Jesús Bastante (1961, Ciudad Real) es licenciado en Filología Clásica y su inquietud para dar una respuesta consciente a la pregunta ‘cuál es una buena alimentación’ le acompaña desde joven. Desde hace 18 años, es director de Ventas de Taifun, empresa referente en Europa en la elaboración de tofu ecológico y productos derivados.

Jesús Bastante

¿Qué significa para ti la producción ecológica?

Un trato respetuoso del suelo, del medio ambiente, de la naturaleza, del clima, unido al gusto por una alimentación sana, vital y de sabores auténticos. Todo en un contexto de relaciones humanas positivas, inspiradoras y de una economía del bien común.

¿Cómo fue tu primer contacto con ‘lo BIO’?

Nací en una familia de campesinos de un pueblo de La Mancha en un tiempo en que «lo Bio» era el «standard», el estado natural, primigenio del campo. En esa inmediatez de lo natural se cultivó mi sensibilidad durante la niñez. Con diecisiete o dieciocho años, se me abrió como un libro fascinante el mundo del vegetarianismo, del tofu y de lo bio.

«Cuanto más vegetal y ecológico es un alimento, más vital, apetitoso y saludable es su consumo y la experiencia que ofrece»

¿Consumir/producir alimentos ‘plant based’ pero no ecológicos es coherente?

Ambos atributos van juntos y se potencian mutuamente. Cuanto más primario de la tierra y menos transformado es un ingrediente o un alimento, cuanto más vegetal y ecológico, más vital, más apetitoso y saludable es su consumo y la experiencia que nos ofrece.

¿Hay greenwashing en el mundo de la proteína vegetal?

Constato una transformación excesiva y creciente en los alimentos de esta categoría. Me disgusta la profusión con que se busca la imitación de texturas, gustos y formas de la carne, con la consecuente degeneración de ingredientes naturales. El hecho de que muchos de esos productos además no sean ecológicos acentúa aún más su pobreza de contenido. Cuando los productos se definen como sustitutos de algo, pierden su naturalidad y sacrifican su identidad. La carne es carne, las leguminosas son leguminosas y el tofu es el tofu. ¡Nada más y nada menos! La atractividad, el valor y la personalidad de los productos auténticos se constata en la longevidad milenaria que ha alcanzado por ejemplo el tofu, no como sustituto de nada, sino como fuente de mucho. Todo lo que no tiene esa base de autenticidad acaba por cansar y pereciendo. Ni siquiera es necesario combatirlo.

«Me disgusta la profusión con que se busca la imitación de texturas, gustos y formas de la carne, con la consecuente degeneración de ingredientes naturales»

¿Nos podrías hablar del valor de la excelencia y premium que caracteriza el tofu de Taifun?

La base de calidad del tofu de Taifun está en nuestra cultura y cultivos. Toda la soja proviene de nuestros 130 campesinos en Alemania, Francia y Austria. La calidad proteínica de nuestras especies de soja y su adecuación perfecta a la producción del tofu son la clave, junto a nuestra vocación y dedicación al tofu mismo. Vive en nuestra marca una esencia de respeto, identificación y admiración por este maravilloso alimento que nos motiva a producirlo, a (re)crearlo y a ofrecerlo. Quizá algo parecido a lo que siente un buen maestro artesanal del tofu japonés. Aquí está la clave también para entender el entusiasmo que despiertan los productos de Taifun en los consumidores que se acercan por primera vez a ellos. Su sabor conquista el paladar y es expresión al mismo tiempo de calidad, de los valores intrínsecos de la marca.

El resto es haber sido perseverantes y consecuentes durante decenios al principio de calidad, a un saber hacer artesanal y a una calidad aseverativa de las relaciones humanas que hemos ido tejiendo con nuestros campesinos y proveedores, nuestros clientes y trabajadores.

«La calidad proteínica de nuestras especies de soja y su adecuación perfecta a la producción del tofu son la clave»

¿Qué datos esperáis obtener del proyecto1.000 jardines: A la búsqueda de variedades autóctonas de soja’, en colaboración con miles de jardineros de Alemania?

Se trata de encontrar datos que muestren la adecuación entre suelos, clima, especie de soja y calidad de tofu: en qué suelos, bajo qué condiciones climáticas crece mejor y es más productiva qué especie de soja, que a su vez permita fabricar un tofu de textura elástica, buen sabor y un blanco inmaculado. En ediciones anteriores dimos en el clavo con especies que nos permiten hoy reaccionar adecuadamente a los extremos climáticos de sequía o de pluviosidad desmesurada a los que nos enfrentamos, también en el centro de Europa. El trabajo continúa para identificar especies de soja que convivan mejor con flores, convirtiendo los cultivos en campos multicolores, nutriendo a insectos, corrigiendo la erosión del suelo y alegrando con su estética cromática al ojo humano.

Autor: Oriol Urrutia, Co-Editor y Politólogo

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Mayo 2022

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí