Una miel ecológica, orgánica o bio, es la que se ha obtenido de unas floraciones de campos certificados como ecológicos y con el protocolo que la apicultura ecológica exige. Los controles que la empresa que certifica hace sobre las abejas, el entorno donde trabajan, la miel y la cera, aseguran que la miel que obtenemos de estas colmenas es Miel Ecológica Certificada.

Diferencias entre miel ecológica y miel convencional apicultura ecológica

Pero el objetivo de la apicultura ecológica, no sólo es asegurar cero residuos en la miel, es mucho más: es un estilo de producción

Nos podemos preguntar: “¿si las abejas tienen libertad para moverse fuera de la colmena, como nos podemos asegurar que estamos comprando una miel realmente ecológica, y no una convencional?”

Aquí entran varios factores, hay numerosos requisitos que deben cumplirse para poder catalogar la miel como ecológica.

El entorno

Aunque una abeja obrera puede volar a más de 3 km de distancia, normalmente no suele alejarse más allá de 1km de su colmena. Es un requisito indispensable, que las zonas donde se ubican las colmenas estén protegidas de cultivos tratados con productos químicos en un radio de 3 km. El área por donde ellas salen a recoger el néctar y el polen de las flores, debe estar alejada de zonas urbanas y cultivos intensivos, así de esta manera nos podemos asegurar de la ausencia de contaminación en uno de los elementos esenciales para la fabricación de la miel: el néctar de las flores.

Tratamiento de plagas y enfermedades

La estrategia es mantener las colmenas fuertes para que su sistema inmunológico esté bien desarrollado, e intervenir lo menos posible. Por ello las trasladamos a diferentes floraciones para que tengan una buena entrada de néctar y polen, que es su fuente de proteínas y vitaminas.

Las colmenas

Siempre de madera y pintadas con aceites vegetales ecológicos, siguiendo la máxima de la producción ecológica.

Extracción

Por último, el método de extracción de la miel. Esta se debe hacer a la misma temperatura de la colmena. Muy importante, ya que así conseguimos que los aromas de la miel, sustancias volátiles muy frágiles, sigan allí cuando nosotros la consumimos.

Para eliminar las partículas de cera que puedan quedar en la miel, la decantaremos para que estas partículas suban suavemente arriba del depósito, ya que la cera es menos densa que la miel.

Las colmenas de producción ecológica son uno de los mejores modelos de producción sostenible. Además de tratarse de una producción totalmente respetuosa con el entorno, facilitan la polinización, función que contribuye al mantenimiento de la biodiversidad

Autor: Rafel Muria, Director de Mel Muria

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Septiembre 2018

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here