El cumplimiento de rigurosas normas de sanidad, medio ambiente y bienestar animal en la producción de productos ecológicos es inherente a la elevada calidad de estos productos. Para cumplir con estos objetivos, es vital un sistema de certificación ecológica fiable, objetivo y riguroso. Un sistema de certificación transparente, y supervisado por las autoridades competentes. 

certificación
123rfLimited©slavkosereda. Muestra de tierra de cultivo para su análisis

Garantías de la certificación ecológica

En Europa conviven tres sistemas de certificación, el realizado directamente por las administraciones públicas, por autoridades de control público ecológico y por organismos de control privado. Todos cumplen las mismas reglas y disponen de las correspondientes autorizaciones para ejercer los controles. El sistema de certificación pública aporta adicionalmente el compromiso de responsabilidad, competencia, transparencia, rigor, integridad e imparcialidad, al realizarse por entidades sin ánimo de lucro. Catorce Comunidades Autónomas han optado por el sistema de certificación pública y la Comunitat Valenciana es una de ellas.

Agrupadas por INTERECO, trabajamos de forma armonizada con el objetivo de garantizar una competencia leal y un funcionamiento adecuado del mercado interior de los productos ecológicos, manteniendo la confianza del consumidor en los productos etiquetados como ecológicos.

El control oficial de la producción ecológica abarca toda la cadena alimenticia, producción, preparación y comercialización. También los comercios minoristas. Los controles incluyen revisión in situ de los campos, del ganado e instalaciones, del etiquetado y publicidad, con toma de muestras y revisión documental (registros, certificados, facturas).

El control oficial de la producción ecológica abarca toda la cadena alimenticia, producción, preparación y comercialización

Todos los operadores de la cadena son controlados al menos una vez al año por personal técnico cualificado. Un porcentaje de ellos es visitado adicionalmente, seleccionado en base a la evaluación del riesgo de incumplimiento. Un alto porcentaje es realizado sin previo aviso.

La norma también obliga a analizar los productos, como herramienta de control. Los controles son supervisados por personal que no ha estado en contacto directo con el operador, con el fin mantener la objetividad e imparcialidad ante la toma de decisión. Solo se certifican aquellos productos que cumplen, suspendiendo la actividad a aquellos operadores que no aportan garantías suficientes o retirando del mercado aquellos productos que no cumplen.

Los consumidores pueden confiar plenamente en que se están respetando las normas de producción ecológica cuando compran un producto ecológico, fácil de identificar mediante el logotipo ecológico de la UE. El sistema de control y certificación lo garantiza.

En colaboración con:

CAECV logo

Autora: Rosa García Ortega, Responsable del Área de Certificación y Calidad del CAECV

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Enero 2022

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí