El proceso de discusión, sobre la producción ecológica, entre las instituciones europeas ha sido largo, desde que la Comisión presentara el primer texto básico del Reglamento (UE) 2018/848 en 2014, hasta su adopción por el Parlamento y el Consejo en 2018.

Hacia el nuevo Reglamento UE para la producción ecológica
©Agroecotube, Xavier Coma y Omar Bonger. Foto cedida por SEAE

Finalmente, a unos cuantos meses de su entrada en vigor, la Comisión Europea ha entendido que, a fin de garantizar el buen funcionamiento del mercado interior y proporcionar seguridad jurídica a todos los operadores ecológicos, era necesario aplazar la fecha de aplicación del nuevo Reglamento por un año (enero 2022).

Ya el pasado viernes 13 de noviembre, se publicó el aplazamiento del Reglamento en el Diario Oficial Europeo así como el cambio de otras fechas relacionadas con las excepciones, los informes o las facultades concedidas a la Comisión.

SEAE y la producción ecológica

Desde la Sociedad Española de Agricultura Ecológica/Agroecología (SEAE), así como desde el movimiento ecológico europeo – representado por IFOAM Organics Europe – celebramos este aplazamiento y esperamos que permita al sector prepararse para cumplir con el nuevo marco normativo. Es de consideración que las instituciones tengan más tiempo para trabajar en los detalles de este complejo conjunto de legislación si se quiere garantizar la calidad y la aplicabilidad de las futuras normas para todo el sector ecológico. Todavía con más razón cuando el futuro reglamento incorpora aspectos novedosos, que afectarán a distintas competencias y para los que se necesitarán apoyos y recomendaciones para su aplicación. Además, la situación actual originada por la pandemia ha exigido una adaptación sustancial del sector ecológico en términos de producción, marketing, controles y comercio internacional, hechos no previstos en el momento de preparación del Reglamento.

Algunos puntos clave del Reglamento

El Reglamento (UE) 2018/848 reconoce el doble papel de la producción ecológica, tanto como proveedora de alimentos como de bienes que contribuyen a la protección del medio ambiente, el clima, el bienestar animal y al desarrollo rural. Entre las aportaciones positivas, destacan el refuerzo de la producción ecológica con su vinculación al suelo: hay claras referencias a la «contribución a un ambiente no tóxico», «el mantenimiento de la fertilidad a largo plazo» y «la conservación de la biodiversidad». Ello se traduce en, por ejemplo, la exigencia para la prevención de plagas, enfermedades y adventicias a través de la protección de los enemigos naturales, la elección de especies y variedades adaptadas, la rotación y el uso de métodos mecánicos, físicos o térmicos, limitando así los tratamientos a productos específicos para cada cultivo y problema.

El Reglamento (UE) 2018/848 reconoce el doble papel de la producción ecológica

Producción ganadera

En cuanto a la producción ganadera, se insiste en el fomento de las razas autóctonas y adaptadas al territorio y con la exigencia de que la mayor parte del alimento provenga de la región, priorizando el ciclo en la propia explotación. Además, las materias primas de los piensos y los sustratos de las levaduras deberán ser ecológicos y no se permitirá el uso de disolventes químicos.

Cultivos herbáceos

Otro aspecto nuevo, y que podría ser una mejora significativa, es la limitación de las excepciones al uso de material de reproducción vegetal ecológico y la posibilidad de utilizar material heterogéneo, principalmente semillas para cultivos herbáceos. Son conceptos novedosos, que requieren de interpretación y de una correcta aplicación conforme a los principios de la agricultura ecológica. En este sentido, surgió el proyecto LIVESEED en el que SEAE participa junto a 49 entidades europeas, y que tiene como objetivo contribuir a mejorar la transparencia y competitividad del sector de las semillas ecológicas a la vez que fomentar su uso, teniendo en cuenta los aspectos sociales relacionados.

El Reglamento reconoce el doble papel de la producción ecológica
©Agroecotube, Xavier Coma y Omar Bonger. Foto cedida por SEAE

Otros aspectos

Respecto a la elaboración, se restringe fuertemente el uso de saborizantes naturales, de minerales, vitaminas, aminoácidos, micronutrientes y los productos de limpieza de instalaciones y equipos. Hay tímidos avances en la comercialización, fomentando los canales cortos de distribución y la producción local (un aspecto incluido por primera vez como objetivo en el reglamento). También se introducen aspectos sociales como la posibilidad de «certificación grupal» para pequeños productores/as que desarrollen sus actividades en lugares geográficamente cercanos, comercialicen de forma conjunta y tengan un sistema interno de calidad.

Es importante señalar que la aplicación del Reglamento será idéntica dentro y fuera de la UE, permitiendo solamente el uso de ciertos fitosanitarios y/ o fertilizantes utilizados tradicionalmente en terceros países. Sin embargo, y a pesar de ampliar y reforzar los principios y objetivos de la actual normativa, queda camino por hacer para que el articulado se complete en aspectos clave que facilitarían la transición de la agricultura europea hacia la producción ecológica y, progresivamente, un cambio hacia un modelo agroalimentario agroecológico.

Desde la SEAE seguimos reforzando nuestro trabajo en formación técnica, tanto en el proceso de conversión como en el nuevo reglamento

A por el objetivo 2030

La reciente adopción de la Estrategia de la Granja a la Mesa identifica a la producción ecológica como uno de los caminos necesarios para la creación de un sistema alimentario sostenible. Asimismo, la adopción de la Estrategia de Biodiversidad reconoce el papel fundamental de la producción ecológica para la conservación de la biodiversidad en el territorio europeo. Un marco normativo sólido y consensuado para los próximos 10 años es, por tanto, clave para lograr el objetivo marcado del 25% de las tierras agrícolas dedicadas a la agricultura ecológica y un aumento significativo de acuicultura ecológica para 2030.

Desde la SEAE seguimos reforzando nuestro trabajo en formación técnica, tanto en el proceso de conversión como en el nuevo reglamento con tal de seguir acompañando al sector en su correcto desarrollo en nuestro país.

Autores: Redacción Sociedad Española de Agricultura Ecológica – Agroecología (SEAE). Más información en www.agroecologia.net

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Noviembre 2020

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here