El otoño nos invita a realizar una transición hacia los meses de más frío, a preparar nuestro organismo, por un lado, quitándonos de encima los tóxicos acumulados durante el verano y, por otro, consiguiendo energía de buena calidad para hacer frente a las exigencias del invierno.

Este otoño, calienta tu organismo desde dentro
123rf Limited©franz12

Consejos para el otoño

A continuación, te dejo algunos consejos simples y a la vez muy efectivos para poner en práctica en estos meses otoñales y así encontrarnos vitales y evitar enfermar durante el invierno.

Haz tu pequeño détox

Simplemente enfócate en dejar de lado aquello que ensucia tu organismo y de lo que quizás hayas abusado en los meses de calor. Cervezas y helados caen con más asiduidad en verano y el comienzo del curso es una buena ocasión para ponerles freno.

Pero, además, puedes apostar por pequeños cuidados concretos para tu hígado y así lo ayudarás a realizar esta tarea de quitarte de encima todo lo que ensucia tu organismo. Especias como la cúrcuma o el jengibre, los sabores amargos y el color verde de los alimentos también son grandes favoritos del hígado y lo ayudan a trabajar mejor.

El descanso nocturno también es un aspecto clave para la regeneración de nuestro órgano depurador.

Eleva tu temperatura corporal con ayuda de alimentos y cocciones

¿Verdad que cada vez te apetecen menos los crudos? Los alimentos de naturaleza fría y también los crudos tienden a bajar nuestra temperatura corporal y, esto que nos sentaba genial en verano, ya no nos va tan bien con la llegada del otoño y de las estaciones frías. Cocina al vapor o hervido, ve remojando las legumbres y preparando la cuchara.

Especias como la cúrcuma o el jengibre, los sabores amargos y el color verde de los alimentos ayudan al hígado a trabajar mejor

En otoño, además de ponerte más ropa, busca abrigar tu organismo con bebidas calentitas y cocciones más largas. Puedes cambiar ese termo de agua con limón y menta que te hidrataba y refrescaba durante el verano por uno con caldos, infusiones, tés… Es una de las maneras más fáciles, rápidas y reconfortantes de quitarte el frío de encima.

Apuesta por la densidad nutricional

Una gran parte de los productos alimenticios que nos rodean están pensados para ser ricos, pero no son nutritivos, más bien todo lo contrario. Nuestra dieta tiene, de forma general, una alta presencia de procesados que deben ser reemplazados por comida real, casera y alimentos que nutran verdaderamente.

Nuestro sistema inmunitario necesita la presencia de micronutrientes clave, como algunas vitaminas, minerales y antioxidantes que solo están presentes en alimentos naturales e integrales. Si has descuidado tu alimentación durante los meses de verano, aún tienes tiempo de apostar por la densidad nutricional y prepararte mejor para un invierno sin enfermedades.

Verduras de temporada, setas, especias, semillas y frutos secos aportan calorías nutritivas y tienen mucho sentido en nuestros platos porque, además, son ricas en triptófano, un aminoácido que favorecerá el buen ánimo.

Atiende a tus digestiones

Observa cómo te encuentras después de comer, cómo vas al baño, si tienes demasiados gases o huelen mal. Todo esto te dará información importante, pues del estado de tus digestiones dependerá que consigas una buena absorción de tus nutrientes, que puedas descansar, que tengas energía para funcionar correctamente. Y no olvides que en tus intestinos se aloja una gran parte de tu sistema inmunitario.

Además de elegir bien tus alimentos, recuerda descansar tu sistema digestivo entre comidas y ayudarlo con especias clave como jengibre, canela, comino y cúrcuma.

RECOMENDADO POR
Sol Natural

Autora: Pilar Rodrigáñez, Técnica Superior en Dietética.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Noviembre 2021

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí