La infusión es quizá la forma más popular, cotidiana y fácil de extraer los principios activos terapéuticos de las plantas. Contribuye a combatir el frío, ayuda la digestión, a conciliar el sueño y, en general, a mantener el equilibrio hídrico. La que llamamos infusión (infuso) es la forma que se emplea para las partes blandas y secas de hojas, flores o frutos de la planta. Para las partes más duras como raíces, semillas, cortezas o tallos se ha de emplear la que llamamos decocción (decocto).

infusión y decocción
123rf Limited©robertprzybysz. Preparación de infusión.

Diferencia entre infusión y decocción

Infusión y decocción son los términos que se han popularizado, pero en realidad son los que la Farmacopea Europea utiliza para designar a dos procesos más rigurosos y controlados, con materiales especiales de extracción y que solo pueden realizar los farmacéuticos. Pero los términos, que todo el mundo en la práctica emplea para los procesos de extracción casera, son estos.

Para preparar una infusión o infuso se lleva el agua a ebullición, se apaga el fuego y se vierte la planta en el agua (en 100 ml de agua se añade una cucharada sopera rasa, unos 5 gr, pero si es una planta muy activa o con principios que en altas dosis pueden ser tóxicos, entonces solo se añadiría una cucharada de postre, unos 2 gr).

Se tapa el recipiente (para evitar que se evaporen los principios) y se deja infusionar de 3 a 5 minutos. Se cuela y se bebe el líquido resultante, que debe consumirse pronto y caliente para que no se pierdan algunos de sus principios activos.

En el caso del decocto o decocción es el mismo proceso solo que se mantiene la planta hirviendo en el agua de 5 a 20 minutos antes de apagar el fuego y después el tiempo de espera es de 15 minutos. Como en el caso de la infusión, la decocción ha de consumirse caliente y sin dejar transcurrir mucho tiempo.

Elegir bien las plantas

Es fundamental que las plantas procedan de agricultura ecológica (sin pesticidas ni abonos químicos). Si se emplean infusiones en sobres individuales, es importante tener en cuenta que los filtros sean de fibras biodegradables y no desprendan ninguna sustancia tóxica al ser calentados por el agua y que no contengan grapas, ni pegamentos, ni colorantes, ni espesantes ni aditivos.

Para esta época las plantas que ayudan al sistema inmunitario y respiratorio pueden ser una buena opción: equinácea, artemisa annua, boldo, cúrcuma, genciana, ginseng, llantén, tomillo, eucalipto y orégano, entre otras.

Sobre Biofloral

Situado en plena naturaleza, en las tierras volcánicas de Auvergne (Francia), BIOFLORAL trabaja con conocimientos ancestrales para recuperar la salud a través de la naturaleza. Produce de manera artesanal, respetando los métodos originales y las plantas son cuidadosamente seleccionadas y recolectadas.

Las Infusiones Bienestar Bio, son un ejemplo de esta cuidada selección.

  • Infusión Defensas Naturales Bio: está elaborada a base de una mezcla de plantas que ayudan al sistema inmunológico, como el tomillo y el romero. También contienen clavo, eucalipto y pino, por sus efectos calmantes de la garganta. La canela y la pimienta, por su actividad antioxidante y la angélica, por sus propiedades tónicas. Además, contiene flores de Bach que ayudan a reequilibrar trastornos emocionales y bloqueos profundos.
  • Infusión de Cúrcuma Bio: mezcla 6 especias de Oriente (cúrcuma, jengibre, cardamomo, canela, nuez moscada y pimienta negra) que ayudan a la función digestiva y hepática, así como al sistema inmune y al funcionamiento de articulaciones y tendones.

ESPACIO PATROCINADO POR
Biofloral

Logo Biofloral

Autora: Marta Gandarillas, Periodista especializada en Salud Natural, Titulada superior en Naturopatía y Terapeuta de Jin Shin Jyutsu.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Noviembre 2021

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here