El desayuno es una de las tomas alimentarias más significativas del día, por dos motivos. Aporta energía después de ocho o más horas de ayuno, y porque suele ser por la mañana cuando se afrontan las tareas más intensas del día como trabajar o estudiar. Es sustancial que comporte un aporte nutricional completo de micro y macronutrientes.

5 alimentos en el desayuno para despertar con energía
123rf Limited©mahirates

Desayuno saludable y energético

Si el desayuno se desdobla en dos tomas, deben complementarse. Si las prisas de primera hora impiden comer a mesa puesta, se toma una fruta o zumo y se complementa con un bocadillo saludable a media mañana. Y viceversa, si se desayuna un buen muesli variado con yogur o unas tostadas con paté y leche de soja, en la pausa una fruta será suficiente. Lo ideal no es tener un único modelo estandarizado, sino ir variando a lo largo de la semana para asegurar todos los elementos de una dieta variada. Es todo lo contrario de una bomba de cafeína y azúcares, que provoca un pico de energía y una bajada con fatiga en poco rato.

Carbohidratos de combustión lenta

Los cereales integrales son la mejor opción. Los copos de avena, arroz, maíz, mijo o quinoa se toman hervidos o tostados. El pan integral, de centeno, espelta o trigo, en forma de tostadas o de bocadillo. Son la alternativa saludable a los famosos “cereales para el desayuno”, super procesados, refinados y endulzados.

Proteínas

Tradicionalmente se ingieren en forma de huevos o de lácteos como leche, yogur, queso o kéfir. La bebida, yogures y tofu de soja son buenas opciones, así como los quesos y patés vegetales con garbanzos, sésamo, anacardos, almendras y levadura de cerveza.

Lo ideal no es tener un único modelo estandarizado, sino ir variando a lo largo de la semana para asegurar todos los elementos de una dieta variada

Grasas vegetales

Carecen de colesterol y suelen ser insaturadas, como el aceite de oliva o paté de aguacate sobre una tostada integral. Frutos secos, pipas y semillas son imprescindibles. Aportan ácidos grasos esenciales y, en el caso del lino, la chía, el cáñamo y las nueces, omega 3.

Vitaminas

Las frutas frescas y las bayas son la mejor fuente de vitaminas antioxidantes A y C. Enteras, en batidos o en zumos recién exprimidos. La vitamina E se halla en los frutos secos y pipas, las del grupo B en los cereales integrales y la levadura nutricional, la D en los lácteos enteros. 

Minerales

Además del calcio de los lácteos y de las bebidas vegetales enriquecidas, lo hay en las naranjas, el hummus, las frutas desecadas, como los higos, y los frutos secos. Las semillas, el sésamo y las pipas de girasol y calabaza aportan además magnesio, fósforo y oligoelementos como hierro, zinc y selenio.

Autora: Mercedes Blasco. Nutricionista, Máster en Nutrición y salud

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Agosto 2021

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here