El chaga es un superalimento poco conocido que se está abriendo paso con fuerza por sus excelentes propiedades para la salud y su gran poder antioxidante.

Hongo chaga, superalimento antioxidante

Es un hongo de nombre científico Inonotus obliquus, de nombre común “nariz de carbón”, que pertenece a la familia Hymenochaetaceae, hongos que crecen parásitos de los árboles muertos en frondosas y coníferas, y que, en nuestro caso, parasita el abedul blanco. Es un hongo no tóxico que crece sobre y dentro de los abedules, y que tarda cinco años en desarrollarse.

Su apariencia es la de una masa de color negro, amorfa, dura y estriada, que tiene aspecto de carbón quemado. La parte interior es de un color entre marrón anaranjado y amarillo, que crece lentamente dentro del árbol durante mucho tiempo. Es un hongo de climas de frío extremo, que tiene un óptimo desarrollo en los abedulares de Norte y Este de Europa, Rusia, Canadá y las montañas de Carolina del Norte.

El chaga está considerado como un importante remedio por la medicina tradicional china. En el Este de Europa viene utilizándose desde hace siglos como remedio medicinal, encontrándose referencias de su uso desde el siglo XVI, cuando el hongo se administraba como remedio contra el cáncer, gastritis, úlceras y tuberculosis óseas.

Este hongo está siendo objeto de numerosos estudios científicos debido a sus variados e interesantes beneficios que tiene para la salud

Este hongo está siendo objeto de numerosos estudios científicos debido a sus variados e interesantes beneficios que tiene para la salud. Sus propiedades antioxidantes impiden la acción de los radicales libres sobre las estructuras celulares y de los ácidos nucleicos. Esta capacidad antioxidante la proporciona su alto contenido en superóxido dismutasa SOD, un grupo de enzimas que protegen las células de los radicales libres, con el consiguiente aumento de la longevidad ya que reduce el proceso de envejecimiento.

Tiene acción antimutagénica, siendo inhibidor de las alteraciones del DNA y RNA, con lo que se protegen los tejidos disminuyendo el riesgo de cáncer. Es un gran protector cardiovascular debido a su riqueza de polisacáridos, que son fundamentales para conservar la salud cardiovascular y mejorar los niveles de azúcar en sangre. Entre sus componentes activos se encuentran los β-glucanos y los triterpenos. Es inmunoestimulante, modulando el sistema inmunitario, controlando enfermedades autoinmunes y alergias. Este superalimento tiene acción antimicrobiana, ayuda en los procesos gástricos y regula el colesterol.

El hongo chaga es todavía un gran desconocido en nuestro país, pero se trata de un auténtico superalimento antioxidante a tener en cuenta.

Autor: Raúl Martínez, Dietista-nutricionista, biólogo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Julio-Agosto 2019

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here