Marzo es el mes en el que empieza la primavera, la estación favorita para muchas personas, porque comienzan los días más largos y las temperaturas son más amables. Nuestros hábitos y, concretamente, nuestra alimentación, debería adaptarse para acompañar y aprovechar al máximo todo lo que la naturaleza nos depara, como sucede con la Chlorella.

Chlorella, el alga de la primavera
123rf Limited©Olga Yastremska

En primavera nuestro cuerpo viene de los excesos del invierno y nuestros órganos de eliminación se encuentran favorables a eliminar lo que sobra, lo que no sirve. Poco a poco vamos dejando atrás las cocciones más densas y comenzamos a apostar por preparaciones más frugales, que llevan nuestra energía hacia afuera.

La desintoxicación es un proceso que requiere mucho trabajo para nuestro organismo, pero que luego aporta muchísima energía y vitalidad. Ayudar a nuestro hígado, pulmones, intestino, riñones y piel es un buen propósito.

¿Habías oído hablar de la chlorella?

La chlorella es una microalga unicelular proveniente de océanos y lagos, compuesta básicamente por su núcleo y clorofila. De hecho, se trata del alimento existente más rico en clorofila, que es la sustancia verde que protagoniza la fotosíntesis en las plantas.

La chlorella constituye una altísima fuente de proteínas fácilmente absorbibles y también posee una extraordinaria cantidad de minerales y vitaminas.

Tiene varios beneficios para la salud, entre ellos, ayuda a regenerar y reparar los tejidos orgánicos, a fortalecer el sistema inmunitario, nos protege de la radiación y es un gran depurador del hígado. Esta alga es un gran apoyo para los procesos depurativos y de oxigenación del organismo.

También está vinculada a la prevención de enfermedades y a detener o revertir procesos inflamatorios. Se utiliza en el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas como alzhéimer o párkinson.

La dosis recomendada es de 5 gr diarios para notar sus efectos depurativos y energizantes. Suele consumirse en forma de suplemento o en polvo, lo que nos permite utilizarla en recetas como batidos, zumos o cremas.

Chupito detox

El chupito detox lleva: 1/2 manzana verde pelada y cortada, 1/2 limón pelado y cortado, 1 trozo de apio (de unos 5 cm) y 1 cucharadita de café de chlorella (polvo).

Esta alga es un gran apoyo para los procesos depurativos y de oxigenación del organismo

Prepararlo es muy fácil: en un extractor de zumos, solo hay que ir añadiendo manzana, limón y apio de a uno, hasta conseguir el zumo. Al final añades la cucharadita de chlorella y remueves.

  • Tómalo de golpe. Es ideal para acompañar el desayuno.

Y no te olvides de lo más importante

Los superalimentos son un apoyo maravilloso para este tipo de procesos de limpieza. Sin embargo, como siempre me gusta recordar, solo tienen sentido en un contexto de hábitos y alimentación limpia.

  • El primer paso para ayudar a nuestros órganos a depurarse es dejar de lado todo lo que ensucia a nuestro organismo: harinas, aceites de mala calidad y procesados en general. El alcohol y el tabaco son grandes enemigos de nuestro hígado. Como también los medicamentos.

Además, la naturaleza ya nos ofrece alimentos muy depurativos, que deberíamos aprovechar. Brotes verdes como la rúcula, los berros o el diente de león, espárragos, rabanitos… todos ellos con afinidad por el hígado. La alimentación debería ser fundamentalmente vegetariana y más en estas épocas.

Es un buen momento para prolongar los ratos de ayuno, realizar actividad física al aire libre, y alinearse con las horas del día: funcionar durante los ratos de luz, descansar por la noche.

RECOMENDADO POR
Sol Natural

Sol Natural alimentación ecológica bio eco actual distribuidor

Autora: Pilar Rodrigáñez, Técnica Superior en Dietética

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Marzo 2021

1 Comentario

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here