La piel es el órgano más extenso que tenemos, recubre la totalidad del cuerpo y actúa como barrera protectora frente a las agresiones externas. Su cuidado es sumamente importante puesto que está en constante renovación.

Mantener el equilibrio interno es la clave para conseguir un aspecto saludable de la piel.

Mantener el equilibrio interno es la clave para conseguir un aspecto saludable de la piel. Tener una buena rutina de cuidado corporal también ayuda a mantenerla con aspecto sano. Existe una oferta muy amplia de productos para el cuidado corporal como exfoliantes, lociones, aceites o cremas.

El primer paso ideal de un tratamiento corporal completo es la exfoliación que ayuda a eliminar las células muertas que se quedan en la capa más superficial de la piel. Podemos utilizar un peeling corporal casero con algún agente exfoliante como el azúcar,  la sal o la avena molidos, junto con la ayuda de un guante de crin. Una manera de simplificar sería utilizar un gel de baño con partículas exfoliantes (debemos asegurarnos de que estas partículas no sean de plástico).  Una buena exfoliación mejorará la penetración de los principios activos de un tratamiento posterior.

Mantener el equilibrio interno es la clave para conseguir un aspecto saludable de la piel

Otra recomendación importante a la hora de hidratar el cuerpo es utilizar únicamente aceites o lociones hidratantes naturales, pues las lociones corporales convencionales suelen contener parafinas o siliconas. Éstas en el primer momento de su aplicación dejan una agradable sensación de hidratación y suavidad en la piel porque crean una capa invisible similar a poner un film de plástico. Sin embargo, esta sensación de tener una piel uniforme y fina no incrementa la hidratación, sino al contrario, tapona los poros y evita que la piel respire dejándola más deshidratada. En el mercado se encuentran aceites no naturales, cuyo ingrediente mayoritario en lugar de ser un aceite vegetal es un aceite mineral (por ejemplo la parafina). Para tener una garantía de que es un producto natural hay que leer el INCI o comprar productos con certificado Bio como Cosmos, Natrue o Biovidasana.

Los productos hidratantes naturales no contienen ingredientes derivados del petróleo y permiten que la piel respire. Estos contienen aceites, mantecas o ceras vegetales que nutren e hidratan la piel desde la base y previenen su deshidratación. Puede aplicarse un único aceite o un producto que combine varios aceites en función del beneficio buscado.

Uno de los productos de cuidado corporal más buscados en esta época del año son los productos reafirmantes, con efecto reductor y que combaten la celulitis.

La celulitis es un término comúnmente usado para denominar la piel de naranja a consecuencia de la distribución anormal de los depósitos de grasa localizada. Ésta se concentra mayoritariamente en muslos, caderas y nalgas. Los productos anticelulíticos contienen ingredientes activos que aceleran el metabolismo interno de la piel, mejorando y activando la circulación, dejando la piel más firme y lisa. Activos como el café o el té verde, con presencia de cafeína, actúan de forma focalizada sobre los depósitos de grasas y ayudan a reducir la celulitis. Además tienen un efecto estimulante sobre las células que eliminan las reservas de grasas.

Los productos hidratantes naturales no contienen ingredientes derivados del petróleo y permiten que la piel respire

La combinación de aceites como el argán, macadamia o sésamo, de propiedades nutritivas y regenerantes, junto con  extractos de algas, de jengibre o de pimienta rosa, de efecto reductor y reafirmante, nos ayudará a mejorar visiblemente los resultados en la zona. Estos ingredientes de origen natural sirven de ejemplo para tratar este problema con una fórmula sencilla y eficaz.

Autora: Clara Bosch, Ingeniera y Máster en cosmética y dermofarmacia

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Abril 2019

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here