El azafrán (Crocus Sativus L.) desarrolla un bulbo subterráneo del que nacen unas hojas alargadas como cintas y unas flores con seis pétalos violáceos, tres estambres y un estilo dividido en tres hebras de un rojo intenso.

Azafrán. Cultivo y propiedades

Para cultivarlo, se ha de abonar bien la tierra y plantar los bulbos entre julio y agosto, a un palmo de profundidad y separados 10 cm. Es de secano y sólo se riega en marzo y septiembre. Las flores nacen en octubre y se recogen al amanecer, antes de que les dé el sol directo. Cada bulbo puede dar de 5 a 15 flores, y luego queda aletargado hasta la próxima cosecha. A los cuatro años conviene arrancarlos, separar los nuevos bulbos y recomenzar el ciclo.

Se recomienda utilizar siempre en hebra, para evitar adulteraciones

Es una especia autóctona. Su uso estimula los jugos gástricos por sus principios activos, ligeramente amargos, que ejercen una acción aperitiva, carminativa y digestiva. El elemento que destaca es la crocina, un carotenoide  que es  la causa de su color. También posee riboflavina, ácidos grasos y flavonoides.

Tiene un sabor aromático, picante, ligeramente amargo, y un olor característico. Su nombre significa “amarillo”, porque es el mejor ingrediente colorante, de origen natural. Unas pocas hebras bastan para perfumar y ensalzar con su brillante color dorado guisos, caldos y sopas. Es indispensable en la paella y amigo de estofados y potajes. Se confeccionan con él salsas ligeras y aliños para ensaladas, aunque su sabor intenso no combina bien con todas las especias. Agradece la compañía de ajo, pimienta, clavo, perejil, estragón y hierbabuena, pero no de nuez moscada, pimentón, sésamo, jengibre, tomillo, albahaca y orégano.

Actúa sobre el sistema nervioso, combate el insomnio y mitiga la tos

Se recomienda utilizar siempre en hebra para evitar adulteraciones. Para potenciar su aroma se coloca una pizca en un trozo de papel de aluminio, se tuesta ligeramente con un mechero y con la ayuda de los dedos se reduce a polvo antes de añadir a la comida cuando está hirviendo. Se reconoce su calidad si se disuelve en seguida una vez introducido en líquido.

Tomado en infusión y en pequeñas cantidades se utiliza contra los trastornos menstruales y partos difíciles, pero en exceso puede ser tóxico e incluso abortivo. Se usa para frotar las encías de los bebes en etapa de dentición y calmar su desasosiego, así como para aliviar el dolor de oído echando unas gotas en el tímpano afectado. Actúa sobre el sistema nervioso, combate el insomnio y mitiga la tos. Favorece la transpiración y la eliminación de grasas. Recientes estudios muestran propiedades antitumorales, útiles en la lucha contra el cáncer.

Autora: Mercedes Blasco. Nutricionista vegetariana y filósofa. | bonavida099.blogspot.com | Facebook: Sonrisa vegetariana

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Julio-Agosto 2019

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here