En estas últimas décadas se han ido conociendo abundantes temas de ecología: simplicidad voluntaria, contaminación, protección y retorno a la naturaleza, economía alternativa, sostenibilidad y huella ecológica, reciprocidad vital o la hipótesis Gaia (la Tierra como ser viviente), entre tantos otros. A lo largo de los años, el esfuerzo de los grupos ecologistas para defender el entorno ha vivido grandes logros, sobre todo a pequeña escala. Sin embargo, hoy la crisis del clima llama a la acción a todo el mundo, en todas partes. Hay que recuperar el tiempo invertido en debates y ecofilosofías, porque algo ha fallado, si la crisis climática se convierte en una amenaza. ¿Por dónde empezar?

Ecología: todos estos años

El escritor Jonathan Safran Foer propone «Salvar el mundo antes de cenar», es decir, persuadir a todo el mundo de que dejen de consumir carne animal –o la consuman lo menos posible–, al igual que el resto de productos de origen animal. Y lo plantea como un primer paso para detener la catástrofe.

Es cierto que, siendo realistas, nadie puede pretender que todo el mundo se haga vegano de un día para otro. Pero insiste en que este es el cambio individual más decisivo que pueden realizar los ciudadanos vorazmente carnívoros para resolver el problema del CO2. Algunos datos nos ayudarán a comprobarlo.

La primera crisis

  • Ha habido cinco extinciones masivas. Excepto la que acabó con los dinosaurios, todas fueron causadas por cambios climáticos.
  • Conocemos como «Antropoceno» la era geológica que se sitúa entre la Revolución Industrial y la época actual, un periodo en el que la actividad humana ha sido la influencia dominante sobre la Tierra.
  • Habida cuenta de los mecanismos naturales que influyen en el clima, la actividad humana es responsable del calentamiento global que sucede desde 1750, al inicio de la Revolución Industrial.
  • El cambio climático actual es el primero que causa un animal y no un suceso natural.
  • La sexta extinción masiva, antropocéntrica, es la primera crisis climática.

El cambio climático actual es el primero que causa un animal y no un suceso natural

El planeta convertido en una granja

  • Los humanos representan el 0,01% de la vida sobre la Tierra.
  • Desde la llegada de la agricultura, hace aproximadamente 12.000 años, los humanos hemos destruido el 83% de todos los mamíferos salvajes y la mitad de los vegetales.
  • Utilizamos el 59% de toda la tierra cultivable para cosechas destinadas a la alimentación de ganado.
  • Un tercio del agua que empleamos los humanos se destina al ganado. Sólo una treintava parte, aproximadamente, se utiliza en los hogares.
  • El 70% de los antibióticos producidos globalmente se emplea en el ganado, debilitando la efectividad de los antibióticos que se utilizan para tratar las enfermedades humanas.
  • El 60% de los mamíferos de la Tierra son animales de cría destinados a la ingesta humana.

Ecología: todos estos años

Un aumento de la población extremo…

  • Antes de la Revolución Industrial, la esperanza de vida media en Europa era de unos treinta y cinco años. Ahora es de unos ochenta.
  • Han transcurrido 200.000 años para que la población humana sea de mil millones. Pero sólo doscientos años más para alcanzar los siete mil millones.

Una ganadería extrema…

  • En 1820, el 72% de la población activa estaba directamente relacionada con la agricultura. Hoy lo está el 1,1 %.
  • Al igual que las consolas de videojuegos, la cría intensiva fue una invención de los años sesenta en el siglo pasado. Antes, los animales destinados a la alimentación se criaban en el exterior, en concentraciones sostenibles.
  • Entre 1950 y 1970, el número de granjas norteamericanas disminuyó a la mitad, y la cantidad de personas empleadas en las granjas disminuyó a la mitad. Pero el tamaño de la granja media se dobló. Y durante ese tiempo, el tamaño de la gallina media también se dobló.
  • En 2018, más del 98,7% de los animales ingeridos en Norteamérica provenían de esta cría intensiva.

…Y una manera de comer extrema

  • Hay 23.000 millones de gallinas viviendo ahora mismo en la Tierra. Su masa conjunta es más grande que la masa conjunta de todas las otras aves de nuestro planeta. Los humanos comemos 65.000 millones de gallinas al año.
  • La gente en cuya alimentación existe un alto índice de proteínas animales tiene una probabilidad cuatro veces mayor de desarrollar cáncer que aquella cuya alimentación contiene un bajo índice de proteínas animales.

Hay 23.000 millones de gallinas viviendo ahora mismo en la Tierra

Por qué importan los gases invernadero

  • La luz del sol pasa a través de la atmósfera y calienta la Tierra. Una porción de ese calor rebota al espacio. Los gases invernadero en la atmósfera retienen parte del calor saliente, de la misma manera en que una manta retiene el calor del cuerpo.
  • La vida sobre la Tierra depende del efecto invernadero. Sin él, la temperatura media de la Tierra se aproximaría a –18 grados centígrados, en vez de a 15 grados.
  • El CO2 es responsable del 82% de los gases invernadero emitidos por la actividad humana. La mayor parte es emitida por la industria, el transporte y el consumo eléctrico.
  • El metano y el óxido nitroso ocupan el segundo y el tercer puesto entre los gases invernadero de mayor presencia en la atmósfera. La ganadería es responsable del 37% de las emisiones de metano antropogénicas y del 65% de las emisiones de óxido nitroso antropogénicas.

En resumen, si observamos nuestra atmósfera como un presupuesto y nuestras emisiones como los gastos: dado que el metano y el óxido nitroso representan un gasto invernadero a corto plazo considerablemente mayor que el CO2, ambos son los que con mayor urgencia debemos cortar.

El cambio climático no es una enfermedad que pueda ser controlada, como la diabetes; es un suceso similar a un tumor canceroso que ha de ser retirado antes de que las células se multipliquen fatalmente. El planeta sólo puede controlar el calentamiento hasta un límite (que los expertos han situado alrededor del año 2020) antes de que el bucle de retroalimentación positivo cree un «cambio climático desbocado».

Autor: Jaume Rosselló, editor, experto en salud y alimentación.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Diciembre 2019

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here