Que se nos caiga el cabello es totalmente normal. De hecho, perdemos entre 70 y 100 cabellos por día. Pero cuando una persona supera esta cifra, se podría tratar de un problema de alopecia.

alopecia

¿Por qué cae el cabello?

En circunstancias normales, el pelo nace, crece y con el tiempo cae para volver a nacer. Es decir, pasa por tres fases de manera cíclica. La primera (fase anágena o de crecimiento) es la más larga: dura entre 2 y 7 años, en que el cabello va creciendo poco a poco, a una media de 1 centímetro al mes, aproximadamente. Después se inicia la fase de transición o catágena, en la que el pelo se separa del torrente sanguíneo y por lo tanto deja de crecer, hasta que llega a la fase de reposo (telógena) o de caída, cuando se desprende del cuero cabelludo y cae.

La alopecia es un problema capilar asociado a la pérdida anormal del cabello

En cierto modo, su ciclo vital es parecido al de las plantas: necesita hidratación y nutrientes para desarrollarse correctamente. Estos llegan por medio del torrente sanguíneo, en forma de sangre, oxígeno, proteínas, vitaminas (A, B y C) y minerales (hierro, zinc, manganeso y silicio, entre otros). Por ello, las personas que mejor alimenten su cabello y sigan un estilo de vida saludable, lo verán crecer más sano y de manera más rápida.

Alopecia: definición y tipos

¿Cuándo estamos ante un problema de alopecia? La alopecia es un problema capilar asociado a la pérdida anormal del cabello. Habitualmente, esta se produce en la cabeza, aunque también puede afectar a otras partes del cuerpo, como las cejas, las pestañas, la barba, las axilas o incluso la zona genital. La pueden padecer tanto hombres como mujeres y tiene su origen en distintas causas:

  • Alopecia androgénica o alopecia común: producida por factores genéticos. Afecta especialmente a los hombres, aunque 4 de cada 10 mujeres también la padecen tras la menopausia.
  • Alopecia areata: aparición de calvas circulares en algunas zonas del cabello.
  • Alopecia difusa: se suele producir una pérdida de pelo progresiva y suele asociarse a algún problema de salud general.
  • Alopecia cicatrizal: caída del pelo localizada en algunas zonas donde los folículos pilosos han resultado dañados.
  • Alopecia fibrosante: localizada en la zona frontal de la cabeza, desplazando el nacimiento del pelo cada vez más lejos de la frente.
  • Alopecia universal: abarca zonas más extensas del cabello. Puede llevar a dejar todo el cuerpo sin presencia capilar, como consecuencia de una enfermedad autoinmune.

Es importante acudir a un especialista en salud capilar que nos ayude a identificar la causa y encontrar los tratamientos adecuados. Puedes conocer más sobre alopecia en IMD.

Soluciones para la pérdida de pelo

Ahora bien, no siempre que se cae más cabello de lo normal se debe a una alopecia permanente. Existen diversos factores que pueden generar una caída excesiva temporal, como el estrés, problemas hormonales, situación de embarazo o parto, efectos secundarios de algunos medicamentos o padecer ciertas enfermedades.

Por ello, si detectamos una pérdida excesiva del pelo debemos acudir a un especialista en salud capilar, que nos ayude a identificar la causa a fin de solucionar la problemática con tratamientos adecuados, desde los primeros síntomas hasta la calvicie más avanzada.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Agosto 2022

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí