Libres de Contaminantes Hormonales. –La red de organizaciones de salud y medio ambiente Pesticide Action Network Europe (PAN Europe) ha hecho públicos 600 documentos confidenciales que ayudan a entender por qué siguen siendo legales muchos plaguicidas que afectan al sistema hormonal (los plaguicidas disruptores endocrinos).

Documentos secretos muestran cómo la Comisión protegió 32 plaguicidas

Los documentos secretos, desvelados por orden del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, revelan una lucha interna por la definición de los criterios científicos para la identificación y posterior prohibición de pesticidas disruptores endocrinos.

Según estos documentos, altos funcionarios han protegido los intereses de la industria química y agrícola antes de la llegada de nuevas normas que hubieran conllevado la prohibición de hasta 32 pesticidas disruptores endocrinos (pág 115).

Los bandos en los que se dividían los funcionarios eran, por un lado los departamentos de medio ambiente e investigación, que resistieron la presión de sus compañeros de los departamentos de agricultura, empresa, industria e incluso el departamento de salud, que pretendían «diluir» los criterios de definición de disruptores endocrinos introduciendo factores no científicos, como la rentabilidad de la agricultura.

La elaboración de los criterios se retrasó aún más cuando la Comisión sorprendió con la exigencia de un estudio de impacto socio-económico, innecesario para unos criterios estrictamente científicos.

Sentencia del Tribunal

En un caso llevado a juicio por el gobierno sueco, el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas ha dictaminado que los aspectos no científicos no deben influir en el establecimiento de los criterios de los disruptores endocrinos.

Según PAN, lo que subyace detrás de esta lucha interna sobre los disruptores endocrinos es el intento de acabar con un escudo protector de la salud y el medio ambiente: el «enfoque de peligro» de los plaguicidas. Este principio legal implica que cualquier plaguicida que se identifique como disruptor endocrino se prohibirá automáticamente en toda Europa, incluso si se detecta a dosis muy bajas.

Se trata de aplicar a los disruptores hormonales el mismo tratamiento de otros plaguicidas, como los cancerígenos, mutagénicos, reprotóxicos, persistentes o bioacumulables.

Criterios ineficaces

Como resultado de las presiones, los criterios endocrinos que se publicaron con cinco años de retraso son menos eficaces para proteger la salud y el medio ambiente de lo que podrían haber sido.

Según PAN Europe, «Ningún plaguicida ha sido prohibido por ser disruptor endocrino, y pocos lo serán»

Los datos corroboran esta opinión. De los 32 disruptores endocrinos identificados en la evaluación de impacto como potencialmente sujetos a los nuevos criterios de disruptores endocrinos, entre ellos insecticidas como el malatión, solo se han retirado ocho. Pero todos por razones distintas a sus propiedades de EDC.

Fuente: Ecologistas en Acción – Blog Libres de Contaminantes Hormonales

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Mayo 2019

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here