Que la comida china está de moda no es una novedad, ya hace años que lo está, pero lo que no se conoce tanto es el uso del glutamato en sus elaboraciones para potenciar el sabor de las mismas.

Glutamato, el controvertido quinto sabor
123rf Limited©tang90246.
Ajinomoto es el nombre comercial del producto de glutamato monosódico (MSG) original de la empresa

¿Por qué se usa el glutamato?

Un menú barato que la gente consume con fruición, con escaso valor nutritivo y poco sano. Nada que ver con la gastronomía tradicional china. La comida china que sirven se elabora para el gusto occidental, tanto en productos como en forma de preparación. Se ofrece una amalgama de verduras y carnes diversas que flotan en ingente cantidad de salsa agridulce densa y viscosa, y que están aderezadas con una sobredosis de glutamato cuyo único fin es potenciar su sabor. La gastronomía china tradicional, al contrario, tiene muchas bondades nutricionales, poca grasa, y nada de salsas indigestas, que únicamente buscan ocultar la deficiente calidad de muchos de los ingredientes que contiene el plato.

El uso abundante del glutamato genera problemas de salud

Una comida copiosa en glutamato pasa factura inmediata sobre la salud. Media hora después de comer empiezan las molestias que duran sobre dos horas y que luego desaparecen. Dependiendo de la persona los síntomas varían, siendo habituales dolor de cabeza, náuseas, mareos, vómitos, entumecimiento, sofocos y ardores en cuello y espalda, presión en la cara, hormigueo en sienes, nuca, cuello o brazos. Un conjunto de síntomas diversos que en función de la sensibilidad al glutamato se sufren. Se le conoce como complejo sintomático por glutamato monosódico (MSG), cuyo responsable es el ingrediente que condimenta los platos de forma masiva, también muchas paellas y demás en otros tipos de restaurantes, el glutamato.

Glutamato monosódico

El glutamato monosódico es la sal de sodio del ácido glutámico. La forma ionizada del ácido glutámico es el glutamato, uno de los 20 aminoácidos que forman parte de las proteínas. El ácido glutámico es un aminoácido muy abundante en la naturaleza, encontrándose en la mayoría de alimentos que contienen proteínas. Es un aminoácido no esencial que nuestro cuerpo produce y que cumple funciones metabólicas principales. Es vital en el proceso de síntesis de proteínas, en el transporte de la energía en el organismo y como estimulante del sistema inmunológico. Desempeña un papel importante en la síntesis de distintos aminoácidos, como la ornitina, arginina, prolina e hidroxiprolina. El glutamato es el neurotransmisor estimulante más importante del sistema nervioso central.  Junto a la vitamina B6 es precursor del neurotransmisor GABA, principal inhibidor del sistema nervioso central en mamíferos, de acción sedante y tranquilizante.

El glutamato también se produce naturalmente y lo hallamos en una gran variedad de alimentos. Lo encontramos en tomates, queso, setas, algas, fermentados, en gran cantidad de frutas y verduras, carne, pescado y leche. Tiene un sabor específico y peculiar que se conoce con el nombre de umami. Es el quinto sabor básico, junto al dulce, salado, ácido y amargo. Umami en japonés significa sabroso.

MSG, el aditivo alimentario E621

A diferencia del glutamato, el MSG es muy fácil de absorber ya que no está unido a moléculas de proteínas que requieren de digestión previa para liberarlo. Es un polvo cristalino blanco que se asemeja a la sal de mesa. Se compone de agua, sodio y glutamato. Intensifica el sabor de los alimentos, característica que lo hace tan popular en la cocina asiática y en la industria alimentaria mundial. Es un aditivo alimentario con número E621, clasificado como potenciador de sabor. Aumenta el sabor por lo que se utiliza como saborizante de sopas, guisos y salsas, caldo en pastillas, snacks y aperitivos, productos cárnicos, platos preparados… En la UE se permite la adición de glutamatos hasta un nivel máximo de 10 g/kg de alimento.

A diferencia del glutamato, el MSG es muy fácil de absorber ya que no está unido a moléculas de proteínas que requieren de digestión previa para liberarlo

La UE obliga por ley a declarar en el etiquetado el uso de ácido glutámico y sus sales. Así, el ácido glutámico tiene el código E620, mientras que sus sales glutamato monopotásico (E622), diglutamato de calcio (E623), glutamato monoamónico (E624) y diglutamato de magnesio (E625). Prohíbe agregar estos potenciadores de sabor a la leche, grasas y aceites emulsionados, pastas, productos de cacao y chocolate, y a los jugos de frutas.

Glutamato, el controvertido quinto sabor
123rf Limited©Hanna Kuprevich. Glutamato ingrediente presente en las hamburguesas

La ingesta diaria promedio de glutamato monosódico en EE.UU es de 0,55 a 0,58 gramos por kilo de peso, mientras que en Japón y Corea del Sur es de 1,2 a 1,7 g/kg. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha determinado un nivel de ingesta diaria admisible (IDA) segura para el ácido glutámico y derivados usados como aditivos alimentarios. Dicha cantidad es de 30 mg/kg de peso corporal por día para los seis aditivos. La IDA es la cantidad máxima de una sustancia que una persona puede ingerir sin que cause problemas de salud.

La EFSA fija el nivel de seguridad del MSG entre 2 y 3 gramos diarios, ya que dicha dosis está por debajo de la toxicidad detectada en estudios clínicos. La dosis letal está establecida entre los 15 y 18 gramos por kilo de peso corporal. Así mismo, establece que el síndrome por MSG se puede producir a dosis muy altas, a partir de los 42,9 mg/kg/día. A priori, parece del todo improbable llegar a ingerir tal cantidad a través de alimentos preparados o comida de restaurante.

Pero el cuerpo humano trata el MSG de la misma manera que al glutamato, y esto hace que actúe en el organismo como un neurotransmisor excitador. Para las personas sensibles al MSG es un estimulante de las células nerviosas que les causa los síntomas físicos descritos. Esto hace que algunos autores lo califiquen como una excitotoxina. Está claro que el MSG es un aditivo innecesario, que no aporta nada, y que a muchas personas les afecta en su salud. Razón suficiente para eliminarlo de la dieta.

Autor: Raúl Martínez, Dietista-nutricionista, biólogo

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Julio 2021

1 Comentario

  1. Ha siglos que se sabe que el glutamato monosodico es carcinógeno, y mucho. Intereses de los dueños de la patente y a saber cúales más dieteticos evidencian su uso casi generalizado en comida barata y realmente BASURA.

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here