Las proteínas vegetales están en expansión como resultado del aumento de vegetarianos y veganos, y en general porque cada vez más personas creen que somos lo que comemos y que nuestras decisiones alimentarias tienen consecuencias para nuestra salud, el resto de los animales y el planeta.

El boom de las proteínas vegetales

“Estamos viviendo un momento muy interesante, porque las personas cada vez están más concienciadas de que la salud empieza por la alimentación. Por tanto, sus hábitos alimenticios están cambiando mucho y están más abiertas a incorporar productos, recetas y dietas con más ingredientes vegetales. Incluso a reducir el consumo de carne y otro tipo de productos que hasta ahora tenían una presencia muy importante en su forma de entender la alimentación. Las proteínas vegetales juegan un papel fundamental en el nuevo paradigma del consumidor. Ya no son una alternativa, sino más bien una nueva realidad que, lejos de haberse convertido en una moda, se ha consolidado como una tendencia sólida y con un recorrido enorme”, explican a Bio Eco Actual desde Biográ-Sorribas, empresa pionera en alimentación saludable y ecológica, cuyos orígenes se remontan a la empresa familiar Sorribas, fundada hace más de 100 años en Barcelona.

A finales de 2018 un informe de la Comisión Europea manifestaba el “potencial económico y ambiental” de las proteínas vegetales en la Unión Europea en los sectores de alimentos y piensos, impulsado por la demanda del consumidor. Para favorecer su producción, el trabajo propone apoyar su cultivo mediante la PAC y promover los beneficios de este tipo de productos para la salud y el medio ambiente.

Las proteínas vegetales juegan un papel fundamental en el nuevo paradigma del consumidor

En Europa hay una gran demanda de proteínas vegetales: unos 27 millones de toneladas de proteína cruda entre 2016-2017 y la tasa de autosuficiencia varía según la fuente (79% para la colza y 5% para la soja, por ejemplo). Como consecuencia, la UE importa anualmente alrededor de 17 millones de toneladas de proteína cruda, de las cuales 13 millones son de soja. Por otro lado, el cultivo de proteínas vegetales crece en la UE: el área destinada a la soja se ha duplicado a casi un millón de hectáreas desde la reforma de la PAC en 2013. Del mismo modo, en el caso de las legumbres (guisantes, habas, lentejas y garbanzos), la producción casi se ha triplicado desde 2013.

“Aunque la mayoría de las proteínas vegetales se sigue destinando a alimentar el ganado (93%), el mercado de proteínas vegetales ha experimentado una considerable segmentación, con una creciente demanda en los sectores de alimentos y alimentos de alto valor. “El mercado de alimentos para proteínas vegetales está experimentando un crecimiento de dos dígitos, impulsado por la demanda de alternativas a la carne y a los lácteos”, desgrana el informe.

La demanda aumenta, pero también la exigencia. Por tanto, aumenta la demanda de burgers vegetales y platos preparados saludables, pero también la exigencia del consumidor que busca productos nuevos que cumplan con sus exigencias nutricionales pero que, al mismo tiempo, sorprendan a su paladar. Y eso supone un reto constante para el sector”, afirman en Biográ-Sorribas.

El boom de las proteínas vegetales

Vegetalia, empresa fundada en 1986 que elabora proteína vegetal ecológica explica: “La producción de proteína vegetal ha aumentado un 13% en el último año. El mayor crecimiento ha sido en las categorías básicas (tofu, seitán y tempeh) con incrementos por encima del 14% y bastante más en el caso del tempeh”.

“En los últimos años el mercado de las proteínas vegetales ha experimentado un incremento de demanda y oferta muy importante, pero sobre todo ha aumentado la oferta de productos que no son ecológicos. Para Vegetalia, tan importante como la elaboración de proteína vegetal es la certificación ecológica. Los alimentos vegetarianos y veganos nos permiten una alimentación más respetuosa con la vida animal y el medio ambiente, pero este respeto también pasa por evitar el uso de fertilizantes, pesticidas y otras substancias químicas que acaban contaminando y perjudicando nuestro entorno y, hoy por hoy, la certificación ecológica de los alimentos es la mejor garantía que tenemos”, añaden.  

Se estima que el mercado de proteínas de origen vegetal habrá representado un valor de 18.500 millones de dólares en 2019 y alcanzará un valor de 40.600 millones de dólares para 2025, según datos de la plataforma de investigación de mercado MarketsandMarkets.

El mercado de las proteínas vegetales ha resultado ser atractivo incluso para las empresas cárnicas que no quieren quedarse fuera del juego

“Vemos un sector con un crecimiento muy dinámico en el que la oferta va a ampliarse y a diversificarse cada vez más. Y todo gracias a la demanda, una demanda que exige productos respetuosos con los ingredientes, las elaboraciones y el sabor. Por nuestra parte, estamos convencidos de que certificando el origen de nuestros productos, como ya lo estamos haciendo con Biográ, y elaborando recetas a baja temperatura con Obrador Sorribas, podemos responder a esos consumidores que quieren comer sano sin renunciar a todo lo bueno de comer”, dicen desde Biográ-Sorribas.

El mercado de las proteínas vegetales ha resultado ser atractivo incluso para las empresas cárnicas que no quieren quedarse fuera del juego. Estas incluyen a multinacionales como Tyson Foods, Cargill y Campofrío que ya ofrecen productos alternativos a la carne. Otras compañías como Nestlé y Unilever también han lanzado productos veganos. Y así el tablero se complica para las empresas más pequeñas.

“Las alternativas a la carne están aumentando de forma importante y también la alimentación ecológica, con lo cual pensamos que tenemos los conocimientos y los productos que nos pueden facilitar seguir creciendo. También es cierto que no tenemos los recursos económicos para invertir en publicidad y comunicación como otras grandes empresas que elaboran alternativas vegetales. Por ello será importante acertar con la innovación”, concluyen en Vegetalia.

Autora: Cristina Fernández, Periodista & Blogger.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Junio 2020

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here