La cúrcuma es una planta herbácea vivaz de la familia de las Zingiberáceas, originaria de la isla de Java, aunque extendida a otros países tropicales de Asia, de América Central y de las Antillas. En la India, Sri Lanka y otros países asiáticos la cúrcuma es un ingrediente esencial en la cocina.

Cúrcuma y bienestar

Los rizomas son muy aromáticos, con un sabor picante y amargo, y una fragancia suave, con notas cítricas y que recuerdan al jengibre.  Los compuestos fitoquímicos presentes en su rizoma anaranjado característico son los curcuminoides, y confieren a esta planta importantes propiedades medicinales.

La cúrcuma posee un largo recorrido en la medicina tradicional (China, Hindú y Ayurveda). En los tratados de medicina ayurvédica se recomienda por sus propiedades aperitivas, digestivas, coleréticas y colagogas, protectoras hepáticas y antimicrobianas.  Así pues, se ha recomendado para el tratamiento de diversas afecciones respiratorias, alérgicas, así como, para los trastornos hepáticos, el reumatismo, la diabetes, la mucosidad, la tos y la sinusitis.

Es necesario conjugar la curcumina con otros compuestos, emulsionarla o microencapsularla, para favorecer y mejorar su absorción

En la medicina tradicional China se usa para el tratamiento de las enfermedades digestivas y para combatir la inflamación. Hoy día muchos estudios confirman su uso terapéutico tradicional.  Recientemente se le han atribuido nuevas propiedades sobre la inmunidad, la piel y en los sistemas hepático-biliar, la visión, neuronal y gastrointestinal. Existen estudios que avalan también sus propiedades antioxidantes, antimicrobianas y hepato-protectoras.  La capacidad antiinflamatoria de la curcumina, en parte es debida a la capacidad de inhibir la síntesis de prostaglandinas inflamatorias en nuestro organismo y a su poderosa acción antioxidante.

El problema que tienen los curcuminoides es su baja biodisponibilidad. Por ello, es necesario conjugar la curcumina con otros compuestos, emulsionarla o micro-encapsularla, para favorecer y mejorar su absorción. De esta forma su biodisponibilidad y su actividad, se multiplica de forma muy importante.

Se ha demostrado también que la combinación con la Piperina (procedente del extracto de pimienta negra estandarizado en este activo vegetal, no solo potencia la absorción de los curcuminoides en el epitelio intestinal, sino también aumenta la vida media de la curcumina en el plasma sanguíneo, finalmente gracias a su contenido natural en beta-cariofileno, actúa también potenciando el bienestar, reduciendo la inflamación y proporcionado efectos analgésicos, que pueden contribuir al control del dolor.

Autora: Maribel Saíz Cayuela, Licenciada en Ciencias biológicas, PGD. Dietética y nutrición.

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Junio 2019

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here