Las legumbres son unas de las grandes representantes de nuestra dieta mediterránea y existen varios motivos para consumirlas de forma regular.

Nutricionalmente, todas tienen en común que poseen una gran cantidad de proteínas de origen vegetal, un alto contenido en carbohidratos complejos –almidón y fibra- y poca grasa. Además, poseen unas cuantas ventajas.

plato de pasta de legumbres

5 ventajas nutricionales de las legumbres

1. Son protectoras frente al síndrome metabólico

Y previenen el sobrepeso. Debido a su alto contenido en fibra y almidones, las legumbres liberan sus carbohidratos al torrente sanguíneo de forma muy lenta, lo que evita los indeseados picos de insulina. Además, son muy saciantes y reducen la reabsorción intestinal de colesterol.

2. Son grandes aliadas para el tránsito intestinal

Su riqueza en ciertos tipos de fibra, como los galactooligosacáridos o el almidón resistente tipo 3, las convierte en una herramienta muy terapéutica para conseguir un correcto vaciado intestinal.

3. Sí, las legumbres poseen proteínas de alta calidad

Cada una de nuestras comidas debería contener una buena proporción de proteínas. Las legumbres son ideales para cubrir requerimientos en dietas veganas y vegetarianas y también para diversificar las fuentes proteicas en dietas omnívoras.

La soja, los garbanzos y algunos tipos de judías contienen todos los aminoácidos esenciales, es decir, la proteína completa.

4. Son fuente de hierro y otros micronutrientes fundamentales

Grandes aliadas para prevenir la anemia. Si quieres mejorar la absorción de su hierro, lo mejor es combinarlas con buenas fuentes de vitamina C en la misma comida.

También contienen buenas cantidades de otros micronutrientes como folatos, calcio y sustancias antioxidantes (polifenoles).

5. Alimento económico

Esto, aunque no toca la esfera puramente nutricional es una gran ventaja, sobre todo porque es una excelente alternativa en los menús de comedores de colegios o instituciones en donde el presupuesto podría hacer peligrar la calidad nutricional de los alimentos.

Aprende a cocinar las legumbres para hacerlas más digestivas

Con estas 3 acciones: remojo toda la noche, cocción con una hoja de laurel y servirlas con un buen chorro de vinagre y especias carminativas como comino o hinojo, además de hacerlas más digestivas, las estarás haciendo más nutritivas.

Por otra parte, si acostumbramos a nuestro microbiota intestinal a digerir legumbres de manera progresiva, este se irá especializando y potenciaremos el tipo de bacterias especializadas en digerirlas, los bacteroides. La dieta vegetariana potencia este tipo de bacteria y, por tanto, favorece la capacidad de gestionar las legumbres.

Si tomas pasta, que sea de legumbre

Para esos días en que te apetece preparar una rica pasta o simplemente necesitas una solución rápida, la pasta de legumbre puede ser una excelente alternativa. Es mucho más interesante que la que se elabora a partir de harina de trigo y más fácil de digerir, además de que se prepara más rápido y no contiene gluten. Eso sí, siempre acompáñala de una buena ración de verduras y grasas, por ejemplo, aceite de oliva, aceitunas o semillas, para conseguir mayor saciedad y asegurarte de que la energía llegue de forma continuada y estable, sin picos.

Y, como siempre, cómprala de buena calidad, de origen ecológico, así podrás asegurarte que los ingredientes están libres de tóxicos y su producción es respetuosa con el medio ambiente.

RECOMENDADO POR
Sol Natural

Autora: Pilar Rodrigáñez, Técnica Superior en Dietética.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Septiembre 2021

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here