piscifactorías obligatorias no extinguiriamos el mar.

    Que denuncien la sobrepesca y los multen

  3. Una piscifactoría es comparado con la pesca tradicional menos agresiva para el medio ambiente, en las piscifactoria hay que tener un grado de pureza del agua muy elevado ya que los peces son seres vivos muy sensibles y el más mínimo cambio lleva a su muerte ya sea de temperatura o de químicos en el agua. Comparando la pesca en el mar, como la de arrastre que destroza el fondo marino y termina con muchísimas especies en peligro de extinción dentro de las redes que al final mueren y no terminan siendo consumida, en las piscifactorias se consume todo lo que se genera y no se mata a otras especies. Comparando la cantidad de microplasticos que los peces ingieren en el medio natural debido a la contaminación de los mares y pasan a la cadena trófica, siendo un mal a medio/largo plazo tanto para otra especie marina o el ser humano que lo consuma. Con lo cual las piscifactorias son necesarias para mantener los mares con sus especies viviendo en el y las piscifactorias para el consumo humano… También a los peces de piscifactorias de les puede dar de comer microalgas y plackton criados también en cautividad, que es lo que genera el omega3 que desarrollan en sus grasas y carne para ser integrado en el metabolismo humano. La muerte de un pescado sea cazado en el mar o en una piscifactoria va a ser cruel como cualquier muerte sea dolora o indolora ya que muerte es, o es que ¿¿¿¿cuando un animal se come a otro animalA deja de ser una muerte dolorosa????.. SIEMPRE en el entorno evolutivo donde nos hemos criado y evolucionado como especie, ha existido la caza como medio de supervivencia, siempre una especie de ha valido de otra como medio de alimentación, ya sea animal o vegetal, no podemos ir diciendo que estamos siendo crueles con los animales ya que es la forma de evolucionar, el ser humano para llegar a lo que ha sido ha necesitado una ingente cantidad de proteínas y de vitaminas para poder dar a su cerebro el combustible necesario para funcionar… El ciclo de la vida/muerte de este planeta es la ley de la evolución, en todas las especies, no podemos ir dándonos de PROTECTORES DEL MUNDO diciendo que somos crueles con las especies, es la ley de la vida en este ecosistema, en este ciclo cerrado, donde el ser humano es UN ANIMAL MÁS, porque le guste o no a quien le guste somos ANIMALES TAMBIÉN. Hay que decir que el ser humano está actuando de una manera que no es acorde con la evolución, ya que el ser humano es el único ANIMAL que es capaz de destruir el ambiente donde vive, ya tenemos la tecnología suficiente como para poder vivir de una manera menos agresiva con el medio ambiente (reciclando, siendo más consecuentes con el uso de la tecnología, y dejando el espacio necesario para que las especies del planeta vivan su vida), pero que las piscifactorias son una clave esencial para este propósito, como un sistema de Cris de ganado ecológica y consecuente con el medio ambiente, como ha existido toda la vida, mantener el pastoreo trádicional, que era tan beneficioso para el monte y el medio ambiente, evitando la proliferación de matojos y rastrojos que son tan peligrosos en tiempo de incendios forestales, hay que resurgir el campo tradicional que ha desaparecido, usar los desechos de la cría de animales como abono y olvidarnos de tantos químicos, es la técnica que se ha usado durante miles de años sin se regresivo con el medio ambiente.

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here