El placer por excelencia del verano son los helados. Pero en ocasiones llevan galletas, espesantes o trazas de alimentos con gluten.

Helados sin gluten, frescos y nutritivos

Podemos elaborarlos y escoger los ingredientes de calidad que más nos gusten, como frutas, frutos secos, coco, vainilla, cacao o menta, para hacer de cada helado un alimento saludable y evitar los aditivos. Todo un mundo de sabores estará a nuestro alcance.

  • Helado de anacardos y arándanos. Deja los anacardos en remojo 6 horas. Tritúralos y añade los arándanos. Endulza al gusto, vuelve a triturar y congela.
  • Helado de avellanas. Usa crema de avellanas, nata de soja, y aceite de coco. Endulza al gusto, tritura y mezcla con avellanas troceadas. Congela.
  • Helado de chocolate. Bate la parte espesa de una lata de leche de coco bien fría hasta lograr una consistencia ligera, como nata. Disuelve en agua caliente cacao puro, azúcar de coco, chocolate negro y extracto de vainilla. Cuando esté frío, mézclalo con la nata de coco y agrega chips de cacao o perlas de chocolate. Congela.
  • Helado de fresa y plátano. Congela cada una de las frutas limpia y troceada. Tritura los plátanos, agrega las fresas y vuelve a batir. Sirve al momento. Puedes sustituir las fresas por cualquier fruta.
  • Helado de menta. La base son plátanos congelados y aguacate, con hojas de menta fresca, zumo de limón y dos cucharadas de aceite de coco. Endulza al gusto, tritura y
  • Helado de pistacho. Usa una lata de leche de coco, anacardos en remojo y los pistachos finamente triturados. Endulza al gusto, tritura y congela.
  • Helado de vainilla y coco. Usa una vaina de vainilla natural y una lata de leche de coco, dos cucharadas de crema de almendras o cacahuetes y dátiles deshuesados. Tritura todo y congela.

Congelar con heladera permite helados más cremosos. Métela en el congelador unas horas antes, sácala y añade el helado ya frío. Deja que voltee durante 30 minutos.

Si no dispones de heladera, pon el helado en un recipiente en el congelador durante 6 horas y dale vueltas cada media hora para romper los cristales de hielo. Otro truco es poner el helado en un molde de cubitos durante 4 horas, luego triturarlos y congelar dos horas más. Sírvelos adornados con pepitas de chocolate, chips de cacao, frutillas congeladas o pistachos troceados.

Para hacer polos, pon la crema en moldes con palo y congela tres horas. Puedes mojarlos en chocolate fundido y pasar por almendra granillo, para obtener un efecto total.

Autora: Mercedes Blasco, Nutricionista, Máster en Nutrición y salud.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer 
Bio Eco Actual Agosto 2020

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here