La conserva de tomate es una de las más características de la cosecha y hay muy diversas versiones y trucos.

Cómo se hace la conserva de tomate
123rfLimited©sevablsv

Distintas formas de preparar la conserva de tomate

Aunque hay varias opciones, te explicamos dos de las más comunes y fáciles de hacer en casa.

Conserva en botes

Usa botes de vidrio de cierre hermético. Puedes reciclar botes de mermelada o de legumbres. Es importante que las tapas cierren bien. Una vez que los botes están llenos tápalos herméticamente, apretando. Los colocas en una olla alta y los cubres de agua completamente. Ponlos a calentar, y cuando el agua empieza a hervir mantén el hervor durante 20-30 minutos, sin que queden descubiertos en ningún momento. Luego apaga el fuego y deja enfriar los botes completamente antes de sacarlos de la olla. Se conservan durante 6-12 meses.

  • Salsa de tomate de la abuela. Lava los tomates y córtalos en trozos. En una sartén ancha echa aceite de oliva hasta cubrir la base y pon los tomates. Añade una cucharadita de sal marina y otra de azúcar y orégano al gusto. Fríe 30 minutos, hasta que se evapore el agua que sueltan los tomates. Pasa la salsa por el pasapurés para eliminar las pieles y las pepitas antes de ponerla en los botes.
  • Salteado de tomate con verduras. Haz un salteado con cebolla, pimiento verde y zanahoria rallada. Añade los tomates rallados o bien pelados y troceados. Puedes aromatizar con tomillo y sal. Cuando se evapore el agua, llenas los botes.
  • Tomates enteros. Los mejores son los de pera, porque son más carnosos. Escáldalos un minuto en agua hirviendo y luego en agua fría, antes de quitarles la piel. Ponlos en botes cubiertos con su propio jugo y se añade una cucharadita de aceite de oliva y otra de sal marina.
  • Tomates triturados. Se pelan como los enteros y se trituran con la batidora antes de ponerlos en los botes o botellas.

La conserva de tomate es una de las más características de la cosecha y hay muy diversas versiones

Conserva por deshidratación

  • Secado al sol. Es el método tradicional. Los más apropiados son los de pera. Pártelos por la mitad, a lo largo, y espolvoréalos de sal fina. Ponlos en una rejilla con las semillas hacia arriba. Puedes cubrirlos con una tela mosquitera para evitar insectos. Déjalos secar durante 4-7 días al sol, pero retíralos por las noches, para que no tomen humedad. Guárdalos en un lugar fresco y seco en una bolsa de papel de estraza o en un bote con aceite de oliva y
  • Con horno o deshidratador. Parte los tomates por la mitad, a lo largo. Ponlos en la bandeja del deshidratador. Puedes aliñarlos con ajo, albahaca o vinagre balsámico, al gusto. Tardan unas 10 horas a 45ºC. En un horno convencional a 65ºC tardan unas 6 horas. Se rehidratan en agua en 15-30 minutos.

Autora: Mercedes Blasco. Nutricionista, Máster en Nutrición y salud

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Octubre 2021

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here