Raab Vitalfood utiliza envases para cápsulas de plástico PP (polipropileno). El PP es uno de los plásticos más eficientes en cuanto al uso de los recursos, ya que no se produce con petróleo, sino con gas natural, lo que supone un gran ahorro energético. Esa también es su principal ventaja en comparación con el vidrio topacio, cuya elaboración requiere mucha energía y recursos. Además, el PP es un material excelente para el reciclado, y lleva el distintivo «Der Grüne Punkt» (punto verde).

Requisitos de los envases: ¿desechables, reutilizables, plástico o vidrio?

El sistema dual «Der Grüne Punkt» garantiza la recogida de envases colectivos, por lo que si el consumidor los elimina correctamente, no acaban en el mar ni se incineran en un vertedero. Raab Vitalfood paga dos céntimos a este sistema dual por cada envase para cápsulas vendido.

El punto verde – Sistema dual en Alemania

Requisitos de los envases: ¿desechables, reutilizables, plástico o vidrio?Cada empresa que ponga en circulación mercancía envasada, a través de tiendas tanto físicas como en línea, está obligada a ocuparse de que los plásticos se eliminen y procesen de forma adecuada. Para ayudar a la industria y al comercio, en 1991 se fundó la sociedad «Der Grüne Punkt – Duales System Deutschland GmbH», que desde entonces garantiza la recogida, el procesamiento y el reciclaje de envases de un modo apropiado. El objetivo es preservar los recursos y limitar los gases de efecto invernadero, manteniendo cada vez más materiales reutilizables en circuitos cerrados.

Por cada envase que pone en circulación, Raab Vitalfood paga una cuota fija a este sistema, y así contribuye a eliminar y procesar correctamente los materiales de los envases.

Circuito en lugar de eliminación

En Alemania, cada año se producen cerca de seis millones de toneladas de residuos plásticos (datos de 2015), de los cuales casi el 85 % se origina después de utilizar los plásticos. El resto tiene lugar durante la fabricación y procesamiento de los mismos.

En el país germano se procesa y recicla casi el 99 % de todos los residuos plásticos recogidos. Prácticamente la mitad de ellos se emplea para el reciclado mecánico y a materia prima; el resto se aprovecha para generar energía. En consecuencia, los residuos plásticos se mantienen dentro del circuito y reciben un segundo uso.

En el país germano se procesa y recicla casi el 99 % de todos los residuos plásticos recogidos

Envases para cápsulas de polipropileno frente a polietileno

Como ya mencionamos al principio, utilizamos polipropileno (PP) para nuestros envases de cápsulas. Este material tiene unas propiedades muy parecidas al polietileno (PE) y se utiliza en numerosos ámbitos. No sorprende por tanto que, con una cuota de mercado del 21%, ocupe en Alemania el segundo puesto de materiales para envases más usados después del PE. El polipropileno existe desde la década de 1950, por lo que todavía es bastante joven. A pesar de las similitudes de los dos plásticos, el PP presenta varias ventajas decisivas en comparación con el PE.

  • En el caso del polipropileno, para su fabricación se utiliza como base gas natural en lugar de petróleo, un material mucho más eficiente; de modo que actualmente el PP es uno de los plásticos estándar más eficientes en cuanto al uso de recursos.
  • Duale System Deutschland recoge directamente a la puerta de casa el PP que se origina en el hogar. Mediante unas tecnologías complejas, los distintos tipos de plástico se clasifican de forma mecánica. Se consigue una pureza varietal de aproximadamente el 98%, lo cual permite un reciclaje eficiente.
  • El PP también es perfecto para reciclar; su aprovechamiento térmico también es sencillo, ya que solo se produce agua y carbono, se libera mucha energía y se ahorra en recursos fósiles.
  • La energía necesaria para producir PP se puede reducir drásticamente gracias al uso de material reciclado. Los envases utilizados se pueden fundir y transformarse en productos nuevos o en re-granulado.

¿Por qué el vidrio no retornable no es una alternativa mejor al plástico?

Desde el punto de vista higiénico, el vidrio es tan apropiado como el plástico para el sector alimentario. Sin embargo, por un lado el vidrio puede presentar problemas en relación con la calidad, ya que se rompe más rápido y los trozos de cristal se podrían mezclar con las materias primas y nuestros productos. Por otro lado, el vidrio pesa más que el plástico, por lo que el peso del transporte aumenta y el impacto medioambiental empeora. Además, si se utiliza vidrio no retornable, el consumo energético al fundir los envases de cristal es extremadamente alto, sin olvidar la emisión de CO2 que esto conlleva. Por otra parte, también es interesante saber que todo el cristal que se emplea habitualmente para envasar suplementos alimenticios y cosméticos (conocido como vidrio farmacéutico) se fabrica siempre a partir de materias primas nuevas, nunca con vidrio reciclado, ya que es obligatorio por ley.

Somos conscientes de la gran problemática que existe con respecto al plástico, la sostenibilidad y la protección del medio ambiente, y trabajamos continuamente para redefinir nuestros envases y optimizarlos

Avance en lugar de estancamiento

Somos conscientes de la gran problemática que existe con respecto al plástico, la sostenibilidad y la protección del medio ambiente, y trabajamos continuamente para redefinir nuestros envases y optimizarlos. Por ello, dialogamos e intercambiamos información en todo momento con los fabricantes de nuestros envases acerca de los avances y alternativas más novedosos en este sector. Así, por ejemplo, fuimos de los primeros (y todavía unos de los pocos) en renunciar hace ya varios años al revestimiento de aluminio en nuestros envases y en utilizar en su lugar óxido de silicio (un tipo de cerámica) con recubrimiento.

En la actualidad, el polipropileno biodegradable todavía no está disponible como alternativa al PP convencional. El biopolietileno y el PET reciclado tampoco tienen hoy por hoy la misma calidad que los envases de polipropileno convencionales. Además, actualmente tampoco se puede garantizar una disponibilidad fiable de envases alternativos. Sí que existen unas primeras iniciativas para crear envases más sostenibles y degradables, pero su coste todavía es demasiado elevado.

Conclusión: como empresa, nos esforzamos por encontrar alternativas para envasar nuestros productos y nos tomamos el asunto muy en serio. También nos informamos sobre las posibles alternativas en estrecha colaboración con los fabricantes de nuestros envases. Para mantener el mayor número posible de materiales dentro del circuito de reutilización y preservar así los recursos naturales, colaboramos económicamente con su eliminación y procesamiento adecuados a través de Der Grüne Punkt – Duales System Deutschland GmbH.

Tú también tienes un papel como consumidor final: si el envase vacío se elimina de la forma adecuada tirándolo al cubo o saco amarillo, se clasifica correcta y ecológicamente, se procesa y vuelve al circuito. Por tanto, no acaba en el bosque, en el campo ni en el mar. Asume tu responsabilidad y elimina siempre los residuos del modo apropiado. El medio ambiente y la fauna te lo agradecerán.

Autora: Marina Orpi, responsable Raab Vitalfood España.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Mayo 2020

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here