La tiroides es una glándula situada en el cuello que se encarga de fabricar las hormonas que regulan el metabolismo y controlan funciones como la frecuencia cardíaca, el crecimiento, la producción de proteínas, la velocidad con la que se queman las calorías, etc. Sin embargo, en algunas circunstancias su función puede verse alterada, dando lugar a alteraciones como el hipotiroidismo. Veamos cómo se produce este trastorno, sus síntomas y los alimentos prohibidos en caso de hipotiroidismo.

¿Qué es el hipotiroidismo?

El hipotiroidismo, también llamado tiroides hipoactiva, se desarrolla cuando la glándula tiroides no es capaz de producir suficientes hormonas para cubrir las necesidades del cuerpo. Estas, encargadas de las funciones metabólicas, cardiovasculares, digestivas y neuronales del organismo, entre otras, dejan de funcionar correctamente, produciendo una disminución global de la actividad del cuerpo.

Normalmente su desarrollo es muy lento y progresivo. Entre los síntomas más comunes se encuentran la debilidad, dolor muscular y articular, sensación de lentitud, cansancio, reducción del apetito, problemas para tolerar el frío, tristeza, apatía o depresión, disminución de la capacidad de concentración, aumento de peso, hinchazón, estreñimiento, piel o cabello seco, somnolencia o bocio (un agrandamiento de la tiroides). En casos más extremos, puede provocar insuficiencia cardíaca o respiratoria. No obstante, la sintomatología es muy variable y puede manifestarse clínicamente de forma diferente en cada persona. En general, afecta más frecuentemente a las mujeres y, en muchos casos, a partir de los 50 años de edad.

Gluten, soja, azúcares y alimentos ricos en aditivos y toxinas son alimentos desaconsejados o prohibidos en caso de hipotiroidismo

En cuanto a sus causas, el origen del hipotiroidismo puede residir en un trastorno autoinmune conocido como enfermedad de Hashimoto, a la inflamación de la glándula tiroides, la extracción quirúrgica de parte de esta o el déficit de yodo.

Hipotiroidismo y alimentación: alimentos a evitar

El déficit de yodo es una de las causas más comunes de hipotiroidismo primario. Se trata de un nutriente esencial para que la tiroides funcione correctamente y sin él, nuestro cuerpo no puede sintetizar la hormona que modula la actividad metabólica de la mayor parte de las células del organismo (tiroxina). De ahí la importancia de una alimentación equilibrada y variada en el control de la actividad de la tiroides.

El yodo es un elemento presente sobretodo en pescado y marisco, así como las algas, la sal marina sin refinar o la guayaba. De modo que serían alimentos recomendables en caso de hipotiroidismo. No obstante, hay algunos alimentos desaconsejados para los pacientes con hipotiroidismo. Se trata de aquellos que, tras asimilarse, interfieren en la producción normal de las hormonas tiroideas, ya que tienen la capacidad de bloquear la absorción y la utilización del yodo en la formación de estas.

A grandes rasgos, los alimentos a evitar en caso de hipotiroidismo son:

  • Gluten: el sistema inmunitario ve el gluten como un agente a atacar, por ello, excluir esta variedad de alimentos de la dieta ayuda a prevenir complicaciones. Por otro lado, se ha observado una relación directa entre el gluten y el daño a la tiroides, debido a que los alimentos ricos en gluten dificultan la absorción de elementos como el yodo o selenio, necesarios para la síntesis de las hormonas tiroideas.
  • Soja y derivados: ya sea en forma de leche, yogur, salsa o proteína (tofu), la soja es rica en isoflavonas que alteran la glándula tiroides, inhibiendo su producción, especialmente en pacientes con deficiencia de yodo.
  • Azúcares: el hipotiroidismo altera los niveles de glucosa, de modo que los pacientes pueden desarrollar una resistencia a la insulina. No se recomienda el consumo de alimentos con azúcar, ni tampoco sustituirlos con otros edulcorantes o harinas refinadas, que pueden afectar negativamente a la glucemia.
  • Vegetales crucíferos: brócoli, col, coliflor, kale, repollo, coles de bruselas, y en menor medida, espinacas, zanahoria, nabo o rábano, e incluso algunos frutos secos como los cacahuetes. Los alimentos de la familia de las crucíferas presentan sustancias como el isotiocianato, el glucosinolato y el tiocianato, que dificultan la absorción de yodo y, en consecuencia, empeoran los síntomas del hipotiroidismo, por lo convienen a los pacientes de hipotiroidismo por falta de yodo. Una opción para consumirlos sería tomarlos con precaución, de forma moderada, y siempre cocinados o fermentados, pero no conviene comerlos crudos.
  • Aceites vegetales: algunos aceites vegetales (girasol, maíz, colza) son inflamatorios y pueden bloquear la función de las hormonas de la tiroides.
  • Carnes embutidas: son ricas en nitritos y nitratos y, consumidas de manera excesiva y sin moderación, pueden generar complicaciones metabólicas, como el hipotiroidismo, así como alterar la salud cardiovascular.
  • Alimentos ricos en aditivos y toxinas: conservantes, colorantes y potenciadores de sabor, así como alimentos que acumulan toxinas y residuos de pesticidas pueden tener efectos negativos en la tiroides. En su lugar, se recomienda incorporar abundantes frutas, verduras y cereales integrales de producción ecológica, ya que estos son libres de agro-tóxicos (pesticidas y antifúngicos) y se cultivan empleando fertilizantes naturales y el nitrógeno fijado por las plantas leguminosas.

La alimentación es una pieza fundamental en los casos de hipotiroidismo, tanto para paliar y minimizar sus efectos, como para evitar que estos se agraven

Hábitos saludables y consejo profesional

Como vemos, la alimentación es una pieza fundamental en los casos de hipotiroidismo, tanto para paliar y minimizar sus efectos, como para evitar que estos se agraven. Del mismo modo que adoptar hábitos de vida saludables, como por ejemplo practicar ejercicio suave diariamente, puede marcar la diferencia en la calidad de vida de los pacientes de hipotiroidismo. No obstante, cada caso y el tratamiento del hipotiroidismo siempre deben ser supervisados por profesionales de la salud.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Septiembre 2022

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí