El mes de mayo hace coincidir dos fechas muy señaladas en el calendario: por un lado, el Día Mundial del Comercio Justo y, por otra parte, el fin del estado de alarma. El lento pero creciente ritmo en el proceso de vacunación de la población ha despertado el optimismo de la sociedad, que por fin comienza a ver una luz de esperanza para superar a una pandemia que ha cambiado para siempre nuestras vidas.

El Comercio Justo, principal ‘ingrediente’ de una reconstrucción post-COVID basada en la Justicia Social

La Covid-19 no ha sido una crisis más, sino que nos ha puesto a prueba como sociedad y hemos podido comprobar las múltiples carencias y desigualdades que existen. Esta vez, a diferencia de anteriores crisis, debemos evitar que «acaben pagando los mismos de siempre», como se suele decir en estos casos, y afrontemos todos juntos el camino de la recuperación, siendo justos con los que menos tienen y aquellos más vulnerables.

El Comercio Justo y la Economía Solidaria

Desde Fairtrade, sello líder mundial de Comercio Justo, se han adherido a la campaña que promueve afrontar una recuperación económica más humana y sostenible, convocada por entidades internacionales como la Organización Mundial del Comercio Justo (WFTO) y la Oficina de Defensa del Comercio Justo (FTAO) e impulsada en nuestro país por la Coordinadora Estatal de Comercio Justo.

Bajo el lema «Reconstruyamos con justicia», las entidades que nos hemos sumado a esta campaña buscamos, precisamente, que la recuperación de la economía y el comercio en la era post-COVID priorice los Derechos Humanos, la protección del planeta y se base en los valores del Comercio Justo y la Economía Solidaria.

Creciente apuesta por el comercio local por parte de la ciudadanía

La crisis del coronavirus nos ha dejado muchas lecciones y aprendizajes. Existe una ligera tendencia a que el consumidor apueste por el comercio local y de proximidad, una clara muestra de la solidaridad de la sociedad con su entorno más próximo. Por otra parte, nuestra experiencia es que el aumento de productos certificados y marcas con sello Fairtrade de Comercio Justo ha seguido creciendo en 2020 pese a las grandes dificultades económicas y, en particular, del sector de la hostelería, uno de los más perjudicados.

Es necesaria una reforma de los sistemas impositivos para incentivar los productos de Comercio Justo, orgánicos y los procedentes de cooperativas y empresas sociales

Esto nos señala el camino a seguir para superar este mal trago cuando antes y recuperar la normalidad que tanto echamos en falta en nuestras vidas. No obstante, creemos que es necesaria una reforma de los sistemas impositivos para incentivar los productos de Comercio Justo, orgánicos y los procedentes de cooperativas y empresas sociales. La pandemia constituye un punto de inflexión hacia otro modelo económico y comercial más equitativo y sostenible.

El papel de las grandes empresas

Hasta aquí he señalado los ‘pequeños grandes gestos’ que nosotros, como individuos, tenemos a nuestro alcance para, poco a poco, construir una sociedad más justa e igualitaria, pero las grandes empresas tienen también un papel muy destacable para avanzar cuanto antes en una reconstrucción justa tras superar la COVID-19. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030 son el mejor instrumento que pueden aplicar para avanzar y contribuir a ello, señalando aquellas metas en las que cada empresa debe mejorar. Por otra parte, también es necesario aprobar una legislación que garantice que todas las empresas respetan los Derechos Humanos, laborales y medioambientales a lo largo de todas sus cadenas de producción en cualquier parte del mundo.

Es necesario aprobar una legislación que garantice que todas las empresas respetan los Derechos Humanos, laborales y medioambientales

Precisamente, no debemos olvidarnos del medioambiente en el proceso de reconstrucción tras la pandemia. En relación con la emergencia climática, se hace imprescindible que los gobiernos adopten objetivos nacionales para reducir drásticamente las emisiones de CO2 y se cumplan los Acuerdos de París. También pedimos que se promueva un modelo agroeconómico que evite la sobreexplotación de los recursos naturales y respete los límites del planeta.

En definitiva, no cabe duda de que esta crisis pasará, pero no nos olvidemos de las injusticias y desigualdades que existen en la sociedad y #ReconstruyamosConJusticia.

¡Por un Comercio más justo, responsable y sostenible!

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Mayo 2021

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here