Una correcta higiene dental necesita del cepillado, la limpieza de la cavidad bucal (limpieza interdental y lingual) y por último, el uso del enjuague bucal. Estos hábitos diarios nos ayudan a mantener sano nuestro organismo.

Higiene dental: Hábitos y cuidados que nos ayudan a tener la boca sana

Tres pasos para la perfecta higiene dental

Para el cepillado, podemos recurrir a un cepillo de madera de bambú y una crema dental a base de ingredientes naturales y ecológicos, sin flúor, colorantes ni parabenos. Se ha de tener en cuenta que la vida útil del cepillo es de hasta 3 meses y desecharlo antes, si se nota que se han torcido sus filamentos. Cepillar la cara externa e interna de los dientes durante uno a dos minutos, sin presionar en exceso la encía para no dañarla, y después la lengua y la cavidad bucal.

Al usar el enjuague bucal tras el cepillado obtenemos un cuidado completo de dientes y encías y un aliento más fresco

Tras el cepillado, usar una seda dental, cepillo interdental o bien un irrigador dental, nos asegura que no queda ningún resto de comida ni bacterias en la boca. Para este paso, existen sedas dentales y cepillitos interdentales de bambú o derivados del maíz. Como alternativa, el irrigador dental es un aparato caro pero muy duradero, que utiliza aire y agua para eliminar toda la placa dental.

Al usar el enjuague bucal tras el cepillado obtenemos un cuidado completo de dientes y encías y un aliento más fresco. Los aceites esenciales que incluyen los productos naturales y Bio, como el de menta, mirra o camomila, son los encargados de reducir la proliferación de bacterias. Además, los enjuagues naturales prescinden de alcohol, flúor y de derivados del petróleo.

La importancia de la dieta

Una boca sana se caracteriza por una sonrisa con los dientes sanos y el aliento fresco. Nuestro estilo de vida y los hábitos diarios de dieta e higiene que adoptemos son tan importantes como los productos que utilizamos.

La boca es la encargada de procesar todo lo que ingerimos, así que lo que comemos afecta directamente a la salud de nuestros dientes y encías. Una dieta equilibrada, pobre en azúcares simples, que favorecen la caries, y rica en fibra, es fundamental. Para evitar dañar el esmalte, es útil reducir alimentos ácidos como zumo natural de fruta ácida o vinagre. También es importante masticar y ensalivar bien, no solo para favorecer la digestión, también para prevenir la formación de placa dental.

Autora: Geraldine Riol, Dpt. de Comunicación de Corpore Sano | Corpore Sano

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Abril 2020

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here