El agua es un elemento imprescindible para la vida. Una buena hidratación, junto a una dieta saludable y equilibrada, permite que todos los procesos de nuestro organismo funcionen correctamente. Por ello, es necesario beber agua a menudo, en función de las necesidades individuales y las circunstancias en que nos encontremos.

hidratación
123rf Limited©volurol

El agua, esencial para el correcto funcionamiento del organismo

En cada célula y en cada órgano del cuerpo humano hay agua. Es la base de la sangre, la orina, el sudor, la saliva… y todos los fluidos que producimos. Es esencial para que el organismo lleve a cabo funciones vitales, como contribuir a la regulación normal de la temperatura corporal.

La falta de agua puede conducir a la deshidratación: una situación que se produce cuando no se tiene suficiente en el cuerpo para poder mantener un correcto funcionamiento del organismo. Como consecuencia, el cuerpo reacciona causando sed, o dejando la boca seca. De ahí la importancia de mantenerse correctamente hidratado.

El aporte de agua procede principalmente del consumo de líquidos, pero también mediante alimentos sólidos como las frutas, las verduras y las hortalizas. Por ello, beber la suficiente cantidad de agua es tan importante como seguir una dieta saludable y hacer ejercicio para disfrutar de un buen estado de salud. La hidratación puede complementarse con otras bebidas como zumos naturales o infusiones, pero estas nunca deben considerarse como sustitutas del agua.

Es recomendable beber entre 1,5 y 2 litros de agua repartidos en diferentes tomas a lo largo del día

Recomendaciones para una buena hidratación

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es recomendable beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día repartidos en diferentes tomas a lo largo del día. El consumo debe ser constante: antes, durante y después de las comidas. Además, factores como la edad, la actividad física o las condiciones ambientales influyen en la cantidad de agua que debemos tomar.

Debido a que el agua favorece la termorregulación, es especialmente importante hidratarse en circunstancias de calor. Resulta fundamental aumentar la ingesta de agua especialmente en verano y beber con frecuencia, aunque no tengamos sed: el cuerpo empieza a deshidratarse antes de tener sed, por lo que es recomendable tomar la delantera en este sentido y proporcionar al organismo agua antes de que este lo pida. Gracias a la variedad de formatos del agua Bezoya, disponer de agua mineral a lo largo del día es muy sencillo. ¡Ya no tienes excusa para estar bien hidratado!

También se debe prestar atención en casos de ejercicio físico intenso. Al ejercitar nuestro cuerpo, un gran porcentaje de la energía producida para la contracción muscular se libera en forma de calor, que es necesario eliminar mediante mecanismos como la sudoración. Durante el proceso se eliminan grandes cantidades de agua (y también sales minerales) que se deben reponer. Si es importante beber agua en circunstancias normales, más aún en estos casos.

Beber suficiente cantidad de agua contribuye a mantener la funciones físicas y cognitivas normales. Bezoya es un agua de mineralización muy débil, con un residuo seco muy bajo de 27 mg/l. Su consumo te ayudará a alcanzar las recomendaciones diarias.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Noviembre 2022

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí